Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 02 de noviembre de 2018cermi.es semanal Nº 321

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Opinión

En la buena dirección

Terapias milagrosas

Por José Manuel González Huesa, director de “cermi.es semanal” y director general de Servimedia

02/11/2018

José Manuel González Huesa, director de “cermi.es semanal” y director general de ServimediaSon como el Guadiana: aparecen, desaparecen y vuelven a aparecer. Mucho cuidado con las terapias milagrosas que están tan lejos de la ciencia como el agua en muchos planetas lejanos. Solo vale el diagnóstico de un médico o un especialista, lo contrario conduce a la irresponsabilidad. Los padres, las entidades, las administraciones tienen que luchar contra esta lacra envuelta en legalidad que pretende aprovecharse de los más incautos.
 
El penúltimo caso es el expediente abierto por la Generalitat catalana contra las personas que pretendían dar una conferencia sobre el autismo en Lleida para defender la utilización de un producto llamado MMS que contiene lejía (clorito de sodio) para el tratamiento y cura del Trastorno del Espectro Autista (TEA). Parece una broma pero es verdad. La lejía es un líquido corrosivo y transparente de olor muy fuerte, que se emplea para blanquear la ropa y desinfectar; limpia cualquier cosa menos el cuerpo. Y a este asunto se ha dedicado un agricultor sin formación médica o científica que pone a disposición su falso conocimiento para incluso tratar de curar casos de cáncer. Frente a esta situación solo vale que la Administración trabaje rápida y eficazmente porque hay que combatir cualquier engaño para la salud.
 
Lógicamente tanto la Confederación Autismo España como la Asociación de Profesionales de Autismo se mostraron perplejos por el riesgo que puede suponer para cualquier persona ingerir lejía, además de repetir que el TEA se trata solo con especialistas que intentan fomentar el desarrollo personal, su inclusión social y su calidad de vida y la de sus familias. No es una cuestión menor, hoy le ha tocado el turno a las personas con TEA, pero mañana cualquier presunto medicamento puede generar efectos perversos y graves para quien lo ingiera.
 
Ante estas pseudociencias se debe repetir que solo valen los tratamientos aprobados y comprobados por la Administración pública. Hay que huir de cualquier terapia milagrosa como se evita que cualquiera quiera meter mano en tu bolsillo. No vale todo y menos un tratamiento que no haya sido validado. 
 
Mucho cuidado, por tanto, con la ansiedad y con recurrir a doctor Google. Solo tiene conocimientos aquel que trabaja día a día con las personas y posee un título validado para poder ejercer su trabajo como profesional del mundo de la salud. El desconocimiento no nos exime de la responsabilidad con uno mismo y con los demás. 
 
Afortunadamente, muy pocos casos consiguen engañar a las personas. La precaución y la cordura se imponen ante cualquier método insensato. El escritor egipcio Naguib Mahfuz, autor de “El callejón de los milagros”, decía que “cuando ignoramos el peligro es cuando nos arriesgamos confiados”. Mucho cuidado y denuncia a quien trate de engañarte.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España