Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 21 de julio de 2017cermi.es semanal Nº 267

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados

"Exigir rendición de cuentas de los dineros públicos es hacer política, especialmente en lo sociosanitario"

21/07/2017

Beatriz Sancho - Fotos: Jorge Villa

Por su profesión de médico, Francisco Igea está acostumbrado a enfrentar los problemas serios que afectan a las personas y a intentar buscarles una solución o, al menos, encontrarles un consuelo. Casi por inercia, como si de una prolongación del trabajo desarrollado se tratara, traslada su vocación a la política. Ahora, según bromea, ha ampliado su área y en lugar de ser médico de 170.000 personas, lo es de 40 millones. Si la ciudadanía española no está enferma, puede que sí necesite consuelo y, para ello, este doctor, tremendamente alérgico a las afirmaciones categóricas de los políticos, receta a los ciudadanos exigirles resultados, medir el impacto de sus políticas, rendir cuentas del dinero público gastado, principalmente en todo lo referente a lo sociosanitario. El objetivo de medir es mejorar, pero sirva también, tal como anhela el doctor de los ciudadanos, para devolver la dignidad a la política y su función primordial: mejorar la vida de las personas.

Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los DiputadosEl nuevo modelo de gestión del 0,7 por ciento del IRPF, tanto para el CERMI como para la Plataforma del Tercer Sector, es "devastador para lo social" porque provocará un debilitamiento extremo del tejido social de ámbito estatal, así como la pérdida de programas coordinados y coherentes de gran alcance para la inclusión y el bienestar de las personas con necesidades sociales y con discapacidad. ¿Coincides con estos vaticinios?
 
Ciudadanos ha intentado defender el modelo anterior en todas las ocasiones en las que se nos ha requerido porque el modelo era bueno por sus resultados, y a la vista está que lo es, ya que ha permitido mantener un tejido asociativo muy significativo que ha realizado una función social muy importante. Como partido político, ahora, también nos vemos obligados a cumplir la ley, y eso es lo que toca.
 
Sin embargo, es verdad que esta situación es muy preocupante y aún más porque no tenemos definido un nuevo modelo. Lo que hemos hecho es un acuerdo para este año y a salir corriendo, y nos preocupa. Nos hemos reunido varias veces con la Plataforma del Tercer Sector, saben que cuentan con todo nuestro apoyo para intentar que el modelo sea lo más adecuado posible a la realidad y también para que se mantenga el tejido que tenemos. De hecho, hemos dejado claro una idea: que aunque el 0,7 lo repartan las comunidades, no quiere decir que el 0,7 se quede en la comunidad que lo reciba. A nadie se le escapa esto.
 
El 0,7 que llegue al Barrio de Gracia no tiene que quedarse en el Barrio de Gracias porque el 0,7 es un mecanismo de redistribución más, y muy potente, para ayudar a las personas más desfavorecidas o que tienen más dificultades estén donde estén. Una cosa es que una vez que se determine qué cantidad de dinero le corresponde a una Comunidad Autónoma, esta tenga que ser quién lo gestione. 
 
La sentencia no dice que cada comunidad tenga que quedarse con su 0,7. En este sentido, estamos bastante de acuerdo con la Plataforma del Tercer Sector y vamos a intentar colaborar con ellos para encontrar una solución más justa, equitativa. Por ello, les hemos pedido que controlen los resultados y el impacto de este nuevo sistema para que nos dé una evaluación, en un año, de lo que ha ocurrido con esa diferencia de ingresos de este nuevo modelo. 
"Estamos bastante de acuerdo con la Plataforma del Tercer Sector y vamos a intentar colaborar con ellos para encontrar una solución más justa, equitativa" 
Por otro lado, para este nuevo sistema, queremos introducir un sistema de financiación en función de los objetivos prefijados que tendrán que medirse con indicadores de resultados. Queremos que la financiación esté condicionada a estos indicadores. De este modo, lograremos que la ayuda sea lo más eficaz posible y que de ese 0,7 se obtenga el mejor resultado posible.
 
La medición es esencial para cotejar los resultados...
 
Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los DiputadosEn España no estamos muy acostumbrados a ello, sino solo a legislar. Hacemos una ley y luego no importa qué pasa con lo que hemos hecho, ni el impacto, ni los resultados que haya tenido. Lo mismo hago una ley, que hago una estación o un aeropuerto, y luego nadie analiza qué impacto ha tenido en la economía de la ciudad. Pero en las políticas sociales medir el impacto es aún mucho más importante que en otras políticas porque el dinero es mucho más necesario y porque, además, es escaso. 
 
La rendición de cuentas en la política tiene que ser una marca del país, ya lo es de Ciudadanos. Usted es responsable del dinero público, y usted tiene que rendir cuentas de lo que ha pasado con ese dinero: el impacto, qué se ha conseguido mejorar. El otro día, por ejemplo, hablaba con la Plataforma del Tercer Sector sobre un proyecto de exconvictos. Hay que medir cuántos de ellos se han rehabilitado, cuántos han reincidido, cuántos tienen una casa, un trabajo o no lo tienen. Hay que poner indicadores en las políticas sociales para ver si los resultados van mejorando año tras año. A la sociedad lo que le importa son los resultados, en todas las políticas.
"Las políticas sociales medir el impacto es aún mucho más importante que en otras políticas porque el dinero es mucho más necesario y porque, además, es escaso"
Luego trasparencia y medición del impacto para mejorar.
 
Para mejorar la eficiencia del gasto público, eso es. No decimos que haya que limitar el gasto, pero sí que tiene que ser lo más eficiente posible porque se trata de dinero público, de todos los ciudadanos.
 
Esta situación de posible perjuicio para la cohesión social en España, ¿podría revertirse mediante la contestación activa de presión y de incidencia política por parte del Tercer Sector exigiendo al gobierno fuentes alternativas de financiación estables, suficientes y seguras para la continuidad de los programas sociales estatales?
 
El Tercer Sector, el CERMI, están en su pleno derecho y es su obligación defender los derechos de las personas que representan. Es totalmente legítimo que se lo planteen, pero nuestro trabajo como partido político es que se cumpla la ley. La sentencia ha de cumplirse y no tenemos otro remedio, pero trabajaremos para que se cumpla con el máximo beneficio o el mínimo perjuicio. Lo que tenemos que hacer es sentarnos, hablar y tomar una determinación, ya que en política los tiempos son importantes y quizás este tiempo en el cual hay un conflicto, digámoslo así, autonómico importante, no es el momento más fácil para resolver una cuestión como esta. 
 
Sin embargo, Ciudadanos apuesta por resolverla y solo se puede hacer de dos maneras: cambiando la ley o cambiando la Constitución. Está claro, si el Tribunal Constitucional te dice que esto es inconstitucional solo hay dos formas de arreglarlo: adaptas la ley a la Constitución o esta a tu objetivo.
 
Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los DiputadosDesde el CERMI se pide que los servicios sociales pasen a ser considerados cómo derechos fundamentarles. ¿Qué opina al respecto, cómo cree que podría lograrse?
 
Estamos de acuerdo y es una de las cosas que proponemos cambiar de la Constitución. Ya lo dijimos en la anterior campaña electoral, en el último debate con el Tercer Sector en el que yo mismo estuve. Pero estos derechos deben estar financiados para no generar más frustración. En política si se generan derechos, pero no se cumplen es mal asunto.
 
La creación de un espacio sociosanitario es otra de las demandas del sector de la discapacidad, cuya clave, según expertos, sería la de "diseñar de manera clara elementos nuevos en el catálogo de salud y decidir dónde cae cada una de estas prestaciones porque, en la actualidad, cada una de las partes evita dar porque les crea un coste". ¿Llegaremos algún día a ver ese espacio sociosanitrio? ¿Es partidario de un espacio sociosanitario?
 
Sí soy partidario. A veces, las palabras en política tienen su propia magia, y espacio sociosanitario la tiene, pero no me gusta utilizarlas solo porque estén de moda. Ese espacio sociosaniario debería de existir como un lugar donde la persona vaya con un problema o bien porque necesite un médico o una prestación o lo que sea para evitarse dar veintisiete vueltas, y para que la información sanitaria pase a la sociedad directamente, sin necesidad de una nueva evaluación de la social a la sanitaria y vuelta.
"Debería de existir una cosa parecida a un centro de atención en el que estuviera incluido todo lo social, y en el que los trabajadores estuvieran coordinados para que los pacientes no tuvieran que estar dando vueltas"
Este espacio sociosanitario, en mi opinión, no en la del partido, debería estar en el lugar más frecuentado por el ciudadano. Debería de existir una cosa parecida a un centro de atención en el que estuviera incluido todo lo social, y en el que los trabajadores estuvieran coordinados para que los pacientes no tuvieran que estar dando vueltas: salgo del médico, y ahora tengo que ir a solicitar el certificado de discapacidad al otro extremo de la ciudad, y luego a... ¡Esto no parece tener mucho sentido!.
 
Quizás esto entronque con el tema de las transversalidad. ¿Piensas que las políticas sociales, en general, sus compartimentos, están bastante cerrados y existe poca transversalidad entre ellos? ¿No sería mucho más productivo crear políticas sociales más transversales para evitar este tipo de problemas, así como definir objetivos en relación a la salud de las personas, a la calidad de vida de las personas, en lugar de objetivos en relación al sistema sanitario?
 
Lo más importante en el sistema, y en medicina ya se hace, es que los resultados, lo que llamamos indicadores, lo midan los propios ciudadanos. Es decir, en medicina cuando uno trata una enfermedad y hace un estudio se propone como objetivo, por ejemplo, evitar un infarto y se mide. Sin embargo, lo que no mide mucha gente es qué impacto ha tenido en la vida de ese señor que, en realidad, es lo que verdaderamente importa.
 
En políticas sociales esto quizás se pueda hacer para que los responsables de estas políticas tengan una referencia de los ciudadanos que utilizan esos servicios, y que esa opinión también sea medida, evaluada y pública. Es importante saber si la gente está más o menos contenta con los servicios sociales que utiliza, si le alteramos más o menos su vida, si se la facilitamos o se la complicamos, y por eso queremos, desde Ciudadanos, que esto se mida.
"Por supuesto que sí, las políticas sociales deberían ser transversales. La política sociosanitaria debería de cambiar"
Y por supuesto que sí, las políticas sociales deberían ser transversales. La política sociosanitaria debería de cambiar. Es cierto que tenemos un Ministerio de Sanidad y de Servicios sociales, pero en muchísimas CCAA tenemos una consejería de Sanidad y una consejería de Servicios Sociales. Esa división, en principio, no es buena, y no es buena en una población que cada vez está más envejecida y que cada vez necesita más de manera simultánea tanto de los servicios sociales como del sistema sanitario. La división de las consejerías debería repensarse y deberíamos reorientar el sistema hacia una atención más integral de los pacientes.
Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados"La división de las consejerías no es buena, y no es buena en una población que cada vez está más envejecida y que cada vez necesita más de manera simultánea tanto de los servicios sociales como del sistema sanitario. Debería repensarse y deberíamos reorientar el sistema de salud y los servicios sociales hacia una atención más integral de los pacientes"
¿Por qué hay que centrar los debates políticos en los resultados, algo en lo que incides, y lograr que los votantes pregunten a sus parlamentarios, a sus gobernantes por esa la falta de equidad entre las CCAA? ¿Nos explicas hacia dónde querrías que el sistema sanitario y los servicios sociales se movieran, y cómo beneficiaría todo esto a las personas y, especialmente, a las que tienen discapacidad?
 
Porque conseguiría la mejora continua de las políticas públicas. Los políticos estamos aquí para servir a los ciudadanos que contestan en función a la información que reciben. Si la información no está centrada en lo importante, carecerán de elementos de juicio importantes a la hora de valorar o decidir su voto. Cuanto más información de los resultados y cuanto más objetiva sea, mejor sabrán que es lo que ha ocurrido, qué ocurre en la comunidad o el ayuntamiento de al lado, y qué pueden pedir y exigir a sus representantes políticos. 
 
Y para ello la información tiene que ser objetiva, que pueda medirse, gestionada y medida de la forma más independientemente posible, es decir, que no sea el cargo de libre designación, que está interesado en esa medición. Esto es muy importante porque la evaluación externa siempre es mejor que la interna, y cuando sea interna tiene que ser realizada por organismos que no estén influenciados por la libre designación, que sean independientes. La Asociación Interamericana de Defensorías Públicas (Aidef), por ejemplo, es un buen ejemplo. 
 
Hay que tener una manera de evaluar el rendimiento y el funcionamiento de lo sociosanitario, es muy importante, y también lo sería que los partidos intenten llevar el debate allí donde los ciudadanos tienen más interés, que es a los resultados. Pero es muy difícil porque, llevo dos años en esto y observo que nos cuesta. A la gente le importa saber, en el caso de tener un cáncer de colon, cuántas posibilidades tiene de que le curen, y nadie hace el debate sobre esto, sino sobre la lista de espera del juanete. Uno no lo acaba de entender. A uno lo que le importa, cuando entra en un hospital con un problema serio de salud, cuántas posibilidades tiene de salir de él, y cuántas de salir bien.
"Hay que tener una manera de evaluar el rendimiento y el funcionamiento de lo sociosanitario y que los partidos lleven el debate allí donde los ciudadanos tienen más interés: los resultados"
¿Qué te importa cuando entras en el sistema sociosanitario? Que si entro con este nivel de dependencia cuánto tardaré en que me den una ayuda; cómo me la dan; que si mi ayuda resolverá mi problema; que si puedo seguir viviendo de forma independiente o tengo que ir a una residencia, etc. Hay máquinas de medir los resultados en los sanitario y en lo social que deberían de utilizarse y utilizarse políticamente como arma política, es decir, para superar la dificultosa tarea de lograr que la gente vuelva a hablar bien de la política, que la política vuelva a recuperar su dignidad. 
 
La política es buena porque sirve para mejorar la vida de las personas. Hacer política es esto, hacer buena política, me refiero, se trata de utilizar ciertos instrumentos para que el debate se centre en lo que importa, y para que las políticas se muevan de un lado al otro. Si tú no tienes ese garrote o instrumento con el que puedes dar al que está en el gobierno o en la oposición, no puedes mover política alguna, ni mejorar los resultados en beneficio de la ciudadanía, que es lo que de lo que se trata.
"Hay máquinas de medir los resultados en los sanitario y en lo social que deberían de utilizarse políticamente, como arma política, para que la gente vuelva a hablar bien de la política que es buena porque sirve para mejorar la vida de las personas"
Me gustaría que compartieras tu sentir sobre esa competencia del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales de informar y que debe ejercerla con toda la potencia que tiene para hacerlo.
 
Cuando desde el Ministerio dicen: "Tengo la competencia de la gestión de la sanidad y de lo social en las autonomías", omiten que tienen otras competencias, y entre ellas la de la información, la de los sistemas informativos. Nosotros utilizamos los indicadores claves del Ministerio de Sanidad y podríamos hacer lo mismo con lo social. Tienen la competencia de saber, mediante la medición de unos resultados, si lo que están haciendo en todo el Estado es homogéneo o no lo es. En esta página, con los indicadores del Ministerio, los ciudadanos pueden saber en qué nivel de prestaciones está su comunidad. 
"El Ministerio de Sanidad y Servicios sociales tiene la competencia de saber, mediante la medición de unos resultados, si lo que están haciendo en todo el Estado es homogéneo o no lo es"
Nuestro ideal es que el ciudadano sepa qué lugar ocupa su hospital en relación a los demás, por ejemplo, respecto a las cardiopatías o respeto al índice de mortalidad entre hospitales o respecto a las prestaciones que me ofrecen uno u otro.
 
El Ministerio no está haciendo esa labor...
 
Francisco Igea, portavoz de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de Ciudadanos en el Congreso de los DiputadosNo la está haciendo. Recoge muy poca información y se utiliza muy poco. Pero no es solo un problema del ministerio el hecho de que no se utilice esta información, sino de los partidos políticos que no la utilizan tampoco. Es muy raro ver a otros partidos utilizar los datos referidos que Ciudadanos sí utiliza en los debates.
 
Como hasta ahora solo se han alternado en el Gobierno PP y PSOE, ninguno se atreve.
 
Exactamente. Además, cada uno de ellos tiene su comunidad y sus propios problemas, así que piensan: mejor no hablamos de estas cosas. De hecho, se han dado cosas tan sorprendentes como que el Consejo Interterritorial acordara hacer secretos los datos, por ejemplo, de la evaluación del plan del virus C. 
 
Es una cosa que no sabe nadie, bueno, al final lo hemos sabido, pero si entras en la página del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales y vas la esa evaluación comprobarás que las CCAA no figuran con su nombre, sino con un número porque las diferencias de gastos y de resultados son escandalosas. Este suceso es algo épico, y cosas así solo pasan en España. Todavía está de ese modo en la página del ministerio, y te lo puedo enseñar ahora mismo. 
 
¿Por qué se llega a este tipo de acuerdo tan épico como picaresco?
 
Porque si no alguien tendría que explicar el gasto por población asistida, es decir, cuánto me he gastado en el tratamiento del virus C por habitante, y es que resulta que existen desfases entre comunidades autónomas del 300 por cien.
 
¿A qué factores se deben estos desfases?
 
A muchos factores, y muchos los sabemos ya, de ahí la importancia de que el ministerio haga todo esto trasparente, público. Algunos tienen que ver con el número de tratamientos que has indicado; con que coincida con una campaña electoral inminente y se haya tratado a todo el mundo para no tener problemas en las elecciones gastando mucho más sin haber esperado a tener un precio más bajo para tratar a más gente, etc.
 
Que todo esto se haga público y transparente nos permitirá que en las próximas campañas electorales, en un par de años, podamos preguntarles directamente por qué un territorio gastó tres veces más que el otro. Si, por ejemplo, los resultados de mortalidad no han mejorado tres veces más que la comunidad de al lado, tienen que explicarnos por qué han gastado tres veces más cuando no protege más a su población y, encima, tiene a personas muriéndose de cáncer de colon y no ha invertido en una campaña de prevención con todo el dinero gastado el virus C.  Exigir rendición de cuentas de los dineros públicos es hacer política y especialmente en lo sociosanitario.
 
¿Se queda el Pacto de Estado por la Sanidad también en lo rimbombante? Si ya existe en la Constitución, ¿qué habría que abordar en el momento actual?
 
Estamos siempre en lo rimbombante, lo sociosanitario, la tarjeta única, etc., todo es muy rimbombante, pero luego la ciudadanía no sabe cómo le afecta. Desde Ciudadanos, en política social, procuramos que lo que proponemos sea útil. Por ejemplo, tenemos un problema con las enfermedades degenerativas y la discapacidad. Son dos temas que se han tratado en esta legislatura. Quieren hacer un plan nacional, aunque ya había uno y nadie se encargó de ver si se había cumplido o no. Nosotros no queremos tratar a todas las enfermedades neurodegenerativas o a todas las discapacidades por igual, no queremos hacer planes muy largos, lo que queremos es que si hay unos pacientes concretos, como quienes tienen ELA, por ejemplo, no se mueran sin que se les haya reconocido la discapacidad porque no tienen acceso a las prestaciones ortoprotésicas. 
"Los pacientes de ELA no necesitan una ley, lo que necesitan ahora es que a estas personas se les certifique la discapacidad de una forma diferente, más rápida. Ciudadanos quiere hacer cosas prácticas, útiles"
Ciudadanos, en este caso concreto, puso una enmienda para que no se trate a todos por igual porque los casos son diferentes. Al menos fue una cosa práctica la que propusimos. Cuando nos sentamos en el ministerio con el secretario general de sanidad, se van a sentar con el secretario de servicios sociales, o se han sentado ya, es para decirles que no se trata de hacer una cosa muy grande. No necesitan una ley, si luego se hace una estrategia, estupendo, pero lo que se necesita ahora es que a estas personas se les certifique la discapacidad de una forma diferente, más rápida, porque no es lo mismo una enfermedad que progresa a esa velocidad, que otra discapacidad diferente. Ciudadanos quiere hacer cosas prácticas, útiles, luego si alguien nos propone que participemos en una estrategia o pacto nacional iremos a que nos hagan la foto. No queremos declaraciones, sino resultados prácticos, medir si nosotros mismos, Ciudadanos, hacemos política o no, estar mucho más a pie de calle.
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España