Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 11 de enero de 2019cermi.es semanal Nº 329

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Francisco Vañó. Diputado.

"No nos podemos permitir el lujo de prescindir de los 4 millones de personas con discapacidad que hay en España"

11/01/2019

Rafael Olea - Imágenes: Jorge Villa.

La primera persona en silla de ruedas que alcanzó un escaño como diputado, Francisco Vañó, acaba de regresar al Congreso cargado de intenciones a favor de la discapacidad. En esta entrevista, muestra su apoyo incondicional a las principales reclamaciones del CERMI y su voluntad de "hacer visible la discapacidad desde nuevas posiciones".

Francisco Vañó.A finales de 2018 ha regresado como diputado  al Congreso de los Diputado en representación de Toledo y en sustitución de María Dolores de Cospedal. ¿Cuáles son sus objetivos en esta nueva etapa como diputado?
 
Desearía hacer visible la discapacidad desde nuevas posiciones.Tengo una pretensión que es desclasificarme de la discapacidad para meterme trasversalmente en todos los ámbitos de la vida. No hace falta ser discapacitado para trabajar -solo- en la Comisión de la Discapacidad. En esta nueva etapa desearía desarrollarme en otras comisiones parlamentarias y, por ejemplo, me gustaría hacer exteriores, para demostrar que las personas con discapacidad sirven en todos los ámbitos de la vida.
 
En este sentido, pienso en Wolfgang Schäuble, el ex delfín del presidente alemán Helmut Kohl, que iba en silla de ruedas y fue ministro. Con él, se dio un avance mundial en accesibilidad porque cuando llegaba el ministro de exteriores alemán en silla de ruedas había que tenerlo todo previsto y accesible.
 
En 2004 se convirtió en el primer diputado en silla de ruedas que accedía al Congreso. ¿Qué recuerdos tiene de aquella etapa?
 
A mí partido –el PP– hay que reconocerle valor. Ser el primer diputado en silla de ruedas fue una iniciativa rompedora y muy llamativa. Hubo quien me llamó el representante de los discapacitados, lo cual me confería cierta responsabilidad porque hay cerca de cuatro millones de personas con discapacidad en España. 
 
Para algunas personas era el diputado de la discapacidad, pero también tengo una ideología, estoy adscrito a un partido y defiendo esas siglas. Un aspecto curioso es que desde la discapacidad me decían ‘vosotros los políticos’ y, al contrario, desde la política me decían ‘vosotros los discapacitados’. No podía disociarme, pero entendí que lo mejor era defender al colectivo de la discapacidad, sin traicionar tampoco a mi partido.
 
Cuando llegó al Congreso, en el año 2004, el edificio no estaba adaptado. Hoy eso resulta inconcebible, pese a que no haya transcurrido tanto tiempo. 
 
Así es. Cuando conseguí el escaño no quería privilegios ni mejor situación. Lo que pretendía era moverme como el resto de mis compañeros. No quería más. Tengo que resaltar el trabajo de la Cámara, que tuvo que hacer algunos elementos accesibles, como una plataforma para subir a mi escaño o disponer de espacio en el aparcamiento para mi silla.
 
Recuerdo a dos personas. Concepción Tarruella, diputada por CiU, y Toni Cantó, entonces en UPyD. Cada vez que intervenía, después también lo hacían ellos desde sus escaños y decían que era para solidarizarse con el señor Vañó ‘porque no puede subirse a la tribuna’. Era un detalle, una especie de aldabonazo. Son cosas anecdóticas pero muy importantes. En el fondo es asumir que las personas con discapacidad estamos ahí, que nos hagan hueco y si lo hacemos mal, que nos retiren, pero que nos den la oportunidad.
 
¿En su vuelta al Congreso, ha encontrado mejoras en su accesibilidad? ¿Podrán algún día las personas con discapacidad subir a hablar desde el atril principal del Congreso?
 
Podemos hablar desde arriba –bancada– y abajo –espacio a nivel del suelo–, lo que no podemos es subir a esa tribuna –señalando a la tribuna de oradores–. Resulta un poco incomprensible que no pueda subir una persona con discapacidad.
 
Se han hecho adaptaciones. Por ejemplo, en la forma en que salen los micrófonos de los escaños, adaptados para Nacho Velo –el otro diputado en silla de ruedas– y para mí. También hay que tener en cuenta que el Congreso pertenece a Patrimonio Nacional y hay que conservarlo. Por ejemplo, para que yo entre en la catedral de Toledo, no vamos a romper lo que está hecho para que pongan una rampa. Vamos a buscar alternativas imaginativas. 
Francisco Vañó.
En mis primeras intervenciones me pusieron una mesa de madera corriente delante de la Tribuna. Fue una intervención digna en cuento al formato y vi buena voluntad. Un detalle fue que cuando intervine cuatro o cinco veces, me hicieron otra mesa con el detalle de hacerlo como el entorno del Congreso, en el mismo color e imitando la marquetería, lo cual agradecí. Ante eso, no me podía poner a exigir de mala forma. 
 
Casualmente recientemente Nacho Velo y yo hemos hablado con la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y nos ha transmitido que va a tratar de solucionar la accesibilidad. 
 
¿Cuáles son las medidas legislativas en las que ha participado de las que se siente más orgulloso? 
 
Hay varias que se han hecho en mi época. Por ejemplo, he sido ponente en la Ley de Infracciones y Sanciones, importante antes de la aplicación de la LISMI. También, la rebaja del IVA para las personas con movilidad reducida, que hicimos junto a CiU, las devoluciones de Hacienda o mejoras fiscales para el colectivo. ¿Podría recalcar quién tiene mucha culpa de haber conseguido estas cosas a favor de la discapacidad?
 
Por supuesto, ¿quién?
 
El CERMI. Muchas de las cosas conseguidas a favor de la discapacidad ha sido gracias al CERMI, que si no existiese habría que inventarlo.Destaco mucho también a su presidente, porque es fuente de sabiduría.Yo, que llevo 47 años en silla de ruedas, aprendo cada día de él. 
 
Y con esa experiencia de 47 años en silla de ruedas, ¿cómo valora la evolución que ha tenido la discapacidad en la sociedad española? ¿Y su futuro?
 
Soy un optimista y veo el futuro con optimismo. Tenemos que seguir el camino que llevamos andado. Hace 47 años quedarse parapléjico era como esconderte en tu casa... Los que hemos vivido aquello, vemos como ahora las personas con discapacidad tienen un mejor presente, con dificultades, pero también con más oportunidades
 
Creo que lo que más ha cambiado es el grado de asunción social de las personas con discapacidad. Eso de que ya no me escruten. Otro de los grandes avances ha sido que la sociedad ha asumido al sector de la discapacidad. Hemos mejorado en circunstancias como el acceso al empleo o a determinados servicios, como el turismo o la adquisición de vehículos. 
 
De todos modos, todavía hay mucho grado de marginación en la sociedad. Esto hay que cambiarlo. Las personas con discapacidad no queremos ser ni más ni menos, sino iguales. Tenemos que incidir en estos avances, pero también otros aspectos en los que estamos más atrasados, como es el caso de las personas con discapacidad en el ámbito rural.
 
Precisamente, con motivo de la celebración del Día de la discapacidad el pasado mes de diciembre, el CERMI reclamó un Plan Estatal a favor de las personas con discapacidad en el ámbito rural.
 
Coincido en la necesidad de este Plan Estatal. En el ámbito rural todo el mundo tiene más dificultad. Si eso lo trasladas a la discapacidad, se multiplican las carencias porque muchos de los servicios que necesitamos las personas con discapacidad, no los tienes en un pueblo.
 
En el ámbito rural hay más marginación. He sido discapacitado en un pueblo y he vivido bien, pero me sentía falto de cosas. No tenía los mismos servicios y eso influía. Creo que es muy buena idea este Plan Estatal. 
 
¿Qué opina sobre la petición del CERMI de regular la invasión de patinetes eléctricos e impedirlos circular y estacionar sin control sobre las aceras?
 
Esto es necesario regularlo, no solo por las personas con discapacidad, sino también por los mayores, niños o, incluso, el resto de peatones. Por este motivo, hemos presentado una iniciativa parlamentaria pidiendo que se regule. 
El diputado Francisco Vañó.
Comparto la petición del CERMI y, por ello, estuve presente en la movilización de protesta que convocaron en enero. 
 
El CERMI también denuncia que la esterilización forzosa de personas con discapacidad es una grave violación de los Derechos Humanos.
 
Sobre la esterilización, defiendo la postura del CERMI. No sé qué opinión tiene al respecto el PP, pero defiendo la postura del CERMI. 
 
También hubo un informe en 2018 de un grupo de expertos de Naciones Unidas que denunció que la segregación de personas con discapacidad dentro la enseñanza española también es un ataque a los Derechos Humanos.
 
Sí. Hay cosas bonitas, feas y regulares. La vida es compleja y para entenderla, tienes que conocerla; y para conocerla, tienes que convivir. Se puede llegar a un punto de equilibrio. Hay que buscar alternativas, echarle imaginación. Hay que pensar que si uno de esos niños –segregados de la educación ordinaria- fuese el tuyo, ¿qué dirías? Seguro que querrás que se integre. Si desde pequeños se aprende a convivir –con la discapacidad- se entenderá mejor y se mejorará la inclusión social. 
 
Además, no nos podemos permitir el lujo de prescindir de los 4 millones de personas con discapacidad que hay en España. Tenemos mucho que aportar.
 
Una de sus primeras acciones en el Congreso fue interpelar a la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sobre la X Solidaria en el Impuesto de Sociedades.
 
El 0,7% de la X Solidaria significaría un aldabonazo para poder financiar y asegurar el funcionamiento y la sostenibilidad de organizaciones que permiten la evolución y la integración social de personas en riesgo de exclusión. La X Solidaria es necesaria.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España