Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 14 de septiembre de 2018cermi.es semanal Nº 314

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Cuarto de invitados

Arcángel, cantaor

“Creo en el riesgo y vivo en él”

Por Esther Peñas

14/09/2018

Camina entre las aguas de la tradición y el murmullo de la intuición. Canta ensanchando los moldes aprendidos. Amplifica los cánones. Sorprendió, hace años, rescatando la trilla, un palo que se cantaba en Alosno. Desde entonces nos sitúa en el ángulo del asombro. En su último trabajo discográfico, ‘Al este del cante’, se rodea de un coro de voces búlgaras –como hiciera su maestro Morente-, casi telúricas. A las palmas, a la voz, al quejío, el maestro Arcángel (Huelva, 1977).

Si tuviera que definir ahora mismo su estado de ánimo con un palo flamenco, ¿cuál sería?
 
Ahora mismo… una bulería, una bulería alegre, que también las hay tristes. 
 
¿Y el palo en el que mejor se mueve?
 
Creo que en la soleá, la seguiriya y los fandangos. Como sabes, la soleá es uno de los cantes más arriesgados, y creo que aporto algo distinto al modo de interpretarla, a pesar de que es un palo más de gente que lleva más tiempo, con más experiencia, de gente consagrada.
 
Arcángel, cantaor, junto al coro de voces búlgarasMe parece que usted habita desde hace tiempo ese territorio de los incontestables…
 
Bueno, lo que es cierto es que lo mío es vocacional, no hay otro modo de dedicarse a esta profesión. El flamenco se defiende solo, yo, por mi parte, trato de darlo todo, de ofrecer cosas distintas y de no pensar en que lo tengo todo hecho.
 
Primero Morente, ahora usted… ¿qué tienen las voces búlgaras que las distinguen de otras?
 
Tienen un sonido que te llega muy dentro, un sonido muy limpio, con una enorme capacidad e intensidad en la expresión que provocan lo que a mí me interesa, una reacción radical: que te provoquen un rechazo absoluto o que te conmuevan para siempre.
 
¿Por qué ‘Cabalgando’, el único tema del disco grabado en estudio, no se hizo en directo, como el resto de cortes?
 
Porque, en principio, no formaba parte del proyecto, fue una idea posterior, una idea que tuve. Del mismo modo que este disco es una agradecimiento y un homenaje personal a dos pilares fundamentales de lo que ha sido el nuevo flamenco, Enrique Morente y Camarón, quise hacérselo extensible a Lole y Manuel, que son dos referentes vitales para mí. Como, por desgracia, Manuel ya no está entre nosotros, quise disfrutar de la voz de Lole en el estudio. 
 
Un acompañamiento de veinte músicos y tantas voces, ¿se aleja del pellizco austero del flamenco?
 
Espero que no. Se sale del organigrama tradicional del flamenco, es cierto, pero creo que no se aleja del pellizco ni de la autenticidad; para eso trabajo, para que la autenticidad esté en todo lo que hago, con independencia de los aciertos, que a veces llegan y otras veces no. 
 
¿Cómo se reconoce la autenticidad?
 
Partiendo de que la expresión artística no tiene límites, de que cada uno la ejerce y la entiende de una manera diferente, diré, sin querer echar fuera a nadie o meter a nadie, sino para explicar qué es lo que entiendo yo por autenticidad, que es el porcentaje de flamenco que tenga aquello que hago. Esto me lo aplico a mí, claro, cada cual tendrá su concepto de autenticidad. 
 
¿Lorca es el poeta más flamenco de todos los posibles?
 
Arcángel, cantaorNo lo sé, posiblemente es el poeta al que más flamencos han cantado, sin duda, pero no tengo la capacidad de afirmar que él sea el más flamenco de todos; entiendo que hay otros poetas que pudieron haberlo sido, pero la ligazón de Lorca con el flamenco es evidente, y eso anima a mencionarlo y cantar sus textos.
 
¿Qué tiene de sagrado el flamenco?
 
Sagrado me suena a aquello que no se toca… No sé si es sagrado el flamenco, para mí lo es todo, lo llevo muy dentro… ¿De sagrado? Imagino que nada, nada es sagrado en el sentido de que no se pueda alterar, hay que abandonar esa idea de un flamenco inmutable, porque lo interesante de las cosas, lo que alimenta, lo que nos hace avanzar, es lo contrario, que la música en este caso vaya mutando para alcanzar nuevos estados. 
 
Para mí es sagrado el tema que grabó usted hace poco para el último disco de Carmen Linares, ‘Compañero’, de otro poeta muy flamenco, Miguel Hernández…
 
Muchas gracias, la verdad es que fue un precioso homenaje que hicimos Carmen y yo a Morente, tan querido por ambos, y el texto de Miguel Hernández es una joya. Sí, otro gran poeta.
 
Se sitúa en los límites, pero sin perder nunca el referente flamenco. ¿Cómo mantener ese equilibrio, cómo saber que uno no está dando un paso en falso?
 
Interpreto que cuando uno busca el divertimento y, sobre todo, el pasárselo muy bien con la música que hace, nunca hay un paso en falso, al menos espiritual y emocionalmente, aunque pueda haber un paso en falso en lo comercial. Creo en el riesgo y vivo en él, no me gusta lo inmovilista, me aburre repetir lo que ya he hecho. Y no sé si mantengo el equilibrio, lo que sí intento es, vaya donde vaya, utilizar el lenguaje del flamenco en el porcentaje más alto que se pueda. Ese es mi ancla. 
 
La autenticidad…
 
Arcángel, cantaorEso es.
 
Conoció no sé si el éxito, pero si la prosperidad temprano. En el flamenco, como en otros géneros musicales, hay algunos nombres que han sido arrasados literalmente. ¿Qué se necesita para que la carrera de uno no naufrague, para poder digerirla? 
Primero, digerir uno mismo el éxito o el fracaso que haya podido recibir, y ser muy consciente de lo que puede y quiere ofrecer antes de decidir cómo va a continuar su carrera. Hay que ser muy fiel a lo que uno piensa, que tus decisiones no atiendan a ningún posicionamiento comercial ni social. Hay que tener el coraje de que tu discurso no se modifique buscando algo que no sea el arte mismo, hay que mantenerse en el discurso en el que uno cree y en el que se ve reflejado. No hay otro modo de no naufragar. Insisto, otra cosa es el éxito comercial.
Se quedó a las puertas de la universidad. ¿Qué hubiera estudiado?
 
No hubiera sido nada original, quizás algo relacionado con la gestión cultural. 
 
¿Qué le parece que a la cantante Rosalía se le acuse de apropiación del patrimonio cultural gitano? ¿No estamos un poco tarados?
 
Es que no entiendo esa acusación, de qué dicen que se ha apropiado. La cultura está ahí para que cualquiera acuda a ella y la utilice. ¿O hacemos música para unos cuantos? ¿O la cultura es un gueto? No tiene mucho sentido.
 
¿Cuál ha sido la última canción que le ha emocionado?
 
Un tema que no tiene nada que ver con el flamenco, un dúo de Ed Sheeran y Andrea Boccelli, ‘Perfect’. No sé las veces que lo he escuchado…
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España