Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 20 de mayo de 2016cermi.es semanal Nº 213

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Radiografía de la discapacidad en España – Informe Olivenza 2015

Algo más de empleo y escasez en el hogar de la discapacidad

20/05/2016

Blanca Abella

El informe Olivenza, de más de 700 páginas, “es un gran contenedor de información, que pretende ser útil más por los datos que recoge y sistematiza que como objeto propio de análisis”, según señalan los sociólogos Antonio Jiménez Lara y Agustín Huete. Se trata de un instrumento de trabajo útil, pero del que se extraen también algunas conclusiones: en el empleo, según los datos del estudio, se detecta un crecimiento de la tasa de actividad en personas con discapacidad, aunque lento y todavía lejos de la población general, y en indicadores sociales, destaca el dato según el cual los hogares en los que habitan personas con discapacidad tienen el doble de posibilidades de estar en condiciones insalubres o con escasez de recursos.

Construcción de juguete y ladrillo simulando el hogarEl Informe Olivenza es un documento que el Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED) elabora para elevar al Consejo Nacional de la Discapacidad en cumplimiento de lo dispuesto en artículo 73.2 del Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre. Hasta ahora se han realizado informes en 2010, 2014 y 2015 y en la actualidad se está preparando el de 2016.
 
“Se trata de un documento que tienen como objetivo la medición de la inclusión social de la población con discapacidad, con una base fundamentalmente estadística, es decir, cuantitativa”, afirman Antonio Jiménez Lara y Agustín Huete, sociólogos y coordinadores del informe Olivenza. Aunque la estructura va evolucionado año a año, se mantiene la idea de presentar información estadística lo más actualizada posible, pero además ofrece información específica sobre legislación, empleo, género y población con discapacidad en Extremadura, ya que el gobierno de esta comunidad autónoma es impulsor del OED.
 
El Informe Olivenza 2015 aborda los siguientes contenidos:
  • Cambios en el marco normativo de la discapacidad
  • Medición estadística, análisis demográfico e inclusión social de la discapacidad a partir de diversas fuentes y siguiendo el Sistema de Indicadores propio desarrollado por el OED
  • Mercado laboral y discapacidad, con el apoyo de Odismet
  • Gasto público en discapacidad
  • Discapacidad y uso de TIC, con el apoyo de la Fundación Vodafone
  • Población con discapacidad en Extremadura: demografía, inclusión y uso de TICs
 
“El informe contiene muchísimos datos, y eso hace complicado destacar alguno de ellos”, según explican los coordinadores del mismo, que afirman: “es un gran contenedor de información, que pretende ser útil más por los datos que recoge y sistematiza que como objeto propio de análisis”. 
 
De todas formas, cabe destacar que en el informe 2015, como novedad, se ha incorporado un estudio específico sobre el uso que las personas con discapacidad realizan de las tecnologías de la información y comunicación, que ha patrocinado la Fundación Vodafone. Por otra parte, la Fundación ONCE a través de Odismet (Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo), ha aportado un apartado específico sobre inserción laboral de la población con discapacidad, que tendrá continuidad también en futuros informes.
 
Sombra de mujer caminando sobre una rampaEl segundo capítulo del informe, 'Cambios en el marco normativo de la discapacidad. La aplicación de la Convención y la gestión de la crisis', detalla de manera amplia y generosa, en casi 200 páginas, los cambios normativos sucedidos en un año en el ámbito estatal y en el autonómico. El informe realiza un extenso repaso de las novedades legislativas y así lo explican Jiménez Lara y Huete: “Este análisis se centra fundamentalmente en la adaptación de nuestra normativa a la Convención de Naciones Unidas sobre Discapacidad, que es el marco legislativo de referencia en la actualidad. Obviamente, en un ámbito tan detallado, hay muchas novedades. En el informe se dedica un apartado específico a la Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia (BOE 23 julio 2015), que contempla la no discriminación por discapacidad”.
 

Hogar y empleo

 
Ya en el capítulo tercero, el informe actualiza los datos fundamentales sobre inclusión social de la población con discapacidad a partir de las fuentes estadísticas disponibles. Es difícil encontrar variaciones notables a corto plazo en grandes cifras poblacionales, según los sociólogos encargados de coordinar el estudio, si bien “es destacable que en este informe se ha podido completar información de algunos indicadores, gracias a la incorporación de datos procedentes de la Encuesta sobre integración social y necesidades sociales de la Fundación Foessa y ello nos ha permitido conocer, por ejemplo, que los hogares en los que viven personas con discapacidad tienen el doble de posibilidades de estar en condiciones insalubres, o con escasez de recursos materiales o de equipamiento básico, que el resto de los hogares”.
 
El capítulo cuarto, referido a “Mercado de Trabajo y Discapacidad en España”, ha sido elaborado en colaboración con Odismet, el observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de la Fundación ONCE. Odismet es una iniciativa de Fundación ONCE cofinanciado por el Fondo Social Europeo y gestionado por FSC Inserta, cuya finalidad es la de convertirse en el referente de consulta sobre todo lo relacionado con el binomio discapacidad y mercado de trabajo. 
 
En este sentido, según el informe Olivenza, se aprecian algunos aspectos dignos de destacar, ya que los datos reflejan que “la tasa de actividad del colectivo presenta un lento crecimiento, aunque todavía se encuentra lejos de la población general”, explican Jiménez Lara y Huete. Además, y al igual que en el caso de las personas sin discapacidad, la tasa de actividad es superior en hombres que en mujeres (39,9 frente al 34,3%), si bien esta última también ha crecido en los últimos años. Desde el punto de vista de la edad, las tasas más elevadas de actividad se registran entre las personas de mediana edad, acentuándose la brecha de actividad entre la población con discapacidad y sin discapacidad en los grupos de mayor edad. El 35% de la población activa con discapacidad se encuentra en situación de desempleo.
 
El capítulo 5, sobre el gasto público, incorpora una metodología de medición del gasto novedosa, que se ha puesto en práctica por primera vez en la edición de 2015 de manera experimental. Según concluyen sus coordinadores, “con grandes variaciones territoriales, el gasto total de las administraciones públicas dedicado a discapacidad se sitúa ligeramente por debajo del 1% del gasto total”.
 

Las TIC y sus complejidades

 
Imagen de un teclado de ordenadorEl Informe Olivenza 2015 contiene además un capítulo novedoso, relativo a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), elaborado en colaboración con la Fundación Vodafone para analizar la implantación de las TIC entre las personas con algún tipo de discapacidad.
 
De acuerdo con los datos de la investigación que se recoge en el informe, aproximadamente el 50% de las personas con discapacidad usan Internet. Este porcentaje es superior en el caso de las personas con discapacidad visual (60,6%) e inferior en el caso de quienes tienen discapacidad intelectual (39,8%). Por otra parte, se observan grandes diferencias por edad. Así, el uso de Internet entre las personas con discapacidad menores de 45 años se sitúa en torno al 80%, mientras que entre las mayores de 65 años la proporción prácticamente se invierte, situándose en un reducido 20%.
 
La mitad de los entrevistados para este estudio expresaron como principal motivo para el no uso de Internet la ausencia de necesidad, si bien otra razón que apuntaron (especialmente las personas con discapacidad intelectual) fue que su uso es muy complejo.
 
El trabajo revela también que entre las personas que sí utilizan Internet la frecuencia de uso es alta, ya que siete de cada 10 se conectan a la Red diariamente. En cuanto a las principales actividades para las que las personas con discapacidad usan Internet son la búsqueda de información, el uso del correo electrónico (8 de cada 10), leer la prensa o acceder a contenidos audiovisuales (siete de cada 10), usar diferentes redes sociales (seis de cada 10) o descargar contenidos (5 de cada 10).
 
El ordenador es el dispositivo que más se utiliza para desempeñar estas actividades, con excepción del uso de las redes sociales, a las que se accede en mayor medida mediante la utilización del smartphone.
 
Preguntando sobre las principales mejoras de acceso y uso de Internet para personas con alguna discapacidad, aparece principalmente la barrera del precio, que la mencionan algo más de la mitad de las personas que utilizan la Red, en mayor medida aquellas que tienen algún tipo de limitación física o de movilidad.
 
A continuación, aunque con una menor relevancia, se indica el fomento de cursos de formación específicos para personas con algún tipo de discapacidad, mejora propuesta en mayor medida por personas con discapacidad intelectual y visual.
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España