Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 07 de octubre de 2011cermi.es semanal Nº 5

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Mujer

Ya no hay excusa para los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad

03/10/2011

Mario García

Evitar la discriminación o falta de igualdad y garantizar que se respeten en la práctica sus derechos, a partir de una herramienta que sirva a "activistas y responsables políticos". Éste es el objetivo del 2º Manifiesto de los Derechos de las Mujeres y Niñas con Discapacidad de la Unión Europea, editado recientemente por la Procuradora General del Principado de Asturias, en colaboración con el CERMI y el Foro Europeo de la Discapacidad (EDF).

Ana Peláez, comisionada de Género del CERMI y presidenta del Comité de Mujeres del EDF, fue la encargada de elaborar el primer borrador de este documento, que fue adoptado por la Asamblea General del Foro Europeo de la Discapacidad en Budapest (Hungría) los pasados 28 y 29 de mayo y que toma como principal referencia la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Peláez explica que "se tenía constancia de que en los últimos tiempos se había ido tomando cierta consideración en relación a la mayor discriminación o falta de igualdad de las mujeres y niñas con discapacidad en ámbitos de la política social, pero, generalmente, ni las organizaciones de personas con discapacidad, ni las organizaciones de mujeres, ni siquiera las instancias dedicadas al diseño de políticas sociales sabían cómo incorporar esa perspectiva de género en las políticas de discapacidad o de cómo incorporar la discapacidad en las políticas de género".

El 2º Manifiesto, que cuenta con el respaldo del Lobby Europeo de Mujeres, revisa la primera edición de este documento, aprobado hace 14 años, y está dirigido a responsables políticos y personas implicadas en el movimiento asociativo de la discapacidad, y está escrito en clave de demandas.

El documento incluye 18 áreas temáticas, que procura aludir a los artículos de la Convención de la ONU y responder a cinco cuestiones clave: presentar la situación de las mujeres y niñas con discapacidad en ese ámbito, incorporar sus demandas en los que se refiere a su atención directa, proponer mejoras en el entorno comunitario, plantear estudios e investigaciones que serían precisos para conocer la situación específica de esa población, y esbozar un somero análisis de las cuestiones legislativas de mayor interés en el tema.

Reivindicaciones

Igualdad y no discriminación, concienciación y medios de comunicacion, accesibilidad, situaciones de riesgo y emergencias humanitarias, violencia contra la mujer, vida en la comunidad, derechos sexuales y reproductivos, educación, salud, trabajo y empleo, empoderamiento y liderazgo; acceso a la cultura, al deporte y al ocio, y cooperación internacional son algunas de las áreas principales del Manifiesto.

Así, el capítulo de igualdad señala que todas las disposiciones legislativas, políticas e iniciativas en materia de discapacidad o de género deben tener en cuenta la situación específica de las mujeres con discapacidad y que la UE y todos sus Estados miembros deben revisar, modificar o derogar cualquier legislación, reglamento o costumbre que sea discriminatoria para las mujeres y niñas con discapacidad.

Otra petición es que las cadenas de televisión, las emisoras de radio y la prensa escrita desarrollen programas de formación que aborden las necesidades de las mujeres y niñas con discapacidad, en colaboración con las organizaciones representativas, y que Internet, las redes sociales y otras nuevas tecnologías no violen la integridad de este grupo social.

La accesibilidad para que las mujeres y niñas con discapacidad vivan de forma autónoma debe extenderse al entorno construido y urbanístico, el transporte, la información y la comunicación (como intérpretes de lengua de signos y documentos en Braille) y los bienes y servicios (juguetes, cochecitos de bebé para acoplarlos a una silla de ruedas...).

El Manifiesto aboga por un acceso efectivo a la justicia de las mujeres con discapacidad y que ésta no se utilice "nunca" como argumento en los trámites legales para separar a los niños de sus madres con discapacidad o a niños con discapacidad de sus madres.

El texto considera violencia contra la mujer "la esterilización forzosa y el aborto coercitivo, que deben ser erradicados y condenados enérgicamente por las autoridades competentes de la Unión Europea y de sus Estados miembro", ya que "tales actos, incluso, pueden llegar a equivaler a tortura o tratos inhumanos o degradantes, por lo que deben ser perseguidos y castigados". Además, hace una mención a la mayor violencia que sufren las mujeres con discapacidad lesbianas y bisexuales.

Más demandas. Las mujeres con discapacidad deben tener a su disposición servicios de asistencia domiciliaria, residencial y otros servicios de apoyo en la comunidad, y los servicios residenciales comunitarios tienen que ser accesibles para este grupo social.

Ana Peláez: "Las autoras de las vidas de las mujeres con discapacidad no son ellas mismas, sino otras instancias que están decidiendo por ellas"

Apostar por la educación inclusiva para que las niñas y mujeres con discapacidad acudan a centros educativos ordinarios y abogar por la formación de calidad para que éstas accedan a oportunidades de empleo son otras de las múltiples reivindicaciones del Manifiesto.

El texto incorpora la recomendación de elaborar un plan de igualdad de género. "Muchas veces las propias organizaciones de personas con discapacidad tienen esa voluntad, pero a veces no saben cómo hacerlo", apunta Peláez. 

"Toma de decisiones"

Sobre las organizaciones de discapacidad, Peláez comenta que "el CERMI danés" tiene a una persona contratada específicamente para "analizar que cualquier política y decisión de esa organización tenga incorporada la perspectiva de género y de igualdad entre hombres y mujeres", apostilla.

Y es que, para Peláez, "en general, hay una desigualdad clara y evidente en la participación en la toma de decisiones de cuestiones que afectan negativamente a mujeres y niñas con discapacidad".

"Las autoras de las vidas de las mujeres con discapacidad no son ellas mismas, sino otras instancias que están decidiendo por ellas. La principal discriminación se produce en este ámbito de la toma de decisiones", señala Peláez.

Además, Peláez subraya que la participación política de las mujeres con discapacidad en el movimiento asociativo de la discapacidad "no se produce de la misma manera que en el caso de los hombres ya que, en general, es una participación representativa, pero poco ejecutiva".

En definitiva, hay muchos ámbitos en los que seguir avanzando para que las mujeres y niñas con discapacidad puedan llevar las riendas de sus vidas. Elevar las cuestiones de género a todas las instancias institucionales, para que las mujeres tengan plena autonomía sobre sus decisiones cotidianas, ayudaría mucho a esta tarea.

  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España