Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 29 de marzo de 2019cermi.es semanal Nº 340

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Mesa redonda

Las nuevas accesibilidades

29/03/2019

Blanca Abella/J.M. González Huesa - Imágenes: Alfredo Morales

El concepto de novedad en accesibilidad favorece una amplia variedad de interpretaciones. Por un lado se habla de la accesibilidad cognitiva, aunque en la mesa coinciden en descartarla por ser antigua, pero poco trabajada. Por otro, se cuestiona la tecnología como novedad y las distintas intervenciones de esta materia en el diseño universal. Y por fin, como novedad, se relacionan conceptos como accesibilidad y sostenibilidad, o bien diseño colaborativo, interactivo. Al final, consiste en lograr un trabajo cooperativo, en el que participen profesionales, usuarios, administraciones, empresas… todos. Y por supuesto, que sea sostenible y replicable.

Fefa Álvarez, asesora de accesibilidad universal del CERMILa celebración de mesas de debate como las que regularmente impulsa el CERMI suponen una oportunidad para abordar cuestiones históricas, o de permanente actualidad, compartiendo conocimiento con personas implicadas en la materia, auténticos expertos. Así lo expresa Fefa Álvarez, asesora de accesibilidad universal del CERMI: “Cuando se habla del concepto de accesibilidad universal a veces no nos damos cuenta de lo complejo que es y me satisface que hablemos de nuevos campos o nuevas opciones porque significa que poco a poco vamos logrando ver la transversalidad. La accesibilidad universal es transversal a todas las personas, a todos los productos, servicios, etc. y es muy compleja. Cuesta avanzar, pero lo estamos haciendo e incorporando nuevos criterios al tiempo que avanzamos en los que ya existen”.
 
Cuando el moderador de esta mesa, José Manuel González Huesa, director general de cermi.es semanal y de Servimedia, plantea la cuestión de las nuevas accesibilidades surgen en un principio ciertas dudas, o más bien, numerosas propuestas, ya que el tema puede tener varias interpretaciones. Una de ellas se refiere a la accesibilidad cognitiva, mencionada siempre que se habla de las nuevas accesibilidades, sin embargo los participantes en la mesa insisten en que es cierto que se empezó tarde a trabajar con ella pero ya no es nueva. Según Olga Berrios, experta en accesibilidad cognitiva de Plena Inclusión, la lectura fácil se inventó en los años 60, en Suecia. Lo que sí es cierto, a su juicio, es que dispone de pocos apoyos y ha hecho un recorrido corto y poco alentado por distintos sectores: “En accesibilidad cognitiva falta muchísimo por hacer y falta mucha colaboración con las universidades para ver si lo que hacemos impacta y cómo impacta, o para saber cómo orientar los pocos recursos que tenemos”.
 

Accesibilidad sostenible 

 
Miguel Ángel Valero, Director del Ceapat Y José Luis Borau, Jefe del departamento de Accesibilidad al Medio Físico de Fundación ONCEEs entonces cuando, analizando la realidad de la accesibilidad cognitiva, se introduce un nuevo enfoque, en este caso por parte de Miguel Ángel Valero, Director del Ceapat: “El impacto en la accesibilidad cognitiva revierte positivamente en una accesibilidad física o sensorial y esa ‘transaccesibilidad’ es muy importante porque es entre todos, no solamente acotada en los dominios. Este enfoque con la consideración de transversalidad es novedoso y aún es una asignatura pendiente”.
 
Las distintas interpretaciones que se barajan en torno a la accesibilidad desembocan finalmente en un concepto global y actual como es el de sostenibilidad o desarrollo sostenible. “El ecodiseño está de moda y es muy potente”, asegura Fefa Álvarez, que explica el deseo del sector de la discapacidad de relacionar estas tendencias: “Nuestra apuesta es unir el ecodiseño y la accesibilidad, porque un diseño no será sostenible si no es accesible “. Así lo entiende también Miguel Ángel Valero, que afirma: “Abogo por un círculo virtuoso de sostenibilidad accesible y accesibilidad sostenible y se necesitan la una a la otra. Si no es accesible no es sostenible y si no es sostenible, ¿cómo va a ser accesible?”
 
Según el profesional de arquitectura que participa en la mesa, José Luis Borau, Jefe del departamento de Accesibilidad al Medio Físico de Fundación ONCE, el concepto está muy claro: “Insisto en el diseño y en la ejecución e implementación. No pensemos en diseños accesibles, pensemos en un buen diseño. Siempre que hagas un buen diseño, y una buena ejecución, tiene que ser accesible, sino no será buen diseño”.
 
Y por su parte, Daniel Aníbal García, secretario de Organización de Cocemfe, refuerza esta tesis y afirma, además, que “la nueva accesibilidad tiene que ser también funcional, de diseño, chic, que guste”. 
 

Tecnología y accesibilidad

 
Olga Berrios, experta en accesibilidad cognitiva de Plena InclusiónA pesar de que las nuevas tecnologías han sido referencia constante en la mesa, no estaba claro si formaban parte de la novedad en accesibilidad o si en algún momento han lastrado la misma. Según Daniel Aníbal García existe una “fascinación tecnológica” que a veces nos lleva a no atajar el problema, sino a buscar un bypass tecnológico. Como apunta Olga Berrios, en ocasiones la solución no es la tecnología: “Hemos desarrollado, junto con Vodafone, una aplicación de apoyo para que las personas con discapacidad se orienten en el entorno, pero, ¿no sería mucho más fácil que el entorno se entendiera de por sí?”
 
Fefa Álvarez aplaude las nuevas tecnologías accesibles y su variedad de aportaciones, pero también se cuestiona algunas de sus bondades y defiende las cotas alcanzadas respecto al urbanismo o la edificación, ya que entiende que el hecho de que una tecnología pueda lograr salvar una escalera, no debe impedir que se haga una rampa… “Porque la tecnología a lo mejor no está al alcance de cualquiera”. 
 
A juicio de Daniel Aníbal García, hay que seguir avanzando en la perspectiva de derechos y usar el entorno de la manera más natural y autónoma posible: “Lo idóneo es que la persona de manera autónoma e independiente pueda acceder a todo y eso se hace actuando con el entorno, no con la tecnología, la tecnología es lo que salva. El entorno discapacita y se requiere el concurso de algo, pero esa no es la solución, la solución es poder actuar de manera más natural y autónoma posible. Y no olvidemos las clásicas accesibilidades, que todavía no hemos acabado de conseguir lo anterior”. 
 
Sin embargo, también debemos tener en cuenta que a menudo, los productos de apoyo se han convertido en tecnología para todos, como explica Valero: “La ayuda técnica o el producto de apoyo nace cuando la circunstancia, el contexto es limitante en lo funcional, pero sucede que también hay que ser consciente de que ese producto de apoyo es para todos, y eso es muy importante porque en la historia hay muchos ejemplos de productos de apoyo que extienden las capacidades de todos y lo que nació para algo que no estaba bien diseñado o construido, se transforma también en una mejora universal”.
 
Por ejemplo, apunta Mari Satur Torre, directora de la Fundación Vodafone España, el teléfono de textos, de finales de los 90, creado para personas con discapacidad, se transformó en algo tan potente como es el whatsapp actual.
 

Diseño colaborativo e interactivo

 
Mari Satur Torre, directora de la Fundación Vodafone EspañaPor parte de la Fundación Vodafone España, de su directora, el reto siempre ha sido “que la tecnología sea parte de la solución y no un nuevo problema”. Y una de las claves para afrontar este proceso es la participación: “Nunca lo hemos hecho solos, desde el principio hemos apostado por colaborar con los profesionales que conocen a los distintos colectivos de personas con discapacidad y con las propias personas con discapacidad; y así es como hemos creado equipos de trabajo, con los que quizás avanzas más despacio pero vas consolidando etapas y adquiriendo muchos aprendizajes de diseño colaborativo, que es la visión conjunta de muchas partes, en las que en ningún caso puedes pretender que tienes la visión completa y tratar de imponerla a los demás. Y sobre todo en cuestiones tecnológicas, donde estamos en un aprendizaje continuo”. 
 
“Cuando hablábamos de diseño centrado en el usuario, nos parecía lo mejor”, recuerda Valero.  Pero resulta que la evolución a un diseño entre todos, para todos, cooperativo e interactivo, “es un salto que tenemos que atrevernos a dar; seguimos pensando que los profesionales somos los que sabemos, pero también es cierto que una persona con discapacidad no es por eso el único experto en lo suyo, por eso es preciso una interacción accesible entre lo profesional y la experiencia de cada persona y del colectivo para converger, de modo que podamos evolucionar a un diseño cooperativo, híbrido entre lo profesional y la experiencia del día a día, que se nos escapa”. 
 
Y luego, añade Valero, “que además sea replicable y escalable, y al final sostenible, porque si no aun nos quedamos con nuestra parcelilla y no nos damos cuenta, como decía la Madre Teresa de Calcuta, que todo lo que no se da, se pierde, y nosotros queremos que eso riegue a todo el mundo y alimentarnos y aprender de los otros”. 
 
Daniel Aníbal García, secretario de Organización de CocemfeY es que, además, las nuevas accesibilidades también se refieren al nuevo concepto de discapacidad, a las discapacidades emergentes, sobrevenidas, al envejecimiento… explica Daniel Aníbal García: “Ha cambiado y va a cambiar bastante el perfil de la discapacidad y quizás algunas soluciones han sido pensadas en unos colectivos que eran el arquetipo de la discapacidad pero hoy en día la discapacidad arquetípica no es la de los 80, 90 ni los 50”.
 
Y tener en cuenta, como apunta Fefa Álvarez, otras discapacidades de siempre: “En el caso de la salud mental, en cuestiones de accesibilidad todavía estamos más lejos. Sabemos que tenemos que aplicarlo en el trato a las personas, pero no sabemos o no tenemos claros los criterios de cómo afecta a los edificios, los colores, recorridos, etc. ahí tenemos que avanzar más”. Pero también le preocupan a esta experta la atención a otros sectores, como son las personas mayores o la infancia. 
 
En definitiva, “lo que debe hacerse para diseñar para todas las personas es ponerse en las situaciones límite, porque si no, se queda gente fuera, en el contexto más complejo. Se debe diseñar desde lo colaborativo, cooperativo, pero siempre yendo al extremo, y no se ha llegado a eso porque se pensaba en personas estándares y no en los extremos de las distintas discapacidades”, apunta de nuevo Fefa Álvarez.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España