Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 29 de noviembre de 2019cermi.es semanal Nº 369

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Opinión

Cincuenta años de Siglo Cero

Por Paulino Azúa, Ex Director de FEAPS/Plena Inclusión

29/11/2019

Siglo Cero tiene su antecedente próximo en el Boletín de FEAPS, Paulino Azúa, Ex Director de FEAPS/Plena Inclusióncuyo número uno apareció en 1967 y al que siguieron, en un  período de dos años, ocho números más. Este Boletín pretendió jugar el doble papel de órgano de información interna del movimiento asociativo y, al propio tiempo, instrumento de divulgación sobre temas relacionados con lo que hoy es discapacidad intelectual y que entonces era subnormalidad. (Este término que hoy nos resulta a todos –los primeros a las propias personas con discapacidad- absolutamente peyorativo supuso un valeroso intento de sacar a estas personas de la tipificación que el mundo científico había establecido con denominaciones como “idiota” o “demente”). 
 
En 1973 nace Siglo Cero con el propósito de, sin dejar de ser una revista de información general sobre la deficiencia mental -nueva terminología que comienza a sustituir a la de subnormalidad-, profundizar en reportajes y noticias orientándose paulatinamente hacia el mundo profesional sin descuidar el interés de las familias y sus reivindicaciones.
 
En los momentos previos al lanzamiento de la revista se plantea, cómo no, su título. Se pretende abandonar la idea de seguir denominando boletín a lo que se quería como revista con entidad propia. Surge así Siglo Cero. ¿Por qué este título? Porque en ese momento la realidad española en el campo de la deficiencia mental resultaba muy pobre, y si la realidad era muy pobre, lo eran aún más las bases ideológicas sobre las que se asentaba. A lo largo de la historia, la deficiencia mental nunca había existido como entidad propia. Estábamos en el siglo cero de la deficiencia mental. Así lo explicaba en su primer número el editorial de la recién nacida revista.
 
La andadura de Siglo Cero no fue fácil, especialmente en sus comienzos, debido fundamentalmente a la precariedad de medios y a su financiación (basada en una publicidad que más de una vez nos ha sonrojado a los que teníamos alguna responsabilidad en la revista). Pero debido también a la realidad científica española, aún balbuciente, en torno al problema general de la discapacidad intelectual, a la propia realidad social, y a la realidad asociativa, que luchaba con esfuerzo por generar servicios para este colectivo. Por eso, las aportaciones de expertos y realidades de otros países nutrieron durante esos primero años buena parte de las páginas de la revista. Hoy son claramente mayoritarias las aportaciones de técnicos españoles, innovadoras muchas de ellas, que reflejan el desarrollo que ha alcanzado la preparación de los profesionales que trabajan en el campo de la inclusión de las personas con discapacidad intelectual que, desde la perspectiva de la autonomía personal, la prestación de apoyos para la vida independiente y la defensa de derechos están generando las condiciones necesarias para mejorar la calidad de vida de estas personas. Y aunque aún queda mucho por hacer, lo están consiguiendo.
 
No pretendo aquí hacer un recorrido por los contenidos de la revista en estos años, pero si los repasamos, desde el primer Boletín al último número de Siglo Cero, podremos observar cómo, en estos cincuenta años que celebramos, se han tocado “todos los palos”, y se ha abordado el problema de la discapacidad en todas sus vertientes. Tal vez, en la primera época, se hizo un mayor hincapié en la ideología para, posteriormente, consolidar esta publicación como la revista científica española de referencia indiscutible sobre discapacidad intelectual y discapacidades. Pero cuando predominaba la ideología en sus páginas también había ciencia y, a su vez, los contenidos técnicos y científicos de la actual revista se asientan en un sólido substrato ideológico que comparten Plena Inclusión y la Universidad de Salamanca.
 
Cincuenta años en la vida de una revista es un tiempo largo que lleva implícito mucho esfuerzo, mucho trabajo y mucha ilusión. Si la revista en cuestión es una publicación que aborda en sus múltiples facetas la discapacidad intelectual, en una sociedad aún distante de cuestiones de esta naturaleza, el mérito resulta evidente. Y este mérito recae, de forma primordial, en sus dos directores. Alfredo Fierro que desempeñó esta función desde 1968 hasta 1993, y Miguel Ángel Verdugo que en ese año le sustituyó en la misma hasta ahora. Es evidente que una realidad como la que es hoy Siglo Cero es producto de muchas voluntades, pero esta revista no podría entenderse sin sus dos directores, sin su dedicación, su capacidad y su talante para acompasar voluntades de quienes, desde diferentes funciones y responsabilidades, han participado en este proyecto, convertido hoy en un referente incuestionable en el mundo de la discapacidad.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España