Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 06 de septiembre de 2019cermi.es semanal Nº 357

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Opinión

En la buena dirección

Despoblación y discapacidad

José Manuel González Huesa, director cermi.es semanal y director general de Servimedia

06/09/2019

José Manuel González Huesa, director cermi.es semanal y director general de ServimediaA falta de Presupuestos, de decisiones políticas, de acuerdos parlamentarios, la sociedad civil organizada da sus pasos y avanza en sus propuestas ante los problemas que afrontan cada día y nadie es capaz de asumir. Uno de los asuntos pendientes es la denominada España vaciada.
 
El escritor Sergio del Molino puso de actualidad La España vacía con el ensayo que publicó en 2016 y generó una llamada de atención para abordar las necesidades de la España rural. Esta pasada primavera un gran movimiento social terminó su manifestación en Madrid y entonces se acuño el término de “España vaciada”. 
 
En este camino, el CERMI siempre ha dado sus propios pasos estratégicos sobre aquellos asuntos que más preocupan a la sociedad y el 8 de noviembre de 2018 dio a luz su “Declaración de Cuenca sobre desarrollo rural inclusivo”. 
 
Una declaración muy actual que empezaba así: “En España, las mujeres y los hombres con discapacidad que residen en áreas y zonas rurales constituyen un grupo poblacional numeroso, que supera el millón de personas, con índices de exclusión social y carencia de apoyos y recursos adecuados mucho mayores que los de la población urbana con discapacidad, lo que supone una presión constante y creciente para abandonar este medio”. 
 
Y continuaba: “Las personas con discapacidad y sus familias deben ser consideradas como agentes clave en el proceso de transformación del medio rural en un entorno inclusivo, que bajo el prisma de la innovación social ofrezca un nuevo modelo de entorno sostenible y armónico de convivencia donde todas las personas puedan desplegar su potencial humano”. 
 
El CERMI, como siempre, establecía su prioridades y aportaba sus propuestas para poner en marcha una Estrategia Nacional de Desarrollo Rural Inclusivo, con vigencia para el próximo quinquenio, con enfoque de género, que promueva, planifique, programe, coordine y encauce las acciones públicas y cívicas dirigidas a las personas con discapacidad y sus familias; mejorar la participación, acceso a derechos y bienestar social, favoreciendo su arraigo y la continuidad de la población con discapacidad en entornos rurales que actualmente corren peligro de despoblamiento y abandono; aplicar la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.
 
También proponía fomentar un desarrollo rural inclusivo, con apoyos efectivos y sin discriminaciones ni exclusiones; promover el empoderamiento de las mujeres con discapacidad residentes en el mundo rural; potenciar la búsqueda y generación de nuevos yacimientos de empleo en el mundo rural, incluido el emprendimiento, que permitan la creación de riqueza en este entorno, en clave de sostenibilidad que combine las oportunidades de la economía verde con la dimensión inclusiva en la creación de empleo digno y de calidad; desplegar buenas prácticas de convergencia asociativa entre entidades-plataformas-instituciones representativas de la discapacidad y de personas en riesgo de exclusión y del desarrollo rural.
 
Añadía: poner en práctica fórmulas de gobernanza y colaboración innovadoras entre diferentes agentes participantes en el desarrollo rural, a la hora de diseñar, planificar e implantar apoyos, recursos y dispositivos de promoción y atención a las personas con discapacidad y sus familias; políticas públicas de desarrollo rural inclusivo, europeas, nacionales, autonómicas y locales, deben fortalecer el arraigo entre las personas con discapacidad y sus familias residentes en este medio.
 
Por último, diseñar una estrategia conjunta entre las distintas instancias, estructuras, plataformas y entidades en la lucha contra la despoblación del medio rural; el Foro Nacional de Despoblación debe tener en cuenta el enfoque del sector social de la discapacidad en relación con las estrategias contra el despoblamiento del medio rural; disponer de estudios, investigaciones y análisis estadísticos, sociológicos y económicos que permitan conocer la realidad de las personas con discapacidad y de sus familias residentes en el medio rural.
 
Estas propuestas de hace casi un año siguen sobre la mesa. Ahora los políticos deben tener el valor de analizarlas y abordarlas. Ya no vale mirar para otro lado. Tienen que poner en marcha una inmediata estrategia nacional de desarrollo rural inclusivo. Las urgencias no se aplazan, se afrontan. Si el resto de los sectores sociales hicieran lo mismo, el país ya estaría paralizado. Hay que caminar hacia el desarrollo rural inclusivo, a pesar del desgobierno.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España