Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 1 de octubre de 2021cermi.es semanal Nº 452

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Conversatorio

2021, Año Europeo del Ferrocarril ¿Accesible?

29/09/2021

Blanca Abella

Han pasado ya unos años desde que los pasajeros usuarios de sillas de ruedas eran subidos a pulso, a los vagones de tren, por ‘los chaquetas amarillas’. Sin embargo, estos pasajeros siguen sin ser autónomos y necesitan todavía de otras personas para acceder a ese vagón, aunque no sea a pulso. Los trenes, las estaciones y cada uno de los servicios que facilitan la libre circulación de las personas en este medio de transporte no son accesibles, ni siquiera está previsto que lo sean después de celebrar el Año Europeo del Ferrocarril. La accesibilidad no es un derecho para los 100 millones de europeos con discapacidad, lo es para todos.

Daniel Domínguez, asesor del CERMI en transporte ferroviario“Obviamente, el ferrocarril no es accesible”, afirma categórico Daniel Domínguez, asesor del CERMI en transporte ferroviario. Por su parte, Tatiana Alemán, directora del CEAPAT, prefiere matizar el enunciado de este conversatorio y afirma que “el ferrocarril no es totalmente accesible”. Pero, ¿es posible el matiz? ¿puede ser un servicio poco o muy accesible?, o bien, ¿se es, o no se es?
 
El resto de participantes del conversatorio, moderado por José Manuel González Huesa, director de cermi.es y director general de Servimedia, se expresan de manera parecida; entre los representantes del sector de la discapacidad las exigencias de accesibilidad son contundentes y la crítica es real y contrastada incluso por experiencias personales, y por parte de Renfe, su representante mantiene una escucha activa y una intención de mejora en una línea que defiende comprometida con la accesibilidad. 
 

Armonizar criterios 

 
Alejandro Moledo, jefe de políticas del EDF (European Disability Forum – Foro Europeo de Discapacidad), comienza su intervención aludiendo a la libre circulación como “uno de los principales derechos que tenemos como ciudadanos europeos”, y señalando que la realidad no es así para las personas con discapacidad. 
 
Alejandro Moledo, responsable de políticas sobre Nuevas Tecnologías e Innovación del EDF (European Disability Forum – Foro Europeo de Discapacidad)En la Unión Europea, en materia de ferrocarriles, afirma Moledo, “tenemos tres legislaciones principales con respecto a su accesibilidad y uno sobre los derechos de los pasajeros”. Uno de esos reglamentos establece la obligación de la accesibilidad para las estaciones, sin embargo admite excepciones muy llamativas, por ejemplo en la altura de los andenes o en los trenes de dos alturas. “Si no armonizamos los requisitos y establecemos un verdadero compromiso político para unificar la altura de los andenes no podremos nunca conseguir una accesibilidad sencilla y práctica que asegure la movilidad”, asegura Moledo, que muestra además el enfado del sector de la discapacidad cuando descubren que países como Bélgica o Alemania, en una compra reciente de trenes, no han tenido en cuenta la accesibilidad, y afirma: “Productos recién comprados con nuestros impuestos que no sean accesibles, no es de recibo”.
 
Explica este experto desde su visión cercana en Bruselas, que la armonización europea en criterios de accesibilidad es muy necesaria para que luego los operadores tengan claro esos requisitos y no cambien de un país a otro. A pesar de esto, se lamenta de que, en la última norma sobre accesibilidad, el Acta Europea de Accesibilidad, no se pudo incluir apenas nada en materia de transporte “porque los Estados miembros no querían”. Denuncia, a su vez, que “muchas veces los Estados miembros tienden a estar de acuerdo en lo mínimo y esto es muy triste, y a menudo el país que mejor sistema tiene, tiene que acordar legislaciones que no le suponen ninguna mejora y duele ver estas situaciones; tenemos que pelear por que los Estados miembros acuerden requisitos por lo alto”.
 
Finalmente, apunta que en la regulación sobre los derechos de los pasajeros el sector de la discapacidad logró una serie de demandas, como fueron: “el trainning al personal de las estaciones en materia de discapacidad; la responsabilidad de operadores respecto a sillas de ruedas, perros guía etc.; establecer un punto de contacto único para pedir la asistencia (un tema que ya estaba solucionado en España) y que se ofrezca una mayor información sobre la accesibilidad existente.
 
Una de las mejoras de esta regulación recién aprobada sobre los derechos de los pasajeros, que “es más avanzada en España”, es el margen de tiempo necesario para para solicitar asistencia en las estaciones; la nueva regulación recién aprobada este año establece 24h a partir de su entrada en vigor en 2025, pero los Estados miembros tienen la posibilidad de establecer 36h hasta 2026 (un año más de “transición”), después de 2026 todos deberán establecer como máximo 24h pre-notificación. “Ninguna de ellas es la opción que queremos, porque nosotros queremos que las personas con discapacidad puedan viajar de manera espontánea, como cualquier otra”, sentencia Moledo.
 
Marta Valencia, secretaria de Organización de CocemfeMarta Valencia, secretaria de Organización de Cocemfe, recuerda cuando “los chaquetas amarillas nos subían a pulso al tren, hace 35 años, y te colocaban a saber dios dónde”. Se ríe y se lamenta al mismo tiempo, porque han pasado muchos años y “el transporte en España se ha quedado muy atrás”, a pesar de “los avances que hay, la ingeniería que tenemos, con profesionales estupendos, me sorprende que los vagones y el material rodante lleve tantas escaleras; ahora nos tienen que subir, no somos autónomos para subir al tren, dependemos de alguien y ese alguien está en las grandes estaciones, no en el medio rural, donde no hay absolutamente nada; pero la falta de accesibilidad no es solo por el material rodante, también es en las estaciones, en los servicios que se ofrecen, en las cafeterías, salas de espera y baños…”
 
Pero el problema no se queda ahí, advierte Valencia, porque “no solo somos los usuarios de sillas de ruedas, que somos muy diversos y muy diferentes, tenemos sillas de ruedas manuales, otras eléctricas, hay quien usa scooteres, pero también hay usuarios con muletas, con movilidad reducida, incluso hay carros de niños, y hay otras discapacidades”. Añade que “las personas con discapacidad también somos consumidores y cada vez viajamos más, implicamos a familia y entorno social, etc.”. Reclama un mayor esfuerzo en el servicio de cercanías porque “el transporte ferroviario es sostenible y como eje vertebrador del territorio es fundamental y para ello es necesaria la voluntad política, pero no solo en la Administración del Estado y de las comunidades autónomas, sino también de los operadores, que nos vean como consumidores, igual de clientes que los demás”. 
 
Y finalmente apunta la importancia de formar a los trabajadores del servicio ferroviario para que entiendan que “la accesibilidad no es un capricho”, y ofrece el servicio de las entidades, “encantadas de proponer ideas y trabajar en colaboración para cualquier proyecto, con los expertos del CERMI y su Comisión de accesibilidad y todos los técnicos de las diferentes entidades de discapacidad”.
 

Estaciones hostiles

 
El ferrocarril es el transporte favorito de las personas con discapacidad, así lo entiende Daniel Domínguez, y explica que es por su “seguridad, comodidad, sostenibilidad, por todo”, pero a su juicio se produce una tremenda contradicción al comprobar que no es accesible y que, además, “hay un incumplimiento legal”. 
 
El diseño del ferrocarril no incluye a todas las personas, según este experto, y denuncia la “hostilidad” de las estaciones de tren, porque “¿en qué estación de España una persona mayor o con discapacidad puede orientarse y llegar al andén sola?, en ninguna; no hay señalética, encaminamientos, hay miles de barreras…  y resulta incluso incómodo para usuarios sin discapacidad”. 
 
Recuerda, as u vez, que “en Europa somos 100 millones de personas con discapacidad, una cuota de mercado suficiente, y cada vez más por el envejecimiento de la población, que tiene más problemas de movilidad, y me consta que Renfe internamente ha hecho un esfuerzo pero queda mucho, queda el concepto interno de la accesibilidad, porque se diseña en base a estándares, realmente no se piensa en las personas con discapacidad a priori, sino después”. 
 
Tatiana Alemán, directora del CEAPATEn consonancia con lo expresado por Marta Valencia y Daniel Domínguez, desde el Ceapat, Tatiana Alemán, asegura que “un tercio de la población española, a corto plazo, serán personas mayores de 65 años, por eso la accesibilidad debe dejar de verse como algo exclusivo de las personas con discapacidad y la necesitamos todos los ciudadanos y los servicios de transporte deben dejar de pensar exclusivamente en las personas en sillas de ruedas, aunque tampoco está totalmente resuelto para ellos, y hay que pensar en otro tipo de necesidades, abrir el abanico de servicios a todas las necesidades”.
 

Responsabilidad y trabajo en red

 
Explica que en el Ceapat “tenemos una muy buena relación con todos los gestores de los medios de transporte y hemos hecho dos documentos, uno enfocado a los intercambiadores de transporte, porque es importante que no se rompa la cadena de accesibilidad, y estamos haciendo otro documento enfocado al metro, centrado en establecer unas recomendaciones para que las páginas web y las aplicaciones móviles de estos servicios de transporte incluyan criterios de accesibilidad cognitiva y de usabilidad”. A su juicio, sería importante lograr una armonización entre las comunidades autónomas al acordar criterios de accesibilidad, a juicio de esta experta, “y eso se consigue haciendo lo que intentamos hacer en el Ceapat, trabajando en red con todos los agentes claves e interlocutores”. 
 
Santiago Fernández Barea, Director de Experiencia Cliente y Accesibilidad de RenfeSantiago Fernández Barea, Director de Experiencia Cliente y Accesibilidad de Renfe, comienza su intervención agradeciendo la invitación a este conversatorio: “Uno de los puntos en los que trabaja Renfe, pero tiene que seguir haciéndolo, es estar más cerca del mundo de las entidades que trabajáis y nos exigís esa mejora continua en la accesibilidad y participar en este tipo de sesiones es muy interesante y enriquecedor”. 
 
Apuesta por un concepto integral del servicio, es decir, “ver todo el pasillo del cliente, ese customer journey de inicio a fin, es un reto mayor y más complejo, pero es la visión correcta, facilitar a todas las personas el acceso universal y autónomo a todo el sistema y si somos buenos mejorando la experiencia de cliente de las personas con discapacidad, lo haremos bien con todos los clientes”. 
 
“Tenemos planes ambiciosos”, asegura, a pesar de que la pandemia también echó el freno al discurrir de esta tarea, “pero trabajamos con el nuevo plan de accesibilidad en todos estos retos que se han mencionado en este encuentro: las nuevas compras de material de trenes y las mejoras en las estaciones; la transformación digital, un tema crítico e importante donde tenemos iniciativas tecnologías para mejorar la accesibilidad; mejorera la formación a los trabajadores, sensibilización, divulgación en todos los colectivos de Renfe, en todas las empresas o partneres que trabajan con nosotros, porque conocer es comprender…”. 
 
Desde hace tiempo ya, “la accesibilidad es uno de los ejes estratégicos de Renfe y sin duda hay muchas cosas que mejorar, pero nuestra intención no es solo fijarnos en la responsabilidad legal, que por supuesto, sino que también es una iniciativa estratégica de la compañía y con la visión de pensar en todas las personas; la mejora de la accesibilidad es una mejora para todos los usuarios y queremos tener esa visión amplia e integradora”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España