Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 21 de mayo de 2021cermi.es semanal Nº 437

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Crónica

IX Conversatorio de la Fundación CERMI Mujeres.

El desafío de las nuevas tecnologías para mujeres y niñas con discapacidad

17/05/2021

Rafael Olea

Las nuevas tecnologías brindan oportunidades a las mujeres y niñas con discapacidad, pero también suponen un inmenso desafío. Quedar excluidas de ellas –es decir, caer en la brecha digital– no solo constituye exclusión, sino también privarse de sus servicios y ventajas. A la vez, conllevan riesgos y exigen constante aprendizaje, puesto que cuando se universaliza una tecnología, enseguida queda desfasada ante otra que la sustituye. Los expertos que participaron en el Conversatorio “El desafío de las nuevas tecnologías y la sociedad de la información para las mujeres con discapacidad” mostraron las claves para acabar con estas desigualdades y barreras.

Una mujer con unas gafas de realidad virtual, ante una pizarra con datos. Foto S. Hermann F. Richter en Pixabay.“La tecnología evoluciona con una rapidez impresionante y cada vez tenemos más desarrollos tecnológicos que forman parte de nuestro día a día. Cuando creemos que hemos alcanzado la accesibilidad de las tecnologías, aparecen otras nuevas tecnologías que las desfasan”, afirmó la experta en Discapacidad e Inclusión de la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea, Inmaculada Placencia.
 
“Por ejemplo, desde los años noventa, cuando empezaba Internet, comenzamos a tener ‘interfaces’ gráficos que presentaban un reto importante, pero cuando se ha alcanzado la solución –a su accesibilidad–, aparecen nuevas fórmulas tecnológicas, como la inteligencia artificial, las transacciones o la digitalización”, explica Placencia, quien añade la importancia de que las mujeres con discapacidad “vean reflejadas sus necesidades y sus preferencias en el uso de las tecnologías”.  
 
Placencia hizo estas declaraciones en el IX Conversatorio de la Fundación CERMI Mujeres “El desafío de las nuevas tecnologías y la sociedad de la información para las mujeres con discapacidad”, moderado por el director de cermi.es y director general de Servimedia, José Manuel González Huesa; y realizado con motivo de la celebración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (17 de mayo).
 
José Manuel González Huesa.
En este encuentro también participaron la vicepresidenta de Igualdad, Recursos Humanos y Cultura Institucional, e Inclusión Digital del Grupo Social ONCE, Patricia Sanz Cameo; la facultativa del Cuerpo Nacional de Policía, Carmen Pavón; el director de Innovación Ciudadana del Consorcio para el Desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento “Fernando de los Ríos”, Alberto Corpas; y la directora ejecutiva del CERMI Estatal y secretaria del Patronato de la Fundación CERMI Mujeres, Pilar Villarino.
 
Los expertos participantes en el conversatorio coincidieron en la necesidad de paliar la brecha digital, que afecta con mayor incidencia a las mujeres y niñas con discapacidad y que provoca exclusión, al dificultar o impedirlas el pleno acceso a las nuevas tecnologías.
 
“Hay un claro componente de género”, precisó Villarino. “Las nuevas tecnologías son una oportunidad y un riesgo, pero la brecha digital se manifiesta de manera más virulenta en las mujeres, cuyo mayor índice de pobreza provoca que tengan menos acceso a herramientas esenciales para acceder a Internet”, añadió la directora del CERMI.
 
Villarino también insistió en la necesidad de protección: “Una vez más las mujeres y niñas con discapacidad se presentan como las personas con mayor riesgo de sufrir situaciones delictivas en relación con las nuevas tecnologías". 
Pilar Villarino, durante su intervención.
 
En este sentido, la directora del CERMI destacó que “hay diferentes vías para combatir o prevenir” los ciberdelitos. Entre ellas destacó la “formación”, para que mujeres y niñas sean conscientes de sus derechos, así como la necesidad de denunciar cualquier situación de discriminación o acoso. Villarino también mostró su confianza en avanzar, junto a fiscalía y policía, “en revertir todas estas situaciones que, sin duda, son absolutamente sangrantes, al aprovecharse de una situación de mayor vulnerabilidad de las mujeres y niñas con discapacidad”. 
 

Delitos

 
La representante policial describió los principales delitos que se cometen a través de las nuevas tecnologías contra la mujer. Además, precisó que se dispone de un equipo especializado para atender en todas las provincias cualquier tipo de abuso, acoso o conducta delictiva; a la vez que animó a denunciarlos. “Estamos especializados en violencia doméstica, de género y sexual. Tenemos toda la actividad procedimentada, de manera que las víctimas son igualmente tratadas en todo el territorio nacional”, afirmó.
 
Pavón precisó que “la violencia de género en Internet no es otra cosa que la continuación de las violencias que tienen lugar en las calles, en las universidades o en las casas”.
 
Entre los delitos más habituales que sufren las mujeres y niñas con discapacidad, la representante policial detalló el ‘hacking’ (acceder a un dispositivo de manera ilícita y coger contenido privado, como fotografías o vídeos), la ‘sextorsión’ (chantaje a una persona y exigir imágenes o vídeos con desnudos o actos sexuales, y/o amenazar con su difusión), el ‘stalking’ (conductas de acoso que menoscaban la libertad y la seguridad de la víctima, como revisar publicaciones en redes sociales, incluir en ellas mensajes cariñosos sin consentimiento, presionar para eliminar a personas de la lista de contactos…) o el ‘grooming’ (en el que un adulto, con intención sexual, se hace pasar por menor para ganarse su confianza). 
 
“Todas estas conductas –anteriormente descritas- deben y pueden ser denunciadas, y están castigadas por el Código Penal. Y en todas ellas, las víctimas con algún tipo de discapacidad son las más afectadas, y en su mayoría son mujeres”, afirmó Pavón.
Alberto Corpas.
La representante de la Policía informó que se puede denunciar en cualquier comisaría, así como también notificar estas conductas a la Unidad de Atención a la Familia y Mujer a través del correo electrónico, del teléfono 091, de las redes sociales del Cuerpo (Twitter y Facebook) o del canal Youtube, en el que hay vídeos con información accesible para personas con discapacidad.
 
Pavón también recordó la app ‘Por mi’, herramienta para concienciar, informar y denunciar; y en la que aparecen ejemplos de situaciones violentas, lo cual permite reconocerlas más fácilmente. Además, muestra recursos para superar las situaciones de violencia e incluye enlaces directos a los teléfonos de denuncia 016 y emergencias 112. 
 
El director de Innovación Ciudadana del Consorcio para el Desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento “Fernando de los Ríos” destacó que las mujeres y niñas residentes en ámbitos rurales se enfrentan a estos mismos problemas y, además, a una mayor brecha digital consecuencia de la falta de conectividad existente en buena parte de la España vaciada.
Captura de la presentación de la Policía Nacional.
 
Según Corpas, “las mujeres en el mundo rural presentan una problemática diferente a la de otros entornos”. Para remediarlo, puso como ejemplo la aplicación de diferentes soluciones en cada municipio, adaptándose a las necesidades concretas de las mujeres y niñas.
 

Educación y trabajo

 
Otro aspecto importante de la mayor brecha digital en las mujeres y niñas con discapacidad está en la pérdida de oportunidades que esta conlleva en aspectos básicos como la educación o el mundo laboral. 
 
“Si la tecnología no es accesible, eso no es solo una barrera de entrada, sino que te puede expulsar del mercado laboral”, afirmó la vicepresidenta de Igualdad, Recursos Humanos y Cultura Institucional, e Inclusión Digital del Grupo Social ONCE.
 
Sanz destacó el valor que las nuevas tecnologías han aportado a las personas con discapacidad, y puso como ejemplo una herramienta de Microsoft que permiten escanear una imagen y que se verbalice lo que hay reflejado en ella; algo de gran importancia en personas ciegas o con discapacidad visual. Sin embargo, recalcó la necesidad de una plena accesibilidad, “puesto que si tenemos un acceso incompleto, tomaremos decisiones a partir de esa información incompleta”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España