Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 05 de junio de 2015cermi.es semanal Nº 170

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Cronistas Crónicos

Beatriz Prieto, directora de Comunicación de Down España

"No hablamos de discapacidad, hablamos de personas"

05/06/2015

Blanca Abella

Beatriz pasó por delante de las oficinas de Down España cuando andaba buscando un empleo. Dejó su currículum y, tras un proceso de selección, ocho años después continúa trabajando en esta entidad. No cree en las casualidades, de alguna manera tenía que pasar por allí y formar parte de este mundo. De hecho Beatriz habla del Síndrome de Down como lo haría cualquiera de los profesionales de este sector, incluso los familiares que conviven con estas personas, creen en ellas y luchan por su inclusión. Su trabajo le apasiona y le ha descubierto un mundo nuevo, le ha abierto la mente.

Beatriz Prieto, directora de Comunicación de Down España Piensa un poco antes de contestar, pero lo tiene claro, informar sobre el Síndrome de Down es tan simple como contar verdades, “Down España cree mucho en la comunicación, que está basada en la veracidad de los hechos”, explica. “No somos markéting ni hacemos venta de nada, contamos lo que hacemos y cómo lo hacemos”.
 
Cuando llegó a esta entidad asumió todas las responsabilidades de la comunicación: “En Down España me han permitido un espacio para mi creatividad y autonomía, para el diseño de estrategias, de campañas, uno se siente bien, yo que soy creativa me siento bien. Tienes la posibilidad de aportar y sugerir cosas”. Pero antes de ponerse en marcha se empapó de esta realidad y se encerró unos meses en la lectura apasionada de todo lo que encontraba en torno al mundo del Síndrome de Down, porque entendía que esa era su labor y porque además le apasionaba y se sentía ya implicada en él: “Trabajas con personas y sientes una responsabilidad importante porque parte de su inclusión, de su visibilidad, depende también de tu trabajo”. 
 
Y tras ocho años, Beatriz es tajante cuando habla de su trabajo: “Lo que hacemos es realmente darles la visibilidad que necesitan para que la sociedad conozca cómo son. Nosotros no creamos personas con Síndrome de Down para los medios de comunicación y la sociedad. Esas personas existen, trabajan, estudian, pero no tienen visibilidad si no les ayudamos. En la estrategia de comunicación de Down España intentamos captar la atención de los medios en diferentes temas que le pueden interesar, pero no hablamos de discapacidad, hablamos de personas”. 
 
Beatriz Prieto, directora de Comunicación de Down EspañaTiene una buena relación con los medios de comunicación, con los demás periodistas y cree que la discapacidad, el Síndrome de Down, ha logrado hacerse real, evidente y visible en muchos espacios. “Si algo ha habido bueno en esta crisis es un cambio de valores, se ha ido dando cabida a personas que antes estaban más apartadas, no eran personas consideradas como consumidores en una sociedad de consumo, tampoco eran considerados válidos profesionalmente… se ha visto finalmente que estas aportan cosas diferentes. Es un cambio en la sociedad”. 
 
Y todo eso, finalmente, se traslada a los medios, o incluso los medios lo trasladan a la sociedad gracias al trabajo de personas como Beatriz: “Recuerdo la primera vez que un medio dijo ‘Down España’, fue la primera vez que se reconoció a esta entidad como una ONG suficientemente importante como para poner su nombre en un titular. Antes no éramos como Unicef o Cáritas, ahora sí. Ese reconocimiento de la ‘marca Down España’ fue un primer paso. Luego hemos tenido que ir ganando espacios”.
 
Beatriz afirma con total seguridad y satisfacción que “no cambiaría por nada del mundo la experiencia vivida en Down España, este trabajo me ha regalado una forma diferente de ver la vida, me ha abierto la mente”. Y por eso le resulta fácil, cómodo y muy importante trasladar esa experiencia al resto de la sociedad: “Desde Down España intentamos poner en valor lo que ellos aportan a la sociedad. Ellos cambian tu manera de ver el mundo. Cambiaron la manera de ver el mío, de sus familias… hay estudios que dicen que donde hay una persona con Síndrome de Down trabajando, la gente relativiza los problemas y mejora el ambiente”.
 
Siempre le llamó la atención la información social, incluso cuando comenzó a  trabajar en medios más dirigidos al consumo ella buscaba el enfoque social. En una de esas incursiones, llegó hasta la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), conoció un poco el entorno de las entidades lucrativas y quiso ampliar ese mundo. Tras seis meses trabajando en la fundación “cambió mi forma de ver la comunicación”.
 
Y casualmente, o no, terminó trabajando en otra entidad no lucrativa, en un entorno social. “Lo primero que me extrañó al llegar a Down España es la manera tan diferente de hacer las cosas respecto a la empresa privada. En un primer momento me parece menos exigente, diferente, ahora no lo veo tan distinto”. 
 
Beatriz Prieto, directora de Comunicación de Down España con la Reina LetiziaComo tampoco aprecia tantas diferencias en las personas con Síndrome de Down: “Son personas que tienen capacidades diferentes, algunas mucho mayores que el resto, por ejemplo la generosidad. Son increíblemente amables y agradecidas, aunque no se puede generalizar, como ocurre con cualquier persona. Pero destacaría su esfuerzo y su generosidad, no solo te ofrecen lo que tienen, son generosas dando amor. Tienen valores que hoy son muy necesarios en esta sociedad”.
 
Ellos y sus familias son ahora parte de su mundo, “allí donde vaya la discapacidad formará parte de mí y de mi trabajo”, asegura. Y elogia la labor del sector y de las familias que lo componen: “Está absolutamente profesionalizado en estos momentos y el movimiento del Síndrome de Down está formado por familias inquietas, que buscan más para sus hijos y no les ponen límites. Todavía les queda mucho por luchar y ellos se sienten así”. 
 
Beatriz recuerda muchos momentos dulces, importantes, decisivos, en estos 8 años, como el Premio Cermi.es 2013 en el apartado de Medios de Comunicación, “es como el Oscar de la discapacidad, el mayor reconocimiento que puede tener una persona”. O aquella entrevista que un joven con discapacidad, Jorge, le hizo a la entonces ministra Leire Pajín: “Fue un momento súperespecial. Él tuvo el atrevimiento de preguntar incluso a la ministra por la ley del aborto. Ahí ves que las personas con Síndrome de Down aportan mucho, se pueden salir del guión y ser coherentes”.
 
En fin, cuéntanos un caso de éxito entre las personas con Síndrome de Down, solicitan a veces los periodistas. Entonces ella les pregunta: “y, ¿qué es el éxito?”. Le piden, por ejemplo, que hayan conseguido algo muy importante a nivel laboral y ella contesta con naturalidad: “Que una persona con Síndrome de Down esté en un despacho como el de Uría, es un éxito. Que una persona con Síndrome de Down viva en Collado Mediano y venga cada día a trabajar a Hortaleza cogiendo dos autobuses, metro y un desplazamiento andando, es un éxito. Que una persona con Síndrome de Down que ha tenido unas dificultades enormes de aprendizaje haya conseguido trabajar en una empresa ordinaria de reponedor, es un éxito. El éxito es la superación personal, lograr la mejor versión de uno mismo”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España