Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 27 de julio de 2018cermi.es semanal Nº 312

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Víctor Viñuales, sociólogo, cofundador y director de Ecodes (Ecología y Desarrollo)

“Nuestra civilización está en riesgo. Tenemos que construir una sociedad sostenible”

27/07/2018

Rafael Olea

Revertir el cambio climático y, con ello, evitar los graves problemas humanitarios que este acarreará es uno de los grandes objetivos de Víctor Viñuales, el presidente de Ecodes. Este divulgador nos avisa de que “nuestra civilización está en riesgo y tenemos que romper con el modelo de producción que nos ha traído hasta aquí y construir una sociedad sostenible”, en la que “hagamos las paces entre la economía y la biosfera”. “Si no hacemos esto”, advierte, “nuestra civilización tal y como la conocemos está en riesgo”.

Víctor Vuñuales, sociólogo, cofundador y director de Ecodes (Ecología y Desarrollo)Suele advertir sobre los retos globales a los que se enfrenta la humanidad, como el cambio climático y otras amenazas para el planeta y la humanidad. Sin embargo, como ciudadanos anónimos, ¿hay algo que podamos hacer para combatirlo y evitarlo?
 
Sí, tenemos mucho poder como consumidores, pero como pensamos que no lo tenemos, no lo utilizamos. Si la facturación de una empresa de repente baja un 5% porque los consumidores no consumen sus productos, porque así lo deciden pensando en qué medidas desarrolla esa empresa y no solo en el precio, esa empresa lo acusa y puede verse obligada a modificar su forma de actuación.
 
Por ejemplo, en el autoritario Marruecos una iniciativa ciudadana de boicot hacia tres empresas concretas ha puesto en jaque al país. Tenemos mucho poder,  lo que pasa es que no somos conscientes de que con esas pequeñas acciones agregadas hacemos una gran acción.
 
¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la humanidad?
 
Hay muchos  y destacaría varios. Uno, hacer las paces entre la economía y la biosfera. Si no hacemos esto, nuestra civilización tal y como la conocemos está en riesgo. Superarlo conlleva una dificultad enorme porque se necesitan cambios lógicos, normativos y culturales en todo el mundo.
 
"Otro reto es superar y reconocernos semejantes, a pesar de las diferencias que hacen que nos enzarcemos todavía más y nos enfrentemos en las distintas maneras de ser distintos"
 
Otro reto es superar y reconocernos semejantes, a pesar de las diferencias que hacen que nos enzarcemos todavía más y nos enfrentemos  en las distintas maneras de ser distintos. Esto es inacabable: este país contra este otro;  tú me haces una, yo te hago otra; yo tengo razón, tú no; yo soy de esta país, tú no; tú eres de tal color… 
 
Otro gran reto es conectar el mundo físico con toda la estructura social. El tema de las migraciones va a ser tremendo, de hecho, va a tensar. Todas las elecciones en Europa han sido condicionadas por los inmigrantes, porque vienen, porque nos quitan lo que es nuestro... En Estados Unidos piden que no vengan de determinados países y Donald Trump quiere construir un muro para que no pasen. 
 
¿Y esa postura no es tratar de poner puertas al campo?
 
Sí, porque cuando uno está desesperado, lo que haríamos todos es  movernos y tratar de buscar un lugar en el mundo mejor para mí, para mí familia, para los míos. Todo esto, en el fondo es un desafío y no es más que una relación de nosotros con los otros.
 
¿Y estamos preparados para afrontar o superar estos retos?
 
No son retos fáciles, pero la sociedad civil tiene mucho que hacer porque muchos de esos retos comportan un desafío cultural y de valores. No es un tema de que un determinado sustrato o suelo moral permita que ocurran tales o cuales cosas en el mundo político o normativo. Si en un sustrato prima la confianza, la solidaridad, la armonía con los otros, crecen unas cosas. Si en ese sustrato anida lo contrario, crecen otras. En la sociedad civil es fundamental trabajar en alguna forma en la genética moral de la sociedad.
 
"Hoy en cualquier trinchera, dentro de las Administraciones Públicas, del Tercer Sector o de las empresas, hay gente que tiene la profunda convicción de que hay que hacer las cosas de otra manera y romper con este modelo de producción de consumo y distribución que nos ha traído hasta aquí y construir una sociedad sostenible"
 
¿Ciudadanía, sociedad civil y administraciones públicas son realmente conscientes de todo lo que hay en juego? ¿Caminamos todos al mismo ritmo?
 
No caminamos todos igual, pero un signo de esperanza que es cierto es  que hoy en cualquier trinchera, dentro de las Administraciones Públicas, del Tercer Sector o de las empresas, hay gente que tiene la profunda convicción de que hay que hacer las cosas de otra manera y de que tenemos que romper con este modelo de producción de consumo y distribución que nos ha traído hasta aquí y que tenemos que construir una sociedad sostenible, en la que hagamos las paces con el planeta y con nosotros mismos. Conforme se han ido agravando los problemas, esa convicción también se ha ido acelerando y contagiando, lo que aumenta el número de personas que tienen esa convicción profunda. Esto, sin duda, es un signo de esperanza.
 
Víctor Vuñuales, sociólogo, cofundador y director de Ecodes (Ecología y Desarrollo)¿Hay esperanza, entonces, y un compromiso real por alcanzar los ODS? ¿No se corre el riesgo de que estos queden en vacuas palabras bonitas o una mera declaración de intenciones?
 
Cada uno de nosotros tiene una parte de la respuesta. Lo razonable no es colocarse como espectador para ver qué ocurre, sino que tenemos que ser es actores de la historia, no espectadores. 
 
A  nosotros lo que nos toca es hacer lo que debemos y, por si acaso, hacer lo que podamos. Si cada cual hace lo que debe y lo que puede, el mundo cambia. Por el contrario, si mucha gente se coloca de espectador en la orilla de la historia para ver lo que otros hacen, no hay futuro. Repito, ¡tenemos que ser actores de la historia, no espectadores!
 
¿Y en materia de discapacidad?
 
De alguna forma, tiene que ver con la gran historia que vivimos en este momento para recuperar una palabra clave como es ‘fraternidad’. Debemos reconocer que bajo las diferencias que existen, todo el mundo es diferente de alguien, más o menos capaz en unas cosas o en otras. Tenemos que reconocer nuestra sustancial identidad y semejanza como seres humanos, y ser, a la vez, capaces de valorar esa diferencia y también que todos somos semejantes. Tenemos una tarea común, que es hacer un mundo vivible mejor. Es decir, dejar el mundo mejor que lo que lo encontramos. Esa es la gran tarea de nuestro tiempo.
 
¿Cuál es el papel de las empresas? ¿Están realmente comprometidas o la RSC forma parte de su estrategia publicitario-comercial? 
 
Hay de todo. Hay gente que hace una lectura blandita de la responsabilidad social, que corresponde a ‘¿qué hago yo con una parte de los beneficios que obtengo?’, y hay otra gente, que efectivamente no es la mayoritaria, que hace una lectura profunda de la responsabilidad social y se plantea ‘¿qué hago, cómo obtengo los beneficios?’. Eso significa repensar el conjunto de la acción de la empresa y esta es la responsabilidad social que hay que desarrollar, no la ‘blandita’ de qué hago yo con una parte de los beneficios.
 
¿Juegan un papel importante las Alianzas público-privadas para alcanzar esos objetivos?
 
Sí, porque en el fondo el ODS 17 – Alianzas para los objetivos– es un reconocimiento humilde de que solos nadie puede y que solo a través de la colaboración y la construcción de acuerdos y alianzas con otros tendremos la posibilidad de lograr los retos de la encrucijada en la que vivimos.
 
"Las cosas cambian por una combinación de factores y hay ocasiones en las que las Administraciones Públicas, en el ejercicio de su función, tienen que legislar de manera coercitiva y decir esto se hace sí o sí"
 
 
En su opinión, ¿hay que regular desde las administraciones, para garantizar prácticas responsables por parte de las empresas o hay que dejar que estas y el mercado sean quienes lo hagan?
 
Las cosas cambian por una combinación de factores y hay ocasiones en las que las Administraciones Públicas, en el ejercicio de su función, tienen que legislar de manera coercitiva y decir esto se hace sí o sí. Hay otras veces en los que la política es incentivar, sería la regulación blanda, más ‘soft’. 
 
Hay otra manera de cambiar la cultura y los valores. Realmente no va a haber una fórmula mágica. Tenemos un grado de enfermedad –como sociedad–  tan complejo que no hay una sola pócima que nos cure, no hay un solo fármaco que tomándolo permita que no tengamos que hacer nada. Tenemos que utilizar todas las terapias y esto pasa por la política pública, el desarrollo del mercado y la sostenibilidad, el consumo y la inversión responsable, el cambio de valores, etc. Así, en este cambio sistémico, es como podremos cambiar las cosas.
 
Cuando oye a determinados periodistas, algunos muy afamados, o políticos como Donald Trump que niegan el cambio climático, ¿qué piensa?
 
Bueno, puede ser que alguna gente lo piense y emita estas opiniones sin intereses concretos. Aspirar a la unanimidad es imposible, pero muchas veces estas opiniones están sesgadas por los intereses que hay detrás. 
 
En la película de Al Gore ‘una verdad incómoda’ hay una cita que dice: “No se le puede hacer entender algo a alguien si su salario depende de que no lo entienda". Es decir, si trabajas en una petrolera es bastante razonable que no acabes de entender el cambio climático. Y si eres Trump y tienes intereses porque te han apoyado muy claramente las petroleras, como bien se vio, no acabarás de entenderlo porque tu nómina y tus ingresos dependen de que no lo entiendas. 
 
Pensando globalmente, ya hay una unanimidad, desde luego científica pero también en la sociedad, sobre el cambio climático. El negacionismo antes sí que era un problema, pero hoy no. La gente es consciente del cambio climático y de que somos responsables los humanos. También, de que tenemos que impedirlo.
 
Ecodes, Ecología y Desarrollo
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España