Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 3 de septiembre de 2021cermi.es semanal Nº 448

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios Garrigues

“El derecho está para mostrar lo invisible y lo invisible son las personas con discapacidad”

03/09/2021

Blanca Abella - Fotos Jorge Villa

En cuanto asumió su nueva responsabilidad hace poco más de año y medio, Mercedes de Prada implicó al Centro de Estudios Garrigues en una tarea apasionante que poco tiene que ver con la magia, aunque sus palabras así lo sugieran: “Hay una realidad invisible y quiero mostrarla porque las personas con discapacidad tienen mucho que aportar”. Así, la relación de este prestigioso centro con el mundo de la discapacidad se hace realidad en numerosos trabajos que contribuyen a lograr más justicia, más igualdad y, sobre todo, una auténtica inclusión.

Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesEl Centro de Estudios Garrigues nace en el año 94 para dar formación a abogados propios y externosCon los años, y el éxito en esta tarea, deciden impartir másteres y finalmente se adscriben a una universidad, y al final, el año que viene, incluso empiezan a ofrecer grados y dobles grados. ¿A qué se debe esta evolución?
 
Nuestra labor docente, basada en la excelencia, la exigencia y la ética,  forma y transforma a nuestros alumnos. Tenemos unos 300 estudiantes de toda España que vienen de un grado en una universidad y tras un año con nosotros se transforman. El trabajo aquí exhaustivo, con una metodología práctica e innovadora y con unos profesores excelentes como profesionales y como personas. La docencia que imparte nuestro claustro es absolutamente vocacional , estos profesionales están enamorados de su trabajo y su profesión y vienen aquí a transmitir esa pasión  a nuestros alumnos. Les hacen trabajar mucho, tal y como se van a encontrar en el mundo laboral, pero es muy reconfortante que se vayan tan preparados, como demuestra la contratación posterior. Es un verdadero éxito el nivel de empleabilidad de nuestros alumnos en unos momentos tan complicados como los que estamos viviendo y sólo se logra con mucho esfuerzo y compromiso.
 
Usted comienza a trabajar aquí en enero de 2020. ¿Qué es lo que le atrajo en este cambio profesional?
 
Antes fui directora del Área de Derecho en otro centro adscrito con una labor similar, pero esta oportunidad que surgió en mi vida ha sido un verdadero regalo. Mi pasión es el Derecho, me parece que es de las carreras más completas y que consigue formar a  los mejores profesionales en todos los sentidos, que acerca a la realidad social de las personas. En nuestra escuela contamos con una amplia e importante representación de alumnos becados porque  nuestras becas están destinadas a la excelencia, al talento y al trabajo, y nadie se queda sin estudiar aquí por un problema económico, damos opción a que mucha gente consiga becas, con premios, competiciones, etc. Nuestro objetivo es tener a los mejores estudiantes y dar oportunidades a todo el que haya demostrado su valía, esfuerzo y compromiso.
 
¿Cómo comenzó la alianza del Centro de Estudios Garrigues con el sector social, especialmente el de la discapacidad en la clínica jurídica?
 
Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesTengo una hija con discapacidad y he tenido que vivir esa discapacidad desde todas las perspectivas. A menudo ha sido una verdadera guerra, hemos tenido que luchar mucho, ella misma en primer lugar, creo que si puedes aportar algo desde la perspectiva profesional es de justicia hacerlo. En el otro centro implanté una metodología de aprendizaje a través de las clínicas jurídicas y fue un éxito. Conocí, preparando una monografía,  el gran trabajo de investigación realizado por el CERMI con el Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas de la Universidad Carlos III. Me llamó la atención hasta dónde se podía llegar ayudando a mucha gente y, por eso,  empezamos a trabajar con el CERMI, el Foro Justicia y Discapacidad y otras entidades del ámbito de la discapacidad.
 
Nuestras clínicas están enfocadas a la discapacidad y a las personas en riesgo de exclusión porque es el mundo más cercano, más vulnerable y con más necesidades que no están visibles en la realidad social. 
 
¿Qué acogida han tenido las clínicas jurídicas relacionadas con discapacidad en el centro de estudios Garrigues, entre los estudiantes?
 
Tengo un tipo de alumno tan implicado y dispuesto que es un verdadero tesoro. Empecé a trabajar en clínicas en pandemia e hicimos cosas maravillosas. Tenemos a los mejores profesores, que ayudan ‘pro bono’, y a los mejores alumnos, que trabajan lo que sea necesario. Lo maravilloso de esto es que ninguno de ellos, en principio, tiene idea de lo que es la discapacidad, salvo alguno que tiene un familiar cercano. Con carácter general, la discapacidad, o lo tienes cerca o no lo conoces. Pero en cuanto propuse a los alumnos las clínicas respondieron muchos de ellos apuntándose de manera inmediata y es increíble ver cómo se involucran, cómo ayudan  con sus conocimientos, energía y su generosa implicación. 
 
¿Qué aporta esa clínica jurídica a cada una de las partes interesadas?
 
Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesLa clínica jurídica me parece crucial; el hecho de que personas que se van a dedicar a la Abogacía, al mundo de los recursos humanos, a la banca y las finanzas, que son nuestros másteres por excelencia, tengan ese conocimiento de lo que es la discapacidad, es muy necesario, incluso solo con que sean conscientes de que las personas con discapacidad son absolutamente iguales, incluso mejores que las personas sin discapacidad en muchos sentidos, que tienen otros conocimientos, fortalezas, otra visión del mundo muy necesaria para todos. Tenemos que conseguir entre todos esa verdadera inclusión de la que tanto se habla pero tan complicada de gestionar.
 
¿Y no resulta tremendo conformarse solo con ese conocimiento sobre la discapacidad? 
 
Ese es el primer paso, porque no hay esa inclusión que debería existir. El día que se presentó aquí el libro ‘Fundamentos del Derecho de la Discapacidad’, les pedí a los directores de esta publicación, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, y Rafael de Lorenzo, y al abogado de Garrigues, Miguel Loya, que también es patrono de Fundación Derecho y Discapacidad, que entraran en una clase a contárselo a los alumnos. ¡No sabes la reacción de los alumnos! No tenían ni idea de lo que implicaba la discapacidad en temas jurídicos, en fiscalidad, en temas de dependencia… Incluso algunos profesores de grandes firmas me decían que jamás se habrían planteado un tema como este si no se lo hubiéramos propuesto. Y es que aquí hay una realidad que es invisible y tenemos el deber de mostrarla porque tienen mucho que aportar y tenemos mucho que aprender. En cada clínica surgen sinergias maravillosas.
 
¿Este desconocimiento implica que la discapacidad sigue siendo una cuestión ajena al mundo académico, en este ámbito jurídico?
 
Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesCuando hemos publicado recientemente la ‘Guía de Buenas Prácticas para la inclusión de las personas con discapacidad en las organizaciones’, los propios alumnos y las propias empresas con las que hemos contactado no eran conscientes ni de los beneficios fiscales ni de lo que aporta la contratación de una persona con discapacidad, ni todo el elenco de ventajas de todo tipo que supone. A menudo, en esa parte más dura y difícil del mundo laboral solo ven lo malo de la discapacidad, que como todo tiene su parte más dura o más difícil, pero al menos intentamos que acercarles a esa realidad.
 
¿Cree entonces en el Derecho de la discapacidad como una rama autónoma dentro del ordenamiento jurídico?
 
Totalmente. Es un derecho transversal y que afecta a los cuatro órdenes jurisdiccionales. El acceso a la justicia para una persona con discapacidad no tiene nada que ver con el acceso de cualquier persona, por ejemplo. En muchos ámbitos sigue ocurriendo, y es una lucha continua. Cuando mi hija, que tiene una discapacidad auditiva, tuvo que examinarse de Selectividad, el presidente del tribunal no quiso hacer unas pequeñas adaptaciones, muy sencillas y necesarias, porque afirmaba que eso era una injusticia y una discriminación para los que oían. Esto le pasa a mucha gente, en muchos ámbitos, en el juzgado, por ejemplo, en los servicios públicos, en las universidades, etc. En ese momento, mi hija pudo finalmente examinarse por la buena voluntad de otras personas, porque siempre hay alguien bueno que pasa por ahí… o puede que no. 
 
En cuanto a la inclusión de las personas con discapacidad en la universidad, ¿cuáles son las iniciativas del Centro de Estudios Garrigues para lograr una mayor presencia de estudiantes con discapacidad?
 
Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesEstos alumnos no llegan a la universidad por culpa del entorno y nosotros queremos que estén aquí, queremos a los mejores y eso implica a las personas con discapacidad. He ido a universidades y he preguntado en otros sitios, buscando a alumnos de bachillerato con discapacidad con buenos expedientes para que vengan al Centro de Estudios Garrigues, porque les queremos aquí y se ha demostrado que pueden hacerlo y con grandes resultados, como lo hizo hace poco un estudiante ciego que aprobó las oposiciones a fiscal, y en otros casos también. Quiero abrir nuestras puertas y decirles que aquí les vamos a exigir, pero también vamos a dotarles de los apoyos necesarios, y favorecer la convivencia con buenos compañeros y buenos profesores. Queremos darles la mejor formación que les abra las puertas a un futuro en las mismas condiciones que los demás. Pero necesitamos acceder a esos estudiantes, y que nos conozcan y no es tarea fácil.  
 
¿Qué opina de la reciente Reforma civil y procesal en materia de discapacidad?
 
La repercusión y relevancia que tiene esto es increíble, pero o todos los operadores jurídicos se implican o va a ser muy difícil ponerlo en marcha; va a ser complicado, pero es un avance espectacular, que por fin después de tantos años de firmar la Convención de la ONU sobre Discapacidad se lograra, ¡ya era hora! Queda un largo trabajo y un largo camino por delante porque todo el mundo es reacio y muchas personas creen que de esta manera algunas personas con discapacidad van a estar desatendidas, y no es así, todo lo contrario.
 
¿Y en cuanto a la reforma el artículo 49 de la Constitución que pretender reforzar los derechos de las personas con discapacidad?
 
Mercedes de Prada, directora Académica del Centro de Estudios GarriguesEs una reforma muy necesaria, pero hay que darle una vuelta a la propuesta actual porque debe ser más ambiciosa y recoger otros aspectos; creo que están en ello. Parece mentira que se siga hablando de minusválidos o de sordomudos, pero es por falta de información, o ignorancia…
 
Las resistencias que todavía son tan habituales a veces en este tipo de cambios, ¿a qué cree que se deben?
 
No quiero pensar que sean por temas económicos, que supongo que también, quiero pensar que es por falta de información y cuando la gente se acerca y adquiere un conocimiento, el panorama inicial se transforma; y mi experiencia en ese sentido es muy positiva, como ocurrió hace poco, tras reuniones con un despacho internacional y otro de mucho prestigio en nuestro país y al hablarles de este tema y de todas las posibilidades que implica descubres el gran interés que despierta.
 
Y es que, como les digo a mis alumnos, ninguno estamos libres de tener una discapacidad… El derecho está para visibilizar lo invisible, y lo invisible son las personas con discapacidad, que tienen problemas jurídicos, y más que ninguno porque no se les entienden o no se les oye, o ellos no entienden los términos, porque hay muchas barreras y es necesario hacer adaptaciones. Lucho por eso, porque creo que queda mucho por hacer y esta labor desde la perspectiva docente es un diamante que hay que pulir. Debemos aprovechar el paso de los alumnos por este centro para implicarles y transmitirles lo necesarios que son para lograr cambiar la sociedad. 
 
Es una gran satisfacción ver cómo se contagia esa ilusión de nuestros alumnos por trabajar en las clínicas, por trasladar a sus entornos lo que descubren y lo que queda por hacer. Nuestra labor es apasionante y un gran reto cada día. 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España