Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 02 de marzo de 2018cermi.es semanal Nº 292

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Tercer Sector

Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)

"La creación de una ley social dotada económicamente es la única forma de que el Tercer Sector siga siendo lo que es: una pata importantísima del Estado"

02/03/2018

Beatriz Sancho - Fotos: Jorge Villa

Si bien es hija de empresarios y ha gerenciado empresas de todo tipo, cuando cruzó su camino profesional con el mundo de lo social se "enganchó" profundamente a este y lo enraizó a su vida hasta la fecha. De trato afable y conversación fácil, Paca Tricio, a pesar de su calidez, como buena lideresa, tiende a la pendencia, a la riña dialéctica, a discutir y argumentar, y evita esconder lo que piensa. Su pasión por lo social nace de su capacidad para ver las injusticias y de su fe en que, "enfocando" la mirada sobre ellas, puedan corregirse. Confiesa que trabajar para los demás es un privilegio que le da satisfacción plena y que alzará su voz mientras la tenga.

Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)¿Qué estáis haciendo desde el Tercer Sector para contrarrestar el devastador panorama que ha dejado a las entidades estatales el nuevo modelo de gestión del 0,7 por ciento del IRPF?
 
Con la situación actual, en la que las CCAA trabajan sus proyectos con el 80 por ciento de lo que se recauda y las organizaciones estatales con el 20, y lo que estamos intentando es llegar a acuerdos con el Estado, dado que somos su complemento para atender a las personas más necesitadas, porque el Tercer Sector no atiende nada más que a personas necesitadas: atendemos el hambre, la soledad, a personas con discapacidad, a personas drogodependientes... Y dado este nuevo modelo de gestión, desde el pasado 1 de enero hemos tenido que reducir todos los proyectos que veníamos realizando a nivel estatal.
 
El Tercer Sector estaba dando trabajo a más de 600.000 personas y, como consecuencia de estos recortes salvajes, en muchos casos, hemos tenido que realizar eres, incluso en algún caso las propias organizaciones han tenido que poner dinero para pagar a los trabajadores durante los expedientes de regulación de empleo. 
 
Es una situación muy delicada, pero confío en que con ayuda del secretario de estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés Sanagustín, por su voluntad escuchar y de intentar buscar alternativas, se logre una ley del Tercer Sector dotada de dinero. Necesitamos una ley del Tercer Sector dotada económicamente. Lo con conocimiento de causa porque, al principio de mi andadura en lo social, trabajé en Educación y la LODE se cayó porque no había financiación. Cuando una ley no está dotada económicamente es mejor no hacerla porque solo sirve para colgarse la medalla.  
 
La creación de una ley social dotada económicamente es la única forma de que el Tercer Sector, a nivel estatal y autonómico, siga siendo lo que realmente es: una pata importantísima del Estado, porque la Administración, a nivel estatal, no podría hacerlo por estar muy lejos de las personas.
"Cuando una ley no está dotada económicamente es mejor no hacerla porque solo sirve para colgarse la medalla"
¿Qué estáis haciendo desde el inicio de este ejercicio y qué haréis hasta que, Estado mediante, se cree esa Ley del Tercer Sector dotada económicamente?
 
Trabajar con el 20 por ciento, reducir el número de usuarios que tenemos a lo que nos permita la subvención y esperar a tiempos mejores. La consecuencia es que muchas personas se están quedando y van a quedar desatendidas. 
 
Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)¿No hay nada que se os ocurra, a nivel creativo, además de la gestación de la norma que reivindicáis de la que hablas?
 
Para hacer programas en el Tercer Sector se necesita dinero. ¿Cómo atiendes a las personas con discapacidad? Con dinero. ¿Cómo atiendes a las personas drogodependientes? Con programas que necesitan financiación. Nuestro personal está profesionalizado. El voluntariado tiene una misión importantísima porque palían, en el caso de los mayores, por ejemplo, mucha enfermedad mental. Pero muchísimo trabajo realizado en el Tercer Sector lo realizan profesionales, expertos en el ramo del que estemos hablando, y hay que pagarles. 
 
¿Qué les dirías a los contribuyentes de cara a la campaña 'X Solidaria' 2018 que pondréis en marcha en breve?
 
Animo a los más de 600.000 contribuyentes que aún no marcan la casilla 106 para fines sociales y la 105 para la iglesia simultáneamente a que, por favor, lo hagan. Marcar estas dos casillas a la vez no resta, sino que suma 0,7 por ciento + 0,7 por ciento. Además, quiero que sepan que este dinero que nos llega se dedica exclusivamente para atender a las personas, no podemos gastarlo en las estructuras de las entidades: no podemos pagar luz, mobiliario, etc. Solo puede dedicarse a proyectos que atiendan a personas. 
 
A las personas que marcan estas casillas no les cuesta nada. Es una labor estrictamente de solidaridad con las personas que atendemos en los proyectos realizados desde el Tercer Sector, tanto a nivel estatal como autonómico. De otro modo, esta parte de los impuestos se aplica para fines generales del Estado. Me gustaría que las personas que aún no marcan la X Solidaria, más de 600.000, tomen conciencia de cuánto dinero para las personas que lo necesitan significaría que marcaran las casilla 106 para fines sociales y la 105 para la iglesia simultáneamente.
 
¿Hay alguna otra manera de revocar esa proporción del 80 por ciento para las entidades del Tercer Sector a nivel autonómico y el 20 para las estatales?
 
No, no se puede porque se trata de una sentencia del Tribunal Constitucional. La Constitución dice que desde las autonomías se atiende a las personas, y el entramado estatal se dedicará a la innovación y otro tipo de proyectos. Ahí hemos metido la cabeza, pero no para atender a la misma proporción de personas que atendíamos. 
 
Cataluña lo ha ganado, el Tribunal Constitucional (TC) les ha dado la razón y hemos tenido que cumplir la sentencia después de cuatro o cinco quiebros de la Administración intentando aclimatar al máximo cada orden de ayudas para que, un año más, pudiéramos realizar nuestra labor de atender a las personas. Hasta que el TC le dijo al Gobierno que tenían que cumplir la Ley o si no hay multa. Esto comenzó el 1 de enero de 2108 hemos tenido que aplicar. 
 
¿Y en estos tres años no habéis tenido tiempo de pensar en maniobras  para situaros en un escenario mejor que el actual, que os preparara para afrontar lo irremediable: la llegada del 1 de enero de 2018, el cumplimiento de la ley?
 
No estábamos pensando en nada porque ni siquiera parecía pensarlo la propia Administración. Siempre se buscaba salir adelante y el TC no lo revocaba. Ahora va con los pies de plomo con lo que ha pasado en Cataluña. Lo terrible es que, desde el 1 de enero de 2018, hemos tenido que dejar de atender a muchas personas que antes sí podíamos atender. 
 
Nos ponemos ahora en el escenario actual. ¿Qué es lo más halagüeño que podemos ver en un futuro cercano que repare esta situación?
 
Lo más halagüeño que puede ocurrir es que se haga rápidamente la ley que ya está casi rematada, y que la donen de una partida económica que supla lo que nos ha dejado de llegar del IRPF. Y quiero que los ciudadanos entiendan que no estamos hablando del chocolate del oro, hablamos de un IRPF que suponen 250-300 millones de euros. Acaban de perdonar a las autopistas 1.000 o 1.200 millones de euros, y somos los ciudadanos los que lo tenemos que pagar que, a su vez, ya lo habíamos pagado anteriormente. 
Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)"¿Me quieren decir qué significa para el Estado 300 millones de euros para atender a las necesidades de las personas? ¡No hay equidad!. El Estado perdona más de un millar de euros a las autopistas deficitarias"
¡Y a los bancos 65.000 millones!. ¿Me quieren decir qué significa para el Estado 300 millones de euros para atender a las necesidades de las personas? ¡No hay equidad!. El Estado perdona más de un millar de euros a las autopistas deficitarias y lo tenemos que pagar los ciudadanos con nuestros impuestos. 
 
En el año 2017, casi 500 organizaciones realizaron 1.378 programas, y se recaudaron algo más de 296 millones de euros. Esto es el supuesto el chocolate del oro. La equis solidaria, que se entienda, va para todos. Este dinero es de la recaudación del 2016, y es el dinero del que dispusimos todas las organizaciones del Tercer Sector el año pasado para realizar nuestra labor. 
"En el año 2017, casi 500 organizaciones realizaron 1.378 programas, y se recaudaron algo más de 296 millones de euros. Esto es el supuesto el chocolate del oro. La equis, que se entienda, va para todos"
Hablemos de mayores y de pensiones. ¿Cómo lograr que, efectivamente, la pensión sea un derecho que garantice una vida digna?  
 
Para empezar, la pensión es un ahorro que hace el propio individuo con los impuestos que paga a la largo de toda su vida. No nos la regala nadie y parece que sí, que nos la regalan. Cobrarás el porcentaje que te corresponde por tus años de trabajo y por tu cotización. Cuanto más alto cotices y más años, más alta será tu pensión. Por lo tanto, es un derecho que hemos adquirido a través del trabajo, es decir, nadie nos los da gratuitamente.
 
Mediante un acuerdo parlamentario entre sindicatos y Gobierno, a través del Pacto de Toledo, se consolidó un sistema determinado de pensiones, en el que no voy a entrar, pero que han quebrado, lo han roto con las últimas reformas laborales. El Pacto de Toledo ni está, ni se le espera. Esto tiene que ser un pacto de Estado porque las personas jubiladas, pensionistas y con discapacidad, que algunas también cobran una pensión, tienen todo el derecho del mundo. Y si no que nos devuelvan lo que hemos recaudado para pagar nuestra pensión. Porque así se nos venden. 
 
¿Cómo es posible que las pensiones suban solo un 0,25 por ciento para más del 80 por ciento de las pensiones que tenemos en este país que, hay que subrayar, rondan en muchos casos los 500, 600 y 700 euros? Esto es vergonzoso porque les supone un incremento mensual de 1, 2 y 3 euros. ¿Sabes cuánto ha subido la luz? El 10 por ciento. ¿Y el gas? El seis por ciento. 
 
¿Sabes lo que supone el copago? Que hay mayores que no pueden tomar la medicina porque si pagan el copago no pueden comprar lo que necesitan para comer. Es indignante. ¿Qué pasa con las viudas? Se muere el marido y entienden que la mujer come menos y lo que tienen que hacer las mujeres mayores es encender menos la luz y dejar de poner la calefacción. 
 
¡Que se muera mi marido no quiere decir que yo ya no tenga derecho a seguir viviendo exactamente igual!. Aunque yo no haya trabajado, mi marido sí y lo suyo es que me dé el cien por cien de su pensión, y no el 52 por ciento. Es terrible la cantidad de personas mayores y con discapacidad que sufren a día de doy pobreza energética porque sus pensiones no suben de acuerdo con el IPC.
"Es terrible la cantidad de personas mayores y con discapacidad que sufren a día de doy pobreza energética porque sus pensiones no suben de acuerdo con el IPC"
 ¿Qué hacéis desde UDP, como miembros del Tercer Sector, para garantizar ese derecho que es la pensión y una pensión digna? 
 
Reivindicarlo y todo lo que podemos. Hay muchos que se empeñan en que salgamos a la calle a diario. Justo ahora acabamos de empezar con las movilizaciones de mayores para reivindicar nuestros derechos. Pero a la calle hay que salir cuando arrastremos a miles de personas, si no lo que conseguimos es refrendar al Gobierno, que piensa que somos cuatro gatos. Y la gente mayor es mayor. Hay personas en sillas de ruedas, con bastón, algunos no pueden andar, y a otros les da mucha, pero mucha pereza. Pero no por ser mayores, sino exactamente por lo mismo que les entra pereza a otros muchos sectores de la población, incluso a los jóvenes, a la hora de manifestarse, de salir a la calle. Parece como si nos demonizaran.
 
Efectivamente, las movilizaciones serían muy buenas para lograr nuestras reinvindicaciones y en ellas, al frente, tendrían que estar los sindicatos. Y también las mujeres mayores, que están cobrando por debajo que los hombres. Y menciono aquí el conjunto de estigmas que arrastramos: si somos mujeres porque somos mujeres, si somos mayores porque somos mayores, las mujeres mayores sufrimos también múltiple discriminación, como las mujeres con discapacidad. 
Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)"Las mujeres mayores sufrimos también múltiple discriminación, como las mujeres con discapacidad"
La Constitución dice que todos tenemos los mismos derechos, y si es cierto, no entiendo nada. La energía cuesta muchísimo y salir a la calle un número de personas mayores también. Por ello, a veces terminamos escribiendo comunicados como el último titulado: 'Cuando una mentira se quiere convertir en verdad', en el que criticamos la insistencia de mantener como verdad lo "afortunadas" que somos las personas mayores con eso que el Gobierno llama "revalorización" de las pensiones, y que no es más que un mísero cuarto de punto, el 0,25 por ciento al que vengo haciendo referencia. Por mucho que se tilde de situación "boyante" y se reitere que el poder adquisitivo de las personas mayores haya subido un 0,02 por ciento, como decimos en la nota de prensa, el hecho de repetirlo, no lo hará verdad.
 
¿Cómo podríamos evitar que los políticos sean los que decidan sobre la sostenibilidad de las pensiones cuando es algo que nos atañe a todos y cada uno de los ciudadanos?
 
No podemos. Esto es una cuestión de leyes y de política. No hay otro remedio que confiar en ellos. No tenemos otra opción. Los políticos tienen que actuar políticamente defendiendo los derechos que nos hemos ganado a lo largo de toda la vida laboral para tener una pensión digna. Y una pensión digna no son ni 500, ni 600 euros, con eso no se paga casi nada, de hecho, si estás de alquiler, ni puedes comes.
 
¿A qué está esperando el Gobierno para conciliar, para abordar ya un nuevo Pacto de Estado sobre Pensiones? ¿O acaso hay que retomar el Pacto de Toledo?
 
Claro. En principio el Pacto de Toledo ha sido un pacto donde se creó toda la estructura de las pensiones del país, y lo que pedimos es que el Pacto de Toledo, todo el espectro político del Parlamento, que son los que tienen que legislar, se siente. Porque lo del 0,25 por ciento lo hicieron a través de una ley y han destrozado el poder adquisitivo de las personas mayores. 
"Demandamos que devuelvan el poder adquisitivo a los mayores retomando el contenido anterior del Pacto de Toledo en el que se decía que las pensiones crecerían todos los años con respecto a lo que crezca el IPC"
Lo que demandamos es que revoquen esta decisión, y devuelvan el poder adquisitivo a los mayores retomando el contenido anterior del Pacto de Toledo en el que se decía que las pensiones crecerían todos los años con respecto a lo que crezca el IPC. Es decir, pedimos que recuperen la ley que ser cargaron, que vuelva a entrar en vigor para que volvemos a recuperar poder adquisitivo.
 
Dentro de esta situación indignante, ¿qué te preocupa de cara al futuro?
 
Algunos políticos se atreven a decir que los chavales jóvenes lo que tienen que hacer es ahorrar. ¿Con qué sueldo? ¿Saben acaso lo que están cobrando nuestros hijos? Sueldos de 700, 800 y 900 euros con suerte, y con contratos saltones en el tiempo. O consolidas una carrera profesional de 30 años o la pensión será mínima. Se está permitiendo que las empresas paguen por debajo de lo que digno, y se les permite sigan haciendo contratos temporales en lugar de contratos indefinidos. Y la eventualidad no hace carreras profesionales largas, así que estamos en una continua contradicción. 
 
¿Qué de nuestro presente se convertirá en nuestro peor futuro?
 
En este momento, a muchos mayores, como es mi caso, no nos preocupa tanto nuestra pensión, sino qué va a ser de nuestros hijos y de nuestros nietos. ¿Qué va a ser de ellos? O ahora mismo se ponen los cimientos para poder continuar tal y como hemos venido haciendo. O aplicamos lo que se dijo en su momento, o los jóvenes cuando se hagan mayores lo van a tener muy crudo.
"A muchos mayores, como es mi caso, no nos preocupa tanto nuestra pensión, sino qué va a ser de nuestros hijos y de nuestros nietos. ¿Qué va a ser de ellos?"
Las personas mayores peleamos por nosotros, porque no se pueden mantener pensiones tan bajas con esas subidas de en los servicios, y por nuestros descendientes. El 0,25 por ciento es pérdida del poder adquisitivo de unos 300€ anuales. Parece poco, pero no lo es. El problema son los jóvenes, en nuestras manifestaciones tienen que estar los jóvenes. Tenemos que trabajar con los jóvenes.
"En nuestras manifestaciones tienen que estar los jóvenes. Que se unan a nuestras movilizaciones porque su futuro también está en juego"
¿Qué les pide como vicepresidenta de UDP?
 
Que se unan a nuestras movilizaciones porque su futuro también está en juego. Las personas de más de 65 años ya están sufriendo las consecuencias de lo que está ocurriendo, y los jóvenes van a sufrir por lo mismo, unámonos. Pedimos que venga todo el mundo, personas de todas las edades, pues las personas mayores no solo defendemos nuestras pensiones actuales, defendemos las de nuestros hijos, por lo tanto pedimos su solidaridad. ¡Ojalá llenáramos la Gran Vía!
Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)"Las personas mayores no solo defendemos nuestras pensiones actuales, defendemos las de nuestros hijos, por lo tanto pedimos su solidaridad"
¿Qué inquietudes trasmiten a UDP los pensionistas al imaginarse en la situación de no poder pagar, por ejemplo, sus facturas de la luz o del gas que, respectivamente, han subido un 10 y un 6,2 por ciento?
 
No se dirigen a UDP, que también, si no a nuestras organizaciones locales. Pero, llegado el momento, los mayores se dirigen a sus familias porque los  mayores, en ocasiones, les hemos traído a nuestras casas para que pudieran comer o incluso a vivir con nosotros para que pudieran vivir.
 
En esas situaciones los mayores dejan de encender la luz, las estufas de gas, la calefacción… todo lo que haga falta para no gastar. Eso es pobreza energética. Y para colmo, a todos los ciudadanos y desde ya, se nos va a exigir que hagamos  todo mediante las nuevas tecnologías. ¿Está hablando en serio el Gobierno? No vamos a poder tratar con la Administración más que a través  de la tecnología. ¿Qué hará la gente mayor para pagar una conexión a internet que, además, la de nuestro país es de las más caras de toda Europa?
 
¿Cuáles son los perjuicios acarreados a las personas mayores con la reforma de las pensiones impuesta desde el año 2013 y que impuso a las pensiones el actual  índice de revalorización y el factor de sostenibilidad?
 
Pues una pérdida de poder adquisitivo salvaje. Hay personas que no pueden bfajar a comprar la medicación que le han recetado porque tienen que pagar no sé cuántos euros de copago y si la compran no tienen suficiente para comprar el pan o la comida. Ese es el perjuicio, no es solo el 0,25 por ciento, absolutamente indigno, sino que digan que con él no se pierde poder adquisitivo. Eso es mentira.
 
¿Cómo revertir estos estragos, estos percances causados por tal reforma?
 
Volviendo nuevamente a lo que contemplaba el Pacto de Toledo: que las pensiones se revaloricen según el IPC.
Paca Tricio, vicepresidenta de Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP)"Para revertir los estragos de la reforma de las pensiones impuestas desde 2013 hay que volver a lo que contempla el Pacto de Toledo: que las pensiones se revaloricen según el IPC"
¿Cómo revertir estos estragos, estos percances causados por tal reforma?
 
Volviendo nuevamente a lo que contemplaba el Pacto de Toledo: que las pensiones se revaloricen según el IPC.
 
Pero, ¿habrá que retomar los años que se han perdido?
 
Si me preguntas personalmente diré: "Virgencita, virgencita, ¡qué me dejen como estoy!". Sin embargo, hablo desde una prepotencia porque mi pensión es más alta que la media. Si puede ser retroactivo, que sea, claro. Aunque no lo creo. Y desde luego, por favor, que se tenga en cuenta -aunque yo no sé si está bien o mal salvar las autopistas-, pero con los 1.200 millones que necesitan para hacerlo, la caja de la Seguridad Social volvería a estar en condiciones.
 
¿Cómo ha de ser esa medida absolutamente beneficiosa, comodín, transversal, que beneficie a cada pensionista independientemente de la trayectoria profesional que haya tenido?
 
Hay una propuesta sobre la mesa en la que el pensionista tendría la opción de elegir los años más beneficiosos para confeccionar la pensión. Hay personas que han trabajado por buenos sueldos durante la primera etapa de su vida y después esta situación se ha revertido con la llegada de la crisis, y les ha dejado en el paro. Es decir, podrían elegir unos años de los buenos para compensar la pensión.
 
Hay que hacer números, porque hay economistas que dicen que eso no sirve para nada, y otros que dicen que eso sería la gloria bendita. Y ni lo uno ni lo otro, un término medio para que tampoco todo el mundo elija los mejores años.
 
¿Sería un descalabro para el Estado?
 
Seguramente sí. Pero primero las personas y después las cosas. Está claro que hay cosas que no se pueden parar. Yo me pregunto por qué ahora sí en autopistas y por qué no en innovación, que es riqueza para un país, o en Educación. 
 
Empleemos el dinero en cosa que enriquezcan al país y que den trabajo, porque las pensiones se consiguen a través del trabajo, no hay otra manera. Nadie te va a dar una pensión si no trabajas. Y si no tienes un sueldo digno no podrás ahorrar ni hacer planes de pensiones, que es lo que piden ahora que hagamos.
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España