Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 08 de noviembre de 2013cermi.es semanal Nº 99

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCE

“El principio de cooperación entre Administraciones, agentes sociales y sociedad civil debe seguir reforzándose”

06/11/2013

Blanca Abella

A través de los Fondos Sociales Europeos, en nuestro país se han gestionado programas de lucha contra la discriminación que han logrado mejorar la vida de miles de personas. La gestión de estos programas ha recaído sobre entidades del Tercer Sector, gracias a que están mejor situadas para hacer frente a las necesidades de personas que en cierto modo han sido abandonadas por las leyes del mercado, según afirma Miguel Ángel Cabra de Luna. La evaluación de estos programas demuestra que han sido un éxito social, y además son rentables.

Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCESegún el balance realizado recientemente sobre el Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación 2007-2013, las inversiones de los contribuyentes europeos del Fondo Social Europeo tienen un retorno claro desde el punto de vista económico, pero también social ¿cuáles son esos beneficios que destacan en el informe?
 
Hay dos conclusiones que me parecen de suma importancia en la evaluación realizada, un balance de lo realizado en los años 2006 a 2011 por los cuatro operadores del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación. Antes debo decir que concedemos cada vez más importancia a la evaluación de todos nuestros programas pues es la única forma de saber si vamos por el buen camino o tenemos que variar el rumbo.
 
En primer lugar, la contribución de este Programa a la cohesión social y a la consolidación del estado de bienestar. Es cierto que el Programa se ha desarrollado a caballo entre un periodo de crecimiento económico y otro de recesión, que ha venido acompañado de un fuerte incremento del desempleo. En este sentido, ha servido de muro de contención para evitar un deterioro social y laboral que hubiera sido todavía peor de no haberse desarrollado este Programa. 
 
"Se trata de un Programa muy rentable, pues el estudio nos revela que por cada euro invertido se incrementa la producción en 1,4 euros y se han recuperado una media de 91 céntimos en forma de retornos fiscales, vía impuestos y cuotas a la Seguridad Social"
 
La segunda conclusión clave es el efecto dinamizador de la economía española y de fuente de ingresos fiscales e impacto de retorno a las arcas públicas del dinero invertido en el programa. Se trata de un Programa muy rentable, pues el estudio nos revela que por cada euro invertido se incrementa la producción en 1,4 euros y se han recuperado una media de 91 céntimos en forma de retornos fiscales, vía impuestos y cuotas a la Seguridad Social. 
 
A esto habría que añadir el ahorro que supone para el Estado dejar de pagar prestaciones sociales o pensiones y el efecto que ello supone sobre la reducción del déficit presupuestario, uno de los "caballos de batalla" de la crisis económica en la que estamos sumidos. El estudio revela que, gracias a este Programa Operativo, el déficit público se habría reducido en 23 millones de euros, fruto de una subida media de 39 millones de euros en los ingresos públicos, y de 15 millones en los gastos públicos.
 
La sociedad y el mundo político y empresarial ¿son conscientes en nuestro país de la función que ha cumplido el Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación como elemento dinamizador de la economía española?
 
Desde que en el año 2000 trabajamos de forma conjunta Fundación ONCE, Cáritas, Cruz Roja y Fundación Secretariado Gitano, el resultado ha tenido un gran impacto: unas 350.000 personas se han beneficiado de los proyectos de inclusión laboral, creándose 136.000 empleos y más de 7.000 empresas. Esto lo sabe el Gobierno y también se lo estamos haciendo saber a los agentes sociales y al resto de la sociedad.
 
El Gobierno y los grupos políticos aprecian mucho nuestra labor social y en favor de la inserción laboral y así nos lo manifiestan en cuanto tienen oportunidad. Como acaba de decir el Director General del Trabajo Autónomo, la Economía Social y la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Miguel Ángel García, este Programa Operativo se ha convertido en tabla de salvación para muchas personas con discapacidad y en riesgo de exclusión. Del lado de las empresas, ya tenemos muchísima experiencia a través del Programa Por Talento, ligado al Plan No te Rindas Nunca. En él, a través de FSC Inserta, ya estamos colaborando con empresas que confían en nosotros y que contratan trabajadores con discapacidad. Por eso, la cooperación con el mundo empresarial no es algo nuevo sino una misión que nos hemos impuesto como prioritaria.
 
Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCE¿Seguirán gestionando estos fondos las entidades del tercer sector?, ¿cuál sería la razón o razones de peso para que siga siendo así?
 
Todavía faltan una serie de pasos para que se produzcan decisiones sobre la presentación y no digamos la aprobación del nuevo Programa Operativo. Sabemos eso sí que vamos a participar en la programación del nuevo periodo, pues la evaluación de lo que hemos hecho hasta ahora es muy positiva y somos un organismo gestor muy bien valorado por la Comisión Europea y por las Autoridades españolas.
"La motivación del Tercer Sector es el cambio social mediante el logro de fines de interés general"
El Tercer Sector está mejor situado para hacer frente a las necesidades específicas de personas que son en cierto modo "abandonadas" por las leyes del mercado, ya que no obedece a estas reglas, sino que se guía exclusivamente por el interés general y nunca por el del beneficio privado. La rentabilidad económica en manos del Tercer Sector no lucrativo, no es su fin, aunque en un momento determinado pueda ser un medio de acción, ni busca el poder de gobernar, ya que el voto no es su meta. Su motivación, en definitiva, es el cambio social mediante el logro de fines de interés general.
 
¿Qué se puede o se debe mejorar con lo ya sabido de cara a una nueva etapa del Programa Operativo hasta 2020?
 
Siempre hay que mejorar. Nunca podemos estar satisfechos totalmente. Habrá que ver en que se puede y debe mejorar, pero ya sabemos que se debe incidir en determinados elementos dirigidos a mejorar la eficacia en la inserción laboral. Hay que atender los requerimientos de los nuevos grupos con mayores dificultades, los parados de larga duración, que siguen aumentando y eso sí que es un problema muy grave, porque las oportunidades de empleo son inversamente proporcionales al tiempo en que dura la situación de desempleo. Así mismo, los jóvenes, cuya tasa de paro en España casi alcanza el 60%. Las personas con discapacidad tienen estos problemas aumentados, por la discriminación que padecen también en el mercado de trabajo, y por el problema de su baja tasa de actividad.
 
"Emprender socialmente está muy vinculado a nuestra tarea desde una entidad del Tercer Sector Social; significa poner por encima de todo a las personas y eso significa primar el empleo"
 
Pero no podemos caer en el pesimismo y menos aún en el victimismo. Por eso, otro vector fundamental en la nueva programación va a ser la innovación y el emprendimiento social. Innovar es crear nuevos productos y servicios pero también hacer de otra manera las cosas, más eficaz con mayo producto social. Emprender socialmente está muy vinculado a nuestra tarea desde una entidad del Tercer Sector Social. Significa poner por encima de todo a las personas y eso significa primar el empleo. Junto a ello, la actividad en red de operadores a nivel transnacional seguirá teniendo una importancia estratégica, pues es el medio de evaluar permanentemente si lo que hacemos es lo correcto y en que se puede mejorar.
 
Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCEEn nuestro país, las entidades gestoras de este programa están interrelacionadas y forman parte de un mismo tercer sector, ¿debe mejorarse esa relación y fortalecer el trabajo en red y colaboración mutua?
 
El trabajo desde abajo que realizan las entidades del Tercer Sector no lucrativo es mucho más eficaz, pues parte de conocer las necesidades de las personas con mayores vulnerabilidades y concentrarnos en metas concretas, mejorar la empleabilidad de la gente y conseguir vías de inserción laboral rápidas.
 
Pero hoy nada somos si no trabajamos en red, primero entre entidades del Tercer Sector, pero también debemos abrirnos al empresariado "lucrativo" y a los de Economía Social, con los que podemos crear lazos, alianzas y sinergias que nos da muchos frutos en lo que atañe a la inserción laboral de las personas con discapacidad.
 
En suma, el principio de cooperación entre Administraciones, agentes sociales y sociedad civil organizada debe seguir siendo reforzado y dando las pautas para mejorar la eficacia de la intervenciones.
 
¿Cómo valoraría el efecto de esta política europea para la discapacidad en nuestro país?
 
La estrategia Europa 2020 es el marco necesario de la nueva programación de los Fondos Estructurales. Como señaló, ya en el 2011, el Dictamen del CESE sobre el futuro del Fondo Social Europeo después de 2013, del que tuve el honor de ser Ponente, éste es el instrumento privilegiado para apoyar la aplicación de la Estrategia Europea de Empleo y es necesario que siga siendo una herramienta eficaz para invertir en recursos humanos, mantener una tasa elevada de empleo de calidad así como de inclusión social. 
 
"Ya sabemos, por la evaluación realizada del Programa Operativo en el que estamos implicados, que ha mejorado la vida de miles de personas con verdaderas dificultades para salir adelante"
 
Las personas con discapacidad y sus problemas y soluciones se imbrican perfectamente en la Estrategia 2020 y, así, en el año 2011 se aprobó por el Gobierno la Estrategia española sobre Discapacidad 2012-2020, con el objetivo de servir de marco de referencia y directriz de todas las políticas públicas que se desarrollen en nuestro país en materia de discapacidad con una visión integral de las mismas.
 
Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCESeguimos pensando, dicho sea de paso, que, dada la situación económica con elevadas tasas de paro, sobre todo en el sur de Europa, el FSE deberá contar con mayores recursos.
 
Ya sabemos, por la evaluación realizada del Programa Operativo en el que estamos implicados, que ha mejorado la vida de miles de personas con verdaderas dificultades para salir adelante.
 
El FSE debería apoyar, como instrumento de la Unión de inversión en los recursos humanos, las tres prioridades de la Estrategia Europa 2020, a saber: el crecimiento inteligente, sostenible e integrador. El empleo, la formación y la educación, la inclusión activa y las políticas de igualdad de oportunidades son elementos clave para consolidar las capacidades de las personas mediante el desarrollo de sus conocimientos y cualificaciones, junto al fomento de una cultura de innovación, el aumento de las tasas de empleo y la impulsión de un mercado laboral integrador.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España