Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 26 de junio de 2020cermi.es semanal Nº 397

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Fran Sardón. Presidente de Predif

"Sería catastrófico si, como en la anterior crisis, entramos en una política de recortes"

26/07/2020

Rafael Olea

"La situación que hemos vivido con el Covid-19 ha sido un varapalo tal, que, si entramos en una nueva época de recortes, puede ser la puntilla para que el Tercer Sector desaparezca y con él numerosas organizaciones de la discapacidad", advierte Fran Sardón, recientemente reelegido presidente de la Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Predif). Por ello, pide una salida de la crisis sin recortes y anuncia como grandes objetivos impulsar la figura del asistente personal, asegurar el pleno cumplimiento de la ley de Accesibilidad Universal, modificar la Ley de Propiedad Horizontal y mejorar las prestaciones económicas del sistema de dependencia.

El presidente de Predif, Fran Sardón.Ha sido reelegido presidente de la Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Predif). ¿Qué objetivos se marca en este nuevo mandato?
 
En este nuevo periodo, hay tres objetivos muy definidos. La confederación Predif se ha caracterizado por promover un proyecto de vida y ciudadanía para las personas con discapacidad, y para ello nos hemos centrado en la figura del asistente personal.
 
A través de tres congresos internacionales de asistencia personal (2017 en Valladolid, 2018 en Sevilla y 2019 en Madrid), en un grupo de trabajo en el que también estaba el CERMI Estatal, hemos podido obtener información muy exhaustiva acerca de cómo queremos desde la discapacidad que se regule la asistencia personal. El gran objetivo es que este año o en 2021 consigamos que haya una regulación de la figura del asistente personal, pero también que, además, se establezcan unas normas básicas de obligado cumplimiento en toda España.
 
¿Ahora las normas son distintas según donde viva cada persona con discapacidad?
 
Así es. Ahora mismo no hay unas normas básicas. No es igual para quien está, por ejemplo, en Murcia que en Castilla-La Mancha. En una ley como la Dependencia, generadora de derechos, es contradictorio que el derecho se cambie en función de dónde se viva. 
 
¿Son permeables las administraciones a modificar el sinsentido de que los derechos difieran en función del lugar de España en el que se resida?
 
Afortunadamente, parece que sí son permeables a modificar e igualarlo. Recientemente hemos estado reunidos con el director del IMSERSO, Luis Alberto Barriga, y vimos buena voluntad en la necesidad de regular la figura del asistente personal. 
 
Nuestro primer objetivo es conseguir esta regulación. Es uno de los apoyos más importantes que van a tener las personas con discapacidad para tener una vida participativa, poder vivir en comunidad y ser ciudadanos de pleno derecho.
 
Tal vez haya alguna persona que todavía desconozca las ventajas y la necesidad de la figura del asistente personal. ¿Podría sacarla de dudas?
 
Por supuesto. La figura del asistente personal tiene muchísimas ventajas. Se trata de una persona que va a ayudar a las personas dependientes o con discapacidad a que hagan todo aquello que no pueden hacer por sí mismas. Además, es la propia persona con discapacidad la que elige quién quieres que sea su asistente personal. Esto obliga a que exista una necesaria empatía que no siempre es posible en otras situaciones, como la asistencia a domicilio.
 
El asistente personal actúa dónde y cómo necesita la persona con discapacidad, lo cual facilita su vida cotidiana. Por ejemplo, unos días puede actuar dentro del domicilio y otros acompañarla a la calle para hacer funciones básicas como compras, ir al médico, etc. La asistencia personal se caracteriza por ser muy versátil y flexible, y porque se adapta a las necesidades cambiantes de las personas. 
Fran Sardón, presidente de Predif
Otro aspecto importante es que la persona con discapacidad participa en la formación de su asistente personal. Desde Predif hemos creado formación sobre asistencia personal, con una duración de 50 horas y contenidos esencialmente sociables, basados en fomentar un modelo de vida independiente de acuerdo a la Convención de los Derechos Humanos de las de las Personas con Discapacidad de la ONU. También disponen de formación práctica. 
 
Las personas, porque tengan una discapacidad igual, no son iguales. Hay muchos apoyos desde las administraciones excesivamente estandarizados. No hacen tanto hincapié en las necesidades específicas de cada persona. Gracias a la atención personalizada, el foco se pone en las necesidades específicas de cada persona.
 
¿Y algo tan sensato, porque cuesto tanto implementarlo?
 
Venimos de un modelo que todavía no está superado, como el médico-rehabilitador, y tratamos de avanzar al modelo de los derechos humanos. En el sistema del que venimos, las personas con discapacidad no participan en la elaboración, gestación y desarrollo del modelo; lo hacían las administraciones. Ahora, estamos entrando en un nuevo modelo en el que las personas con discapacidad, de manera razonable, son partícipes. En este sistema, la asistencia personal es el apoyo que hemos diseñado desde la discapacidad para que la inclusión sea real y se cumplan nuestros derechos humanos. 
 
Supongo que una vez más, puede haber quién lo vea como un coste y no como una inversión.
 
Así es, pero lo cierto es que con la figura del asistente personal, a nivel social se mejoran los servicios que se prestan a las personas con discapacidad, y se consigue que pasemos de ser un grupo inactivo a activo. Desde luego, somos el grupo de población que más queremos participar en la vida social. La asistencia personal va a permitir a muchas personas tener una vida propia, una vida autónoma. 
 
Además, desde un punto de vista económico, la asistencia personal va a generar muchísimos puestos de trabajo de calidad que, además, no se van a deslocalizar puesto que estos se generan y mantienen en el territorio concreto donde viva la persona dependiente o con discapacidad. De esta manera, por ejemplo, se contribuirá a generar empleo y a fijar población en áreas rurales. 
 
Aparte de la asistencia personal, ¿qué otros objetivos se plantea conseguir en esta nueva etapa?
 
Uno importante pasa por ampliar la presencia de nuestras entidades en todas las Comunidades Autónomas. Por ejemplo, ahora no estamos presentes en Extremadura y País Vasco. Aparte de este crecimiento territorial, también queremos seguir avanzando y profundizando un modelo de derechos y desarrollar dos leyes que nos impiden la consecución de estos derechos.
 
¿Y cáles son estas leyes que impiden conseguir esos derechos?
 
En primer lugar, pedimos que se cumpla la Ley de Accesibilidad Universal, algo que no se hace plenamente pese a que es de obligado cumplimiento por parte de las administraciones públicas y privadas desde 2017. Es un problema no resuelto, y el principal que tienen las personas con discapacidad para materializar su inclusión social.
 
A veces, tengo la sensación de que la accesibilidad se entiende, por parte de algún político o administración, como algo menor, de segunda categoría y que no pasa nada si se incumple. Por ello, tenemos el objetivo que de forma determinante se cumpla esta Ley de Accesibilidad Universal. 
Fran Sardón, en una intervención junto al presidente del CERMI Estatal.
Además, es precisa una modificación de la Ley de Propiedad Horizontal. Reivindicamos que se facilite a las personas con discapacidad que viven en inmuebles inaccesibles que estos se transformen en accesibles. Hasta ahora, hacerlos accesibles dependía de un acuerdo de la junta de vecinos. Cuando el coste supera el pago de 12 mensualidades de la comunidad, se requiere que se apruebe en junta. Si no se aprueba en ella, como, por ejemplo, una reforma para poner un ascensor, el edificio se mantiene inaccesible. Esto obliga a muchas personas con discapacidad a ser esclavas en sus viviendas y no poder salir de ellas o depender de terceras personas para hacerlo.
 
Un tercer punto es mejorar las prestaciones económicas del sistema de dependencia. Reivindicamos un acuerdo de Estado para que la financiación sea estable y no gravosa. Hay personas que pagan hasta con un 80% de sus ingresos las prestaciones de dependencia. Tenemos que llegar a acuerdos en todo esto.
 
¿Cómo les ha afectado a crisis que ha generado el Covid-19?
 
Nos ha afectado muchísimo. Hemos vivido esta situación con muchísimo dramatismo, especialmente entre aquellas entidades que gestionan las residencias y Centros de Día. Los primeros días de pandemia fueron fatales y con máxima preocupación para nuestros residentes y trabajadores. Además, hubo una insuficiencia de material que nos llevó a situaciones muy dramáticas. 
 
Estábamos desbordados y nos vimos obligados a acudir a mercados especulativos para poder comprar material de protección necesario para prestar nuestros servicios asistenciales. Fueron momentos horribles, especialmente al principio de la pandemia.
 
Afortunadamente, actualmente hemos abierto y vuelto a prestar nuestros servicios. Trabajamos en una creciente normalidad, pero hemos tenido unos gastos terribles tras estar tres meses cerrados y sin servicios. Calculamos que el impacto económico derivado de la crisis de la COVID-19 será de 7.897.877 euros para las entidades de Predif.
 
Es muchísimo dinero el que les ha costado esta crisis. ¿Cree que habremos aprendido algo de ella?
 
Esperemos que hayamos aprendido. Sobre todo, confío en que no vuelva a ocurrir lo que pasó en la anterior crisis. A nivel humanitario, las personas con discapacidad somos población de riesgo, y lo que necesitamos es más apoyo que nunca para poder seguir adelante con nuestra actividad, poder recibir los servicios que ofrecemos y los que necesitamos.
 
Sería catastrófico si, como en la anterior crisis, entramos en una política de recortes. La situación que hemos vivido con el Covid-19 ha sido un varapalo tal, que si entramos en una nueva época de recortes, sería la puntilla para que el Tercer Sector desaparezca y con él numerosas organizaciones de la discapacidad. Quiero ser optimista, y veo que Europa está respondiendo de manera diferente –a la anterior crisis–. De la crisis, sobre todo del lado social, no se sale recortando. 
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España