Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 29 de julio de 2016cermi.es semanal Nº 223

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Al empleo por la vía pública

29/07/2016

Blanca Abella

El Ministerio de Hacienda y Administraciones ha publicado hace unos días la relación provisional de personas con discapacidad intelectual aprobadas en el examen de oposiciones de empleo público, en la convocatoria de Ayudante de Gestión y Servicios Comunes, han aprobado el 79%. Este examen se celebró el pasado 11 de junio en la Universidad Complutense de Madrid, con el objetivo de cubrir 70 plazas en toda España en ese perfil (excepto Cantabria). Es la cuarta convocatoria que se realiza desde que se amplió la reserva de discapacidad del 5 al 7%, dejando un 2% para discapacidad intelectual. Y el éxito se repite cada año.

Opositores con discapacidad intelectual preparados para el examen“Era una reclamación histórica de Plena Inclusión porque en la convocatoria del 5% no estaban entrando las personas con discapacidad intelectual, ni siquiera tenían acceso al examen por no cumplir los requisitos, ya que se exigía como requisito que tuvieran estudios primarios”, explica Silvia Muñoz, Técnica de Programas de Plena Inclusión
 
El comienzo de esta historia se remonta a 2011, cuando el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, a través del CERMI, se puso en contacto con Plena Inclusión porque querían hacer una convocatoria de oposiciones específica para personas con discapacidad intelectual, con una reserva de plazas del 2% que se sumaba al 5% que ya existía para la discapacidad en general.
 
“Quisieron que colaboráramos con ellos  desde un primer momento, querían que la convocatoria fuera exitosa y se cubrieran las plazas y vieron que la mejor manera de hacerlo era contando con las organizaciones que representan a las personas con discapacidad intelectual”, asegura Silvia Muñoz.
 
En Plena Inclusión valoran el gesto del ministerio, ya que ni siquiera tenían diseñada la convocatoria y ya se pusieron en contacto con ellos, antes de iniciar todo el proceso, quizás conscientes de la importancia de contar con quieres más saben sobre este asunto. “Les asesoramos incluso para el propio diseño de la convocatoria, sobre todo en los requisitos que podían plantear para las personas con discapacidad intelectual, ya que uno de los problemas en el puesto de trabajo al que se accedía, que están en el grupo 5, se suele pedir como requisito que tengan estudios primarios y hay personas con discapacidad intelectual que no lo cumplen”. Solicitaron este cambio y les orientaron sobre la misma prueba y su formato, indicando cómo tendría que ser, práctica, un examen… “les indicamos que lo más adecuado era un examen porque la prueba práctica podía presentar algunos problemas de generalización, difíciles de salvar”, explica la Técnico de Programas de Plena Inclusión. El Día del examen frente al edificio de la universidad
 
Les orientaron en muchos aspectos de la propia convocatoria y la mayoría de las aportaciones se tuvieron en cuenta. Y a todo ello se sumó, más adelante, la colaboración en los temarios de la oposición. “En la primera convocatoria ellos nos facilitaron los epígrafes de los temas de la prueba teórica y nosotros desarrollamos los contenidos. Y contamos con la supervisión del ministerio, que nos revisaban la propuesta y la ajustaban a sus criterios. Esa fue la fase de preparación previa al examen”. 
 
El trabajo por ambas partes fue fructífero y muy valorado por Plena Inclusión, como explica su presidente, Santiago López Noguera: “La estrecha colaboración que nuestra organización tiene con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en el desarrollo de las diferentes convocatorias de oposiciones al empleo público en el ámbito estatal, es un ejemplo del compromiso de este Ministerio por cumplir la legislación más allá de lo meramente dictado por la norma, en este caso la cuota de reserva del 2% de este tipo de plazas para personas con discapacidad intelectual”.
 
Cuando el ministerio lanza la convocatoria en el BOE, Plena Inclusión hace esa difusión entre todas las entidades que la componen, si bien todas ellas estaban ya avisadas previamente pues Plena Inclusión había creado un grupo de trabajo para la elaboración de contenidos de la oposición y les habían pedido colaboración.
 
“Se utilizaron todas las redes de comunicación de la entidad para que todo el mundo conociera bien la convocatoria y tuvo mucho éxito porque se apuntaron más de 3.000 personas a la primera convocatoria. El ministerio nos dijo que había superado con creces sus expectativas, teniendo en cuenta que la convocatoria era para 54 plazas”. 
 
El primer examen fue en mayo de 2012, luego se han sucedido otras tres convocatorias (2014, 2015, 2016), todas con parecida expectación y afluencia 
 

Plataforma On line

 
Comprobando las listas de aprobadosPlena Inclusión decidió crear una plataforma de formación on line como sistema de trabajo de cara a las oposiciones. En la plataforma se subieron los materiales de formación, los ejemplos de ejercicios, de examen y todos los contenidos necesarios para los aspirantes. “A través de la plataforma se facilitó mucho la gestión de la formación. El teléfono sonaba constantemente y el papel del ministerio fue fundamental pues al no tener nosotros experiencia en este tema, también les llamábamos continuamente y siempre se mostraron dispuestos a colaborar”, afirma Silvia Muñoz. 
 
Es decir, la plataforma cumple una doble misión, por un lado se gestionaba todo la información sobre la convocatoria, ”con un foro en el que se van publicando las noticias y en el que participan muy activamente las personas con discapacidad intelectual, incluso ellos suben propuestas de exámenes y ejercicios para ayudar a otros compañeros, eso fue fenomenal, funcionó muy bien” explica la representante de Plena Inclusión. Y luego estaba el repositorio de documentos, donde se colgaban los temas, ejercicios y demás documentos necesarios. 
 
Luego cada persona trabajaba a su manera, algunos han utilizado esta plataforma y sus recursos sin ningún apoyo, pero en muchos casos, a través de las entidades de Plena Inclusión se han generado grupos de estudios para la preparación del examen.
 
El papel de la entidad en el ámbito estatal, Plena Inclusión, era facilitar todos los materiales y la información necesaria y en las entidades miembro de Plena Inclusión trabajan más directamente con las personas con discapacidad.
 
Los resultados de los exámenes han sido siempre muy buenos, superando todas las expectativas. El primer año, el 80% de las personas que se presentaron aprobó y la nota media fue un 7.8. En los exámenes de hace un mes, de las 1.330 personas con discapacidad intelectual que se presentaron, un total de 1.048 han superado la prueba, lo que supone un 79%. Si sumamos las personas que conservaban la nota de convocatorias anteriores, la cifra asciende a 1.115 personas aprobadas.
 
El sistema sigue siendo el mismo, la formación on line, porque ha funcionado muy bien y garantiza que todo el mundo puede tener acceso a la formación. De hecho, en la web del Ministerio de Administraciones Públicas, cuelgan los temarios desarrollados por Plena Inclusión. “Aunque hemos mantenido el sistema de formación on line, intentamos mejorar y en la convocatoria de 2015, por ejemplo, la propia convocatoria se publicó también en lectura fácil y el formulario de inscripción lo adaptamos con una simplificación importante, y el ministerio aceptó ese formulario”.
 
De nuevo, la colaboración con la administración resulta fundamental y positiva, como explica Santiago López Noguera: “Esta colaboración permite asegurar un verdadero acceso en igualdad de condiciones para las personas con discapacidad intelectual que tratan de opositar para obtener un empleo en la Administración del Estado, mediante la adaptación de todo el proceso (trámites, temarios, ejercicios, etc.) por medio de metodologías de accesibilidad cognitiva como la lectura fácil, que facilitan una mejor comprensión del mismo”.
 

Trabajo de futuro

 
Edifico donde se realiza el examen oposiciónHay dos temas que ahora preocupan a los profesionales de Plena Inclusión, y las propias personas con discapacidad intelectual. Uno de ellos es el protocolo de recibimiento, es decir, la atención que se presta al nuevo trabajador con discapacidad intelectual en su lugar de trabajo. “La administración apostaba por los apoyos naturales, que los propios compañeros de trabajo fueran quienes acogieran a las personas con discapacidad. Nosotros, por la experiencia que tenemos en la incorporación a puestos de trabajo, queremos que haya una persona de apoyo en los primeros momentos y hasta que sea necesario para facilitar el proceso de incorporación”, explica Silvia Muñoz. Esta inquietud ya está en la mesa de trabajo del ministerio y por ahora no se ha tomado ninguna decisión. En Plena Inclusión están estudiando las posibilidades.
 
Y otra de las cuestiones que están en estudio es la promoción interna. “Es algo reciente porque las primeras personas se han incorporado a trabajar hace cuatro años y es ahora cuando nos dicen que quieren promocionar, es algo que ellos mismos reclaman, surge de ellos”, cuenta la Técnico de Plena Inclusión. 
 
Y a partir de sus demandas han empezado a estudiar las posibilidades y Plena Inclusión está reuniéndose con el ministerio, es un tema abierto con el que están trabajando ahora mismo. “Nos gustaría seguir avanzando en la inclusión y la igualdad efectiva de estos empleados públicos una vez lograda las plazas, por medio del apoyo personalizado en el puesto de trabajo y también de la obtención de similares garantías de acceso en los procesos de promoción interna desarrollados por la Administración”, explica el presidente de Plena Inclusión.
 
En general, para esta entidad ha sido un proceso muy importante de aprendizaje para todos pues además era la primera vez que utilizaban las nuevas tecnologías para la formación de las personas con discapacidad intelectual y la experiencia ha sido tan positiva que ahora están promoviendo mucha formación on line. Lo mejor, según la experta de la entidad, “la participación en los foros y el seguimiento que hacían las personas con discapacidad intelectual”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España