Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 27 de mayo de 2016cermi.es semanal Nº 214

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Bequal Universidades o cómo medir la inclusión en la universidad

27/05/2016

Blanca Abella

La universidad Bequal va más allá de la prestación de servicios a los estudiantes con discapacidad. Una universidad Bequal se gestiona de manera inclusiva como institución, es decir, la discapacidad está presente no sólo entre los estudiantes, sino también entre los empleados, los proveedores de productos y servicios, los beneficiarios de proyectos de innovación social y/o tecnológica y entre los ciudadanos o grupos de opinión. Y la gestión de todo ello se hace manera inclusiva, pensando en todos.

Presentación de Bequal UniversidadExistía realmente una necesidad de crear este modelo Bequal en el ámbito universitario, de una u otra manera lo han reclamado las propias universidades, las personas con discapacidad y, cada vez con más ímpetu, las empresas Bequal. Existe una necesidad de diferenciarse y de gestionarse de forma inclusiva. 
 
En Bequal empezamos a trabajar con grandes organizaciones, con aquellas que se embarcaban en proyectos de responsabilidad social y con la discapacidad y algunas ya estaban dando grandes pasos en ese sentido. A medida que fuimos avanzando con las organizaciones, al final vas acreditando todo el nivel de relación que tienen las organizaciones en su entorno, desde las administraciones públicas, los CEE y cómo no, las universidades, que son las que proveen de personal con cualificación a las empresas, por eso nos interesaba especialmente el ámbito universitario”, relata Marta Val, directora gerente de la Fundación Bequal.
 

Diferencias que suman y restan

 
Al adaptar el modelo a las universidades, fue necesario introducir algunos apartados específicos, sin embargo, según asegura Marta Val, “en la Universidad hay un aspectos importante y diferenciador, y es que en cuanto a inclusión del alumno, ya hay muchos pasos dados con los servicios de apoyo a estudiantes con discapacidad que existe en un gran número de universidades y que prestan servicios específicos como adaptación de materiales, ayudas técnicas, lengua de signos…”.
 
Pero también cabe destacar algún aspecto negativo que arrastran históricamente muchas universidades, en las que resulta casi imposible el acceso al empleo para determinadas plazas: “El ámbito universitario es muy cerrado en cuanto a profesionales que trabajan allí y acceder a un puesto de profesorado es prácticamente imposible para personas con discapacidad y serían necesarios ciertos canales para favorecer que algún día también tengamos profesores universitarios con discapacidad. Si hay profesores de discapacidad, se favorecerá la inclusión, probablemente establecerán mecanismos de enseñanza inclusivos con sus alumnos y eso será una rueda que hará que la inclusión sea algo connatural dentro del ámbito universitario, como en otros ámbitos”.Image de un sello con el logotipo 'bequal'
 
Y finalmente, aunque la Fundación Bequal muestra una gran satisfacción con el recibimiento que las universidades en general han dado a la llegada de Bequal Universidad, es importante de nuevo hacer un pequeño análisis de algunas carencias fundamentales en este ámbito o de aspectos que son incompatibles con la inclusión, según señala la responsable de la entidad: “El ámbito universitario tiene que incidir más en salir del ámbito universitario y volcarse en la realidad; la universidad es muy endogámica, por un lado, ni siquiera orientan a los universitarios hacia el mercado real de trabajo, con y sin discapacidad, pero además se incide mucho en conocimientos y poco en competencias que les haga tener una salida profesional adecuada, y eso en las personas con discapacidad se acusa aún más”, afirma. Y añade, con énfasis y preocupación un inconveniente importantísimo: “el profesorado”, señala. “En los servicios de apoyo se trabaja maravillosamente, prácticamente todos son más voluntarios que trabajadores, pero todavía hay profesores muy reacios que, por ejemplo, no están dispuestos a adaptar su material a soporte electrónico, o alguno se siente incómodo y se molesta si tiene un intérprete de signos en el aula… y si el propio profesorado no es consciente de que tiene alumnos con discapacidad en el aula, difícilmente les vas a poder pedir que proyecten la voz hacia el alumno y no a la pizarra, que procuren que los soportes electrónicos que utilicen sean accesibles, etc. Todavía hay una labor que menos mal que están cubriendo la ONCE, adaptando material para ciegos, o la CNSE poniendo intérpretes de lengua de signos…”.
 

El modelo de Málaga

 
La Universidad de Málaga, igual que otras, trabaja maravillosamente en inclusión y ya tenía mucho avanzado, según explica Marta Val. Sin embargo, el modelo Bequal  les sorprendió, no lo conocían, pero en cuanto se embarcaron en el proyecto pusieron todo su empeño y lograron el sello en tan solo unos meses
 
Se sorprendieron de todo lo que tienen, por ejemplo superan el 2 por ciento de personas con discapacidad en plantilla, ni lo sabían. O que tienen proyectos de investigación en el ámbito de discapacidad que aportan muchísimo valor al mundo de la discapacidad y sin embargo a menudo se quedan en el ámbito universitario y no lo proyectan hacia fuera”, explica Marta Val. 
 
Gemma Rodríguez, del Servicio de Apoyo al Alumnado con Discapacidad del Vicerrectorado de Estudiantes y Calidad de la Universidad de Málaga, expresa así el camino recorrido con Bequal: “para nosotros la obtención del Sello Bequal ha supuesto: visibilidad, tanto dentro como fuera de la organización, de todas las cosas que se venían haciendo y que no sólo no se ponían en valor si no que eran desconocidas, colaboración e implicación de toda la organización de una forma transversal, sensibilización fruto de esa visibilidad de la que hablábamos y aprendizaje, sabiendo cómo estamos podemos saber qué hacer para mejorar” y afirma “ojalá en unos años todas las Universidades sean Bequal”.
 
La Universidad de Málaga recibe el Sello Bequal por su compromiso con la discapacidadY es posible que su sueño se cumpla, porque desde que se certificó la Universidad de Málaga se abrió un abanico tremendo sobre todo por parte de la universidad pública que mostró muy buena disposición y por parte de las propias empresas que están certificadas con Bequal, que miran con interés este proyecto, “poder ver ese puente por el que pueden acceder para buscar a estudiantes con discapacidad”, afirma Val.
 
Así, gracias a ese buen ejemplo de Málaga y al gran trabajo de Bequal y de las propias universidades, se ha  abierto una nueva corriente en la que se han embarcado la Uned, que ya se ha puesto en contacto con Bequal, la universidad de Comillas, la de Valladolid, la de Deusto, la Politécnica de Cataluña, la Politécnica de Valencia, la universidad de Valencia… “muchas universidades están ya trabajando con el modelo para poder alcanzar la certificación”, afirma Marta Val.
 
Tras certificar a Málaga, la Fundación Bequal hizo una presentación especial de Bequal Universidad para darlo a conocer a las demás universidades. En el acto, Isabel Martínez Lozano, comisionada de Universidad, Juventud y Planes Especiales de la Fundación ONCE, destacaba que “en los últimos años se ha avanzado mucho y se están dando pasos importantes, desde hace unos años está en las agendas de las Universidades la inclusión de personas con discapacidad, algo que hace años era algo impensable” aunque ponía de manifiesto que “el gran reto pendiente está en el acceso de los estudiantes con discapacidad a la Universidad”.
 
La Universidad es clave para nosotros”, afirma la responsable de la Fundación Bequal, e insiste, “si ellos no se implican en esto, difícilmente vamos a conseguir esos índices de empleo que necesitamos y sobre todo, seguiremos tendiendo personas con discapacidad con poca formación y eso es el mayor obstáculo que afrontan las personas con discapacidad. Es el mayor de los pecados, no tener gente con discapacidad formada cuando las empresas sí quieren contratar gente con discapacidad”. 
 

El modelo Bequal permite:

  • Identificar áreas de mejora, no solo en el ámbito de la discapacidad; y previene situaciones de conflicto.
  • Verificar el cumplimiento de la normativa, y visibilizar las buenas prácticas.
  • Rentabilizar los esfuerzos realizados por la inclusión.
  • Aprovechar en nuestra actividad el talento de las personas con discapacidad, sean empleados, proveedores y/o estudiantes.
  • Diferenciarse frente a la otros, favoreciendo la lealtad  y el sentido de pertenencia.
  • Mejorar el reconocimiento y reputación de la institución.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España