CERMI en las redes sociales

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.

cermi.essemanalel periódico de la discapacidad

viernes, 01 de diciembre de 2017cermi.es semanal Nº 281

"3,8 millones de personas con discapacidad, más de 7.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Banner: convención internacional sobre derechos de las personas con discapacidad. Abre en ventana nueva.

Entrevista

Semblanza de Luis Jesús Cañón Reguera por su premio cermi.es 2017 a su trayectoria activista

"El recorrido vital que tenemos todas las personas con discapacidad, y sin ella, tendrá que ser accesible e inclusivo"

01/12/2017

Beatriz Sancho - Fotos: Jorge Villa

Cuando las personas sordas descubren quiénes son, de dónde vienen, lo que quieren y se terminan aceptando, dice Luis Jesús Cañón Reguera, premio cermi.es 2017 por su trayectoria activista, que es cuando se dan cuenta o comienzan a creer que "nacieron para luchar". Este gran inconformista, se sabe ungido para el oficio de defender los derechos de las personas sordas, parido "para luchar, sin dramatismo", ante un entorno lleno de obstáculos, frente a la sordera de la sociedad que suele ser: "peor que la propia". Lo mejor es que, aún así, él se siente un privilegiado. De poder ser, de poder, imagino, vivir para lucharlos, sus derechos, los de sus iguales, los humanos.

Luis Jesús Cañón Reguera, activista sordo¿Cómo comienza su carrera de activista?
 
El punto de arranque fueron unas “Jornadas sobre nuestra identidad”, celebradas del 19 al 21 de marzo de 1992, organizadas a puerta cerrada, en las que sólo se permitió la participación de la "militancia” sorda y de un pequeño grupo de oyentes, invitados en calidad de observadores. La tarea más importante que desempeñé en aquellas jornadas fue la redacción de las conclusiones. 
 
El objetivo primordial de aquellas jornadas fue conseguir una toma de conciencia sobre nuestra identidad personal y colectiva para  imprimir un nuevo liderazgo, revolucionar la CNSE y el movimiento asociativo sordo, y redefinir nuestras metas. Estos hechos me empujaron a optar a la presidencia de la CNSE, el 17 de octubre de 1992.
 
¿Por qué se decanta por un compromiso firme con la educación de las personas sordas?
 
Por una razón sencilla: el acceso a la educación es un derecho y un deber para todos y todas, sin distinción. Y dado que yo desde mi sordera y durante mi etapa educativa y formativa sufrí limitaciones para acceder a una plena educación como los demás por la visión social, educativa y médica, además de la falta de profesorado especializado, recursos, etc., que existía en aquellos años, no quería que las nuevas generaciones de niños y jóvenes sordos sufrieran lo mismo que yo. Viendo que de forma individualizada no se consiguen mejoras, emprendí un camino de lucha colectiva desde la presidencia de la CNSE.
Luis Jesús Cañón Reguera, activista sordo"No quería que las nuevas generaciones de niños y jóvenes sordos sufrieran lo mismo que yo. Viendo que de forma individualizada no se consiguen mejoras, emprendí un camino de lucha colectiva desde la presidencia de la CNSE"
¿Cuál es el argumento que ha utilizado para defender la introducción del bilingüismo, con la lengua de signos, en el sistema educativo?
 
Explicando que la lengua de signos siempre había sido el idioma usado entre nosotros y nosotras, las personas sordas, de forma natural, en nuestra vida social o sociedad sorda, el idioma por el que nos sentimos identificados, con el que nos comunicamos, con el que expresamos nuestros sentimientos, inquietudes, aspiraciones... Y preguntando que, entonces, por qué no incorporarlo al sistema educativo, dado que es el idioma que adquirimos de forma natural muchísimas personas sordas, sin necesidad de aprendizaje.
 
Es la base lingüística a partir de la cual adquirimos y aprendemos otros conocimientos y de lo que se trata es del acceso al currículo escolar, como todo el mundo. Hay muchos colegios bilingües de niños oyentes que tienen como idioma natural, adquirido, el castellano, y con esa base acceden al currículo escolar y aprenden otros idiomas orales, ¿por qué este mismo derecho se niega a los niños sordos?
 
En otros términos, negar la lengua de signos a las personas sordas es como negar la silla de ruedas a un discapacitado físico para que pueda moverse o el braille a una persona ciega para que pueda leer o adquirir conocimientos. Es como una ventana a través de la que divisamos el mundo. No se trata de un capricho sino de un derecho humano inalienable de muchísimas personas sordas. Y en esto tenemos razón, ya que actualmente está reconocido en la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad.
 
¿Podría describirnos uno, dos, tres momentos, los cruciales desde el aspecto que más le apetezca, de toda su trayectoria como activista?
 
Durante mi etapa en la CNSE, desde 1992 hasta el 2010, existieron muchos momentos cruciales, pero, entre ellos, el primero que destacaría el reconocimiento que realizaron el Congreso de los Diputados y el Senado, por unanimidad, mediante una Ley, de las lenguas de signos española y catalana como idiomas, y no sólo esto, sino también el derecho de las personas sordas y sus familias a optar por conocerlas, aprenderlas y usarlas. 
Luis Jesús Cañón Reguera, activista sordo"Un momento crucial fue el reconocimiento que realizaron el Congreso de los Diputados y el Senado de las lenguas de signos española y catalana como idiomas, y el derecho de las personas sordas y sus familias a conocerlas, aprenderlas y usarlas" 
También haber sido pioneros, en España, con la formación oficial y reglada de los intérpretes de LSE a través del Ciclo de Técnico Superior en Interpretación a la LSE. Y, como último momento crucial, la creación de la Fundación CNSE como referente para la normalización de la lengua de signos española, prueba de ello es que el Centro del Normalización Lingüística de la LSE, de titularidad pública, tiene confiada su gestión a la Fundación CNSE.
 
¿Alguna anécdota divertida, sorprendente durante todo este tiempo?
 
Como anécdota referiría la de que a la salida del Congreso de los Diputados, tras la aprobación de la Ley de las lenguas de signos, la gente que esperaba en la calle el acontecimiento histórico, me manteó. Ese día fue un día para histórico porque hubo una explosión de alegría, de emoción y de felicidad de muchísima gente; ese día vi cumplido mi sueño como persona sorda, como presidente, así como el de muchísimas personas sordas y sus familias.
 
¿Qué está haciendo ahora, en la actualidad profesionalmente y desde el punto de vista del activismo?
 
Actualmente, tengo plaza fija en el Área de Administración de la Residencia de Mayores 'Manoteras', adscrita a la Agencia Madrileña de Atención Social, dependiente de la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid. Mi tarea consiste en la gestión y control de plazas, así como en la gestión económica de las estancias de los “abuelos”. 
 
Desde el punto de vista del activismo, en mi centro de trabajo estoy continuamente dejando constancia de mi derecho a tener el puesto y las tareas 100% accesibles, y me está costando. 
 
Luis Jesús Cañón Reguera, activista sordoY mi activismo, fuera de la profesión, es dar algunas conferencias, comunicar y sensibilizar sobre la idiosincrasia de las personas sordas, denunciar vulneración de derechos, arengar a la gente sorda a luchar por la causa, participar en las manifestaciones que se convoquen, y hacer comentarios y denuncias sobre vulneración de nuestros derechos en las redes sociales o en cualquier ámbito. Es decir, dispuesto a apoyar, desde mi humilde condición y capacidad, mientras tenga fuerza y motivación, todo lo que redunde en alcanzar la plena inclusión de las personas sordas y de todas las personas con discapacidad.
 
¿Por qué le gustaría ser recordado?
 
Un día, mi buen amigo Lars Åke Wikström, que fue presidente de la Asociación Nacional de Personas Sordas de Suecia, me contó que Johan Wesemann, también amigo, y entonces presidente del EDF,  fue a impartir una conferencia a Suecia, justo cuando los suecos estaban decidiendo votar a favor o en contra en su entrada en la UE. Las personas sordas suecas le preguntaron cuál era la situación de la CNSE y de las personas sordas en España, y él respondió con una sola palabra: "espectacular". Posiblemente, a Johan le bastó con la palabra "espectacular" para que las personas sordas suecas votaran a favor de la entrada de su país en la UE. Es significativo.
 
Por tanto, me gustaría ser recordado por los espectaculares logros alcanzados durante mi etapa liderando la CNSE, que no son pocos, y que conste que entre ellos se encuentra haber participado activamente en el diálogo y negociación para la fundación del CERMI. No obstante, miento si digo que todo se ha logrado gracias a mí solo.
 
Y también, en especial, me gustaría ser recordado como alguien que vio en el reconocimiento legal de la lengua de signos una oportunidad de vencer a una característica que definía a las personas sordas como discapacidad invisible para la sociedad. Y para conseguirlo no cejé en mi empeño.
 
¿Qué le gustaría que la sociedad, las personas sin discapacidad, piensen, sientan respecto a la discapacidad en general, a la sordera en particular?
 
Tenemos que soñar que, en el futuro, a las personas con discapacidad se las vea como un grupo humano social y diverso, que forma parte de la diversidad humana que, junto con otros grupos, enriquece la sociedad; ir consiguiendo pasar del concepto de discapacidad a diversidad con capacidades diferentes, tan válido como el resto. 
 
Y para alcanzar esto, el recorrido vital que tenemos todas las personas con discapacidad y sin ella tendrá que ser accesible e inclusivo. Puede parecer ciencia ficción, pero muchos proyectos soñados se han hecho realidad. ¡Hay que luchar para conseguirlo!
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad, Secretaría de estado de servicios sociales e igualdad, Dirección general de políticas de apoyos a la discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.