Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 11 de julio de 2014cermi.es semanal Nº 131

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Carlos Susías, presidente de la EAPN España (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social)

“Hay más personas pobres que antes de la crisis, pero lo más preocupante es que son mucho más pobres”

07/07/2014

Blanca Abella - Imágenes: Jorge Villa

La pobreza severa se ha intensificado, se ha hecho más intensa y extensa. El problema es que los datos, las cifras, la información que manejan organizaciones como la EAPN se utilizan, o no, según otros intereses. Esta organización, que cumple 10 años en nuestro país, destaca la fuerza lograda en los últimos tiempos con la Plataforma del Tercer Sector al dar voz a la sociedad civil y fuerza a los colectivos más vulnerables, los más afectados por la crisis.

Carlos Susías, presidente de la EAPN EspañaCon los tiempos que corren, la alianza entre pobreza y exclusión social es ahora más evidente, más sangrante. La crisis ha afectado con especial incidencia a estos sectores, ¿esas alianzas son efecto de la crisis?
 
Pobreza y exclusión social no es lo mismo, pero cuando van en alianza es una combinación altamente peligrosa, se acentúa cualquier elemento de exclusión o discriminación. Lo que ocurre es que, sin ser lo mismo, muchas veces una situación de pobreza prolongada e intensificada puede generar situaciones de exclusión, y por lo general viene acompañada de otros elementos. 
 
En un momentos como el que vivimos, con varios años ya de crisis económica, nos encontramos con dos factores: por un lado, antes de la crisis ya teníamos una buena carga de pobreza en España, en torno a los 8,5 millones de personas en situación de pobreza relativa; ahora hablamos ya de unos 13 millones y pico y eso significa que hemos tenido un crecimiento impresionante de esa situación de pobreza relativa. El problema no es tanto que haya crecido la pobreza relativa, que lo es, como que se haya intensificado sobre todo la pobreza severa y se ha hecho más intensa y más extensa. Esto significa que hay más personas pobres, pero lo más preocupante es que son mucho más pobres. Los motivos son varios, pero la mayoría de las veces es por la caída de ingresos, por la pérdida de trabajo o de la actividad que reportaba ingresos, o bien porque ya no tienen ningún tipo de ingreso por desempleo, subsidio, etc. 
 
Lo que sí es cierto es que en muchos casos la exclusión se acentúa por esa alianza con otra circunstancia, como puede ser la discapacidad, y finalmente la pobreza aumenta, también en consonancia ¿no es así?
 
Cuando hay un elemento de discriminación y se le añade pobreza, casi seguro que llegamos a la exclusión. La pobreza actúa como un acelerante de esos elementos. Una persona con discapacidad no tiene que ser pobre, necesariamente, pero sí sufrir elementos de discriminación y exclusión.
 
¿Cómo se entiende que las políticas de austeridad afecten precisamente a los que menos tienen, a los que no tienen casi de qué desprenderse?
 
Porque siempre, en todas las comunidades autónomas, ayuntamientos, administraciones, los que gobiernan, los encargados de tomar las decisiones nunca son los afectados directamente por esas decisiones que se toman. Se decide sobre una realidad contada. Los dirigentes saben que hay pobreza, que hay problemas, pero es algo que se ve genérico, como un número y se decide por ‘el interés general’, deciden que hay que apretarse el cinturón, todos, aunque luego no es verdad, no es cierto que todos nos apretemos el cinturón, no que todos suframos la crisis porque hay una minoría que no solo no la ha sufrido sino que la ha disfrutado mucho y ha tenido pingües beneficios con la misma. 
Carlos Susías, presidente de la EAPN España
Antes de empezar la crisis ya se nos decía que para ciertos sectores era especialmente dificultoso encontrar dinero. Llegó la crisis y vimos que para algunos sectores no había tanta dificultad para encontrar dinero, es más, encontraron dinero a costa de las clases medios y de los más vulnerables. Y cuando había que ayudar a los más vulnerables, no llegaba el dinero jamás y no había posibilidad porque estábamos en crisis. Siempre terminan siendo los más vulnerables los que pagan el pato, en este caso muy acompañados también por lo que son todas las clases medias, que son las que están soportando el grueso de la situación de crisis que se ha generado. 
 
La lucha de cifras es siempre una herramienta política, en el caso de pobreza hay pocas cifras o datos y en ocasiones las que se ofrecen son cuestionadas.
 
Los mismos que cuestionan las cifras son los que han pactado cómo se miden esas cifras. Por ejemplo, cuando hablábamos de las cifras de pobreza, estábamos utilizando el indicador AROPE de la Unión Europea, que lleva tres subindicadores, el de pobreza relativa, de privación material severa y de baja intensidad en el empleo, y esto lo pactaron los gobiernos europeos para medir mejor la pobreza. Pero cuando salen los datos no les gusta la fotografía y nos encontramos con situaciones como la del INE, que cambia el método porque dice que será mejor y lo que hace es quitar un punto de pobreza.
 
Y lo que es peor, porque el problema no son las estadísticas, que reflejan una realidad determinada, es que al mismo tiempo que dicen que no les gustan, las utilizan. No les gusta que digamos que hay 13 millones y pico de personas en situación de pobreza, pero luego no tienen empacho en salir diciendo que la pobreza ha bajado un 0,1 punto... y se les olvida decir que eso ocurre porque la mayoría de la población se ha empobrecido y la mediana baja, lo que hace que baje algo el indicador de pobreza, pero no porque haya menos pobres, sino porque se ha hecho más intensa y más extensa. 
 
¿Qué fuerza tiene la EAPN para luchar contra esta terrible situación?
 
La de sus organizaciones miembro. A nivel estatal tenemos 16 organizaciones miembro y 19 redes territoriales. Sumando todo podemos ser casi 8.000 organizaciones sociales por todo el territorio español. Y lo importante de la EAPN, su fuerza, no es que actúe tanto a nivel estatal, que sí, sino la influencia a nivel autonómico, que es donde está la gestión de las políticas sociales. Las comunidades autónomas son los principales agentes y siempre se ponen de perfil cuando se habla de pobreza como si fuese una cosa que viniese de Marte.
 
¿Qué planea la EAPN para afrontar este presente y quizás largo panorama de futuro?
 
En la labor constante que afronta la EAPN de incidencia política, estamos promoviendo un Plan contra la Pobreza a nivel estatal con dos ejes prioritarios, que son la pobreza infantil y las personas sin hogar, junto con una política de rentas mínimas que garantice una vida digna para todas las personas. 
 
La Plataforma del Tercer Sector ¿es una unión que ha logrado dar más fuerza a la sociedad civil?, ¿se sienten escuchados?
 
Eso ya no lo cuestiona nadie. A la EAPN le ha venido muy bien que exista esta plataforma, porque ha sido más compartido todo lo que defendíamos, pero también es cierto que la EAPN ha compartido lo que defienden otras plataformas, como el CERMI y demás. 
 
Esta unión no solamente nos ha fortalecido por unirnos, no ha sido una suma de siete, ha sido una multiplicación de esfuerzos y eso nos ha ayudado mucho y además hemos empezado a ver resultados. Si hubiésemos tenido que afrontar situaciones como la del IRPF sin la estructura de la plataforma, estoy convencido que el resultado habría sido mucho más complicado y mucho peor para todas las organizaciones del Tercer Sector.
 
Carlos Susías, presidente de la EAPN España
 
Luego hay cosas que parecen pequeñas pero son tremendamente importantes, como convencer al Gobierno para introducir a las entidades sociales en el sistema de pago a proveedores, ha sido algo que en gran medida ha salvado al sector con carácter general. Se nos ha salvado sobre todo por la deuda que tenían las administraciones locales y autonómicas con las entidades sociales. Y eso ha sido importantísimo y gracias a la Plataforma del Tercer Sector. 
 
Actualmente negocian algunas normas o leyes que están en proceso de elaboración incluso.
 
Ha habido y hay procesos de negociación de algunas normas. Posiblemente, si no hubiese sido por esta plataforma, e lproyecto de Ley de Subvenciones ya estaría más avanzado, y sin embargo ahora están tratando de ver cómo se pueden adecuar las cuestiones que hemos planteado como entidades sociales. Además estas cosas no son propias o exclusivas de la EAPN, que se preocupa de temas de pobreza y exclusión social, son cosas del sector, nos afectan a todos, tanto a los que trabajamos con pobreza, como los que trabajan con discapacidad, voluntariado... el valor de estar juntos, colaborar e ir unidos, es lo que nos transfiere esa fuerza de negociación.
 
Tampoco tendríamos una mesa de diálogo civil si no fuera por la Plataforma del Tercer Sector. Y yo creo que lo mejor está por venir. Somos posiblemente la organización que representa a un mayor sector de la sociedad civil organizada y desde luego en acción social es la plataforma más grande de España.
 
En el ámbito europeo se advertía hace tiempo a España del retroceso en políticas sociales pero tampoco se hizo gran cosa, ¿qué capacidad de movimiento tiene allí la sociedad civil?
 
Europa tiene dos lenguajes, uno es el que habla cuando se refiere a política fiscal y económica (ajustes, austeridad  y demás) y otro lenguaje cuando habla de solidaridad, justicia social, etc. Las primeras son de gobernanza dura, de obligado cumplimiento, y las segundas son de gobernanza blanda, que si no las cumples es solo objeto de una regañina. Por eso viven tan felices en la UE lanzando mensajes claramente contradictorios y diciendo al mismo país que recorte en servicios sociales, sanidad y educación, y luego que tengan cuidado que les ha aumentado la pobreza. 
Carlos Susías, presidente de la EAPN España
 
Es muy importante también que las entidades sociales sigamos muy de cerca la política europea, que estemos pendientes de lo que dicen en Bruselas y actuemos con nuestras organizaciones de cabecera para hacer un seguimiento cercano al Parlamento y por supuesto a la Comisión Europea, para tratar de influir y tratar de que estas recomendaciones blandas se conviertan en recomendaciones duras, y eso se hace consiguiendo que algunas cosas se conviertan en directivas de obligado cumplimiento.
 
La EAPN, ¿tiene capacidad para actuar así en el ámbito europeo?
 
Somos un interlocutor de la Comisión Europea. Es verdad que en los últimos años, sobre todo los funcionarios de la Unión Europea, lo que es la parte más administrativa de la Comisión, está tratando por todos los medios conseguir bajar el nivel de presión de las entidades sociales. No creo que lo vayan a conseguir. Afortunadamente las entidades sociales se están organizando cada vez más y cada vez mejor, pero sí es cierto que la EAPN ahora mismo es la única plataforma que está en todos los países de la Unión Europea, en los países candidatos y en otros países. Esto hace que seamos una red europea con 30 redes nacionales y cerca de otras 20 organizaciones de ámbito europeo que son a su vez plataformas. Nuestros informes sobre la Europa 2020 son escuchados y muchas veces las recomendaciones hacia algunos países están inspiradas en informaciones que vamos dando desde la EAPN.
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España