Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 27 de enero de 2012cermi.es semanal Nº 19

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Ana Peláez, Comisionada de Género del CERMI

“La causa de la igualdad se ha puesto de moda, pero no coincide con un verdadero compromiso político”

24/01/2012

Blanca Abella

El temor de que las palabras se queden sólo en eso es una de las grandes inquietudes de esta mujer. Sospecha que las conquistas no se afianzan del todo y a menudo quedan como meras operaciones estéticas, o bien producen un hartazgo, una sensación de hastío que no corresponde. Hay que seguir luchando, afirma, porque la causa de la igualdad es una causa social que concierne a todo el mundo.

Ana Peláez, Comisionada de Género del CERMIAdemás de lidiar por los derechos de la mujer con discapacidad desde el CERMI, Ana Peláez es directora de Relaciones Internacionales de la ONCE, vicepresidenta del Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y presidenta del Comité de Mujeres del EDF. Su causa es la discapacidad, la mujer, las niñas, pero también lo es la accesibilidad, el envejecimiento de las personas con discapacidad… la igualdad, en definitiva, entre unas personas y otras, con o sin discapacidad.

 
Tras años de conquista y duro trabajo, fundamentalmente en el mundo de la mujer con discapacidad, ¿cómo diría que vive hoy en día la mujer con discapacidad en nuestro país?
Se han producido avances importantes en los últimos años para la mujer en general, y por suerte para la mujer con discapacidad. Creo sinceramente que la causa de la igualdad entre hombres y mujeres es una causa que lamentablemente se ha puesto de moda, pero no siempre esa moda coincide con un verdadero compromiso político de quienes dicen defenderla. Y eso me da pena, porque creo que incluso en este momento de avances que reconocemos, ya queda políticamente incorrecto determinadas actitudes y comportamientos, creo que puede haber cierto riesgo de retroceso porque precisamente se considere que ya se ha avanzado lo suficiente. ¿A dónde queréis llegar? Me han llegado a decir. Pues al mismo sitio que tú tienes. 
 
Así que yo sigo diciendo que queda muchísimo por hacer, mucha gente por convencer, porque  la causa de la igualdad, la igualdad en todos los sentidos, entre hombre y mujer, entre personas con discapacidad y sin ella, no es una causa que concierna únicamente al sector más desfavorecido, es una causa social que concierne a todo el mundo. La inclusión  verdadera de las mujeres entre los hombres y de las personas con discapacidad entre las que no la tienen, beneficia a todo el mundo.
"La causa de la igualdad, la igualdad en todos los sentidos, entre hombre y mujer, entre personas con discapacidad y sin ella, no es una causa que concierna únicamente al sector más desfavorecido"
En ocasiones, usted misma ha comentado que sus intervenciones a favor de la mujer con discapacidad producen cierto estupor y extrañeza, ¿por qué cree ocurre esto?
Hay mucha gente que me dice, últimamente estás obsesionada con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad. Otros me dicen que estoy obsesionada con la violencia que pueden sufrir las mujeres y niñas con discapacidad. No es obsesión, es oportunidad política. Mi trabajo es un trabajo de interlocución política, y las agendas políticas se llenan de temas y hay que aprovechar los temas para defender estos derechos y libertades fundamentales. Si el Consejo de Europa está trabajando en una convención sobre violencia, o si la Comisión Europea se plantea una estrategia de violencia, si en Naciones Unidas un comité específico va a trabajar sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en general, o de las personas con discapacidad en particular, mi trabajo como activista en temas de discapacidad y en temas de género, por separado y conjuntamente, tiene que ser aprovechar esas sinergias.
 
No es obsesivo, a mí me interesa lo mismo la accesibilidad, la vida en comunidad, el envejecimiento activo, la educación, la salud, el acceso al empleo… pero son las agendas políticas las que de alguna manera van perfilando esa defensa activa, ese trabajo que desarrollamos en el CERMI y los demás ámbitos de la sociedad civil. 
 
¿Cuáles son los temas de mujer con los que trabaja en estos momentos?
Estamos cerrando dos temas fundamentales para nuestro sector, por un lado un manual bilingüe sobre la transversalidad del género en las políticas de discapacidad, donde han colaborado más de cien expertos. Y por otro, estamos metidos en la preparación de la conferencia internacional de mujeres con discapacidad que quiere sacar adelante el CERMI para este año, contando con la participación de ONU mujeres y otras importantes ponentes en el ámbito de género y discapacidad.
 
Ana Peláez, Comisionada de Género del CERMIEl manual de mujer, ¿a quién está dirigido?
Es un manual que surge con la vocación de aportar los avances que se han producido en España en términos de discapacidad y de género, que creo que son muy importantes, y ponerlos al servicio de la comunidad internacional, de activistas, de organizaciones de mujeres y de discapacidad, y de los profesionales que trabajan dentro de esas organizaciones. Pero el manual también tiene el propósito de servir de referencia y ayuda a muchos profesionales de las administraciones públicas que realmente no saben cómo tienen que transversalizar una cuestión de género en un asunto de discapacidad, o viceversa. Cada vez más, me encuentro con textos que hablan de la necesidad de incorporar la perspectiva de género en un determinado ámbito, o de incorporar la perspectiva de discapacidad en políticas de igualdad, pero hay poca gente que sepa cómo se hace eso.
 
Lo que se ha hecho en este manual, precisamente, es recoger la experiencia de muchas personas en temas de igualdad y de discapacidad, y ponerlas a reflexionar a todas ellas juntas para encontrar las claves de esa transversalidad. En muy pocas ocasiones hemos tenido verdaderamente expertos o expertas que confluyan en ambas perspectivas.
 
El manual recorre los artículos de la Convención de la ONU sobre Discapacidad y aglutina determinados artículos por capítulos: uno dedicado a la igualdad, otro al acceso a la justicia, otro a la violencia, a la vida en comunidad, la accesibilidad… ofrece dos enfoques de una misma situación, por ejemplo el enfoque de discapacidad y el de género en el envejecimiento activo.
 
Está financiado por el instituto de la mujer y por estos expertos, que no han cobrado nada, y eso es una financiación importante que agradezco desde aquí. 
"La Convención no entiende de impaciencias, pero es necesario que los cambios se vayan produciendo"
La Convención de la ONU, que se ha convertido ya en el marco de referencia mundial en temas de discapacidad, ¿no supone una vuelta a los principios?, ¿no se reclaman derechos fundamentales que deberían estar superados? 
Pues sí, porque el primer derecho que reclama esta Convención es el de que realmente dejemos que sean las personas con discapacidad las que definan y expresen lo que necesitan, cuáles son sus derechos, sus libertades, hasta dónde quieren llegar… y esto, ponerlo en clave operativa, en clave de praxis, significa mucho más de lo que hoy por hoy estamos haciendo. Este principio fundamental de ‘nada para las personas con discapacidad sin las personas con discapacidad’ no se está cumpliendo, queda mucho camino por delante, mucho para que se hable de la universalidad de este derecho, de este principio de partida, en España y en cualquier sitio.
 
Y las cosas no pueden cambiar de un día para otro, no porque tengamos ahora una Convención, de la noche a la mañana pueden cambiar modelos que han supuesto mucho, que están casi impregnados en el ADN de las propias organizaciones. Eso no se cambia al cambiar los estatutos de una organización, que por cierto está fenomenal que nos adaptemos a todo este nuevo modelo paradigmático, pero esto se gana convenciéndonos y convenciendo a la gente que está con nosotros, con el día a día, y con modelos positivos. Sé que se están haciendo grandes avances, y yo no soy impaciente, la Convención no entiende de impaciencias, pero es necesario que los cambios se vayan produciendo.Ana Peláez, Comisionada de Género del CERMI
 
El modelo social es el que impera hoy, ¿no es así?
Sí, pero no se trata de ir cambiando de modelos. Hay que ver el tiempo que ha tenido que pasar para que verdaderamente algo tan básico como pedir a la propia persona con discapacidad que defina su vida y sus necesidades, garantizar a la persona con discapacidad que va a tener las mismas oportunidades que los demás, los años que nos ha costado entenderlo.
 
Yo, que vivo la Convención desde dentro y en primera persona cada día, por mi situación personal y por la profesional, me sigo encontrando todavía con muchas situaciones muy difíciles donde existe una verdadera exclusión y discriminación. Y si esto me pasa a mí, que estoy preparada, que tengo capacidad de repuesta, mecanismos para defenderme, y posibilidades maravillosas… esto me preocupa, porque si me pasa a mí, ¿qué estará pasando por ahí?
 
Afirma que se están haciendo grandes avances gracias a la Convención, pero que aún queda mucho por hacer.
De alguna manera, podría hacer un paralelismo entre lo que he venido observando en asuntos de igualdad entre hombre y mujer, en relación con la discapacidad. Evidentemente hemos convencido a mucha gente sobre lo que tiene que cambiar para que nos aproximemos a la situación de las personas con discapacidad, para respetar sus derechos humanos y libertades fundamentales, pero creo que hay muy buenas palabras, una actitud políticamente correcta, y después, cuando llegan los tiempos difíciles, la hora de la verdad, cuando realmente tienes que implementar eso en tus políticas y tu manera de gestionar, a veces, casi siempre, se olvida.
 
Creemos que utilizar el lenguaje correcto no es suficiente, de alguna manera se maquilla la situación. No hablamos de integración, sino de inclusión, no hablamos de discapacitados, sino de personas con discapacidad… el miedo que me dan determinadas declaraciones y aparentes actitudes es que simplemente sea una cuestión estilística, de un lenguaje adecuado a la Convención.
 
Pero esa apariencia y buenas palabras, ¿no pueden contribuir al objetivo final y verdadero?
El lenguaje ayuda, y si nos nombran adecuadamente se está incidiendo de alguna manera en esa representación social de la discapacidad, pero también puede quedarse solamente en eso, en maquillaje. Me da miedo, y en ese sentido creo que sí existe ese paralelismo entre los asuntos de igualdad entre hombre y mujer y la igualdad en casos de discapacidad. 
"El CERMI es un modelo, un ejemplo por su capacidad de interlocución política y por unificar toda la discapacidad"
Como representante del CERMI también en Europa, en el EDF (Foro Europeo de la Discapacidad), conoce bien las cuestiones europeas  sobre discapacidad. ¿Es nuestro país un ejemplo para el resto de países de la Unión?
Sí. El modelo de la ONCE, la Fundación ONCE y el del CERMI son paradigmáticos en Europa y entre la sociedad civil. Son un ejemplo porque no existen en otros sitios. Todo el mundo reconoce esa experiencia y ese buen hacer a nivel mundial. El CERMI es un modelo por su capacidad de interlocución política y por unificar toda la discapacidad; es un ejemplo de productos prácticos, de trabajo, por esa cantidad de trabajo que es capaz de desarrollar el CERMI en su interlocución política. Eso sorprende muchísimo, por ejemplo, al Foro Europeo de la Discapacidad. Creo que el modelo del CERMI es un ejemplo a seguir por parte del resto de consejos nacionales de toda Europa, esa capacidad propositiva que tiene el CERMI no existe en otro sitio. 
 
Hace poco más de un mes tuvo lugar una reunión sobre el Estado de la Unión sobre discapacidad, con Barroso, Buzek, Rompuy ¿cómo surgió este encuentro y que efectos puede tener?
Esta reunión es algo que se lleva trabajando en el EDF desde hace años. Al EDF le ha costado conseguirlo el mismo tiempo que le ha costado también demostrar su buen hacer y su capacidad de interlocución política y propositiva. Creo que hasta que eso no ha sucedido, al EDF no se le ha dado el espacio que se hubiera merecido antes. 
 
De momento, tras la reunión, existe un compromiso, y es que cada dos años se realizarán este tipo de reuniones entre el EDF y las tres presidencias. No quiero ser ni pesimista ni optimista, quiero ser realista, no sé para qué servirá, pero desde luego los presidentes no se fueron de allí sin conocer de primera mano, por ellos mismos, la grave situación que en estos momentos tiene, tenemos, las personas con discapacidad en muchos países de la UE a cuenta de esta crisis, los pocos mecanismos que hoy por hoy se tienen para paliar esta situación de desventaja por parte de la UE y cuáles son las demandas del sector para que esta nueva situación económica, política y social, se asuma por parte de las instituciones europeas. 
 
Se plantean algunas situaciones muy complicadas. En algunos países, las personas con discapacidad han perdido sus pensiones porque directamente se han cortado. O por ejemplo, lamentablemente todavía existen estados en donde el derecho al voto de todas las personas con discapacidad en los procesos electorales no está garantizado.Ana Peláez, Comisionada de Género del CERMI
 
Pero fundamentalmente se habló de la crisis, de la situación actual y de las medidas que se deben abordar para cortar esta situación de verdadera desigualdad y desprotección, ese proceso de desprotección social que se va acelerando día tras día.
"Nuestra causa es tan profunda y tan necesaria que está por encima de las tendencias y grupos políticos"
A pesar de la mayor presencia de personas con discapacidad en todos los ámbitos, sigue siendo escasa esta representación en el mundo político.
Es cierto. Mucha gente me lo ha planteado, pero nuestra causa es tan profunda y tan necesaria que está por encima de las tendencias y grupos políticos. Es fundamental que las personas con discapacidad formen parte de los partidos políticos y de esa representación de la ciudadanía en los congresos y parlamentos, pero yo no me siento capaz de apelar a unos principios de un único partido. Y he aprendido, creo que he tenido buenos maestros en el CERMI y en la ONCE, que nuestra causa y mi dedicación no entiende de colores políticos y está muy alineada con esa defensa de los derechos humanos, los derechos básicos, derechos fundamentales. 
 
Estamos luchando por que la gente con discapacidad tenga el mismo derecho que la gente sin discapacidad a ir a un colegio, a recibir una educación de calidad, a formar parte de la vida comunitaria, a tener un trabajo en igualdad de condiciones… no me veo capaz de alinearme políticamente con un único partido. En mi fuero interno puedo estar más en sintonía con unos partidos o con otros, incluso con determinadas personas de algunos partidos, pero hasta ahora he tenido muy buena experiencia en mi interlocución política aquí en España, en el Parlamento Europeo, en todas partes. Creo que hay causas tan fundamentales como la de la discapacidad, que las diferencias políticas que pueda haber se diluyen. 
 
Por otra parte, quiero aprovechar también para agradecer el compromiso personal que tienen algunas personas con discapacidad con la política, y me gustaría que hubiera mucha más gente defendiendo la discapacidad, o defendiendo cualquier otro asunto, porque las personas con discapacidad que entran en política no sólo defienden temas de discapacidad. 
"Esto me maravilla y me da la posibilidad de aprender cada día, de crecer como persona y de tener un mundo maravilloso de trabajo por hacer"
En definitiva, su trabajo sigue siendo la lucha por los demás, desde la sociedad civil.
La lucha por nuestros derechos, que es incluso un tanto egoísta. Yo tengo que agradecer a la causa de género y a la causa de la discapacidad que al final estoy luchando por mi causa, soy mujer y tengo discapacidad, y poder aprender qué significan estas dos realidades cuando además coinciden y además, aportar algo a esto, es un privilegio. Lo hago encantadísima, esto me maravilla y me da la posibilidad de aprender cada día, de crecer como persona y de tener un mundo maravilloso de trabajo por hacer.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España