Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 12 de septiembre de 2014cermi.es semanal Nº 135

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportajes

Las nuevas tendencias del social recruiting apuestan por la contratación de las personas con discapacidad

Disismore: cuando la discapacidad es más

La red laboral demuestra con experiencias laborales positivas los beneficios de la gestión de la diversidad

12/09/2014

Beatriz Sancho

Los Recursos Humanos de muchas empresas se están poniendo al servicio de los procesos de selección de candidatos con discapacidad. Es una nueva tendencia. Y una necesidad. Ante esta perspectiva, y aprovechando la evolución de las nuevas tecnologías, Paolo De Fabrittis funda una red profesional para la búsqueda y la selección de personas con discapacidad: ‘disismore’. En su plataforma laboral, la persona con discapacidad es el protagonista de su propia búsqueda de empleo. Su reto, el cambio social, la normalización de la inclusión laboral de las personas con discapacidad dentro y fuera del mundo empresarial.

Detalle de la página web de la red laboral 'disismore'Como experto en empleabilidad, el fundador de ‘disimore’ tiene claras ciertas recomendaciones, aquellas que daría a una persona con discapacidad para conseguir un trabajo y mantenerlo. “Es perentorio conocer bien las tres “C” de nuestro talento. Es decir, “la suma de nuestros conocimientos, capacidades y compromiso”, enumera. Para Paolo De Fabrittis antes de empezar a buscar un trabajo, el candidato tiene que entender bien “qué puede aportar a la empresa que está buscando personal; dónde se engloban sus conocimientos, capacidades y experiencia, y qué es lo que está buscando o, lo que es lo mismo, lo que le motivará a dar el 120% en el trabajo y determinará el nivel de su compromiso con el proyecto de empresa”, pondera. “Cuando tenemos claro esto somos mucho más fuertes a la hora de proponer nuestra candidatura a una empresa y nos centramos en nuestras capacidades en lugar de en nuestras debilidades”, apuntala De Fabrittis.
 
La idea de montar una plataforma digital así se le ocurrió a este italiano a finales del 2012 cuando trabajaba como director de RRHH de Gallina Blanca Star. El hecho de haber desarrollado su carrera profesional en empresas socialmente responsables le llevó a la conclusión de que “había llegado el momento de dedicarse a un proyecto de impacto social”, desvela. Como profesional de RRHH, Paolo De Fabrittis, había experimentado frecuentemente “las dificultades de seleccionar e integrar candidatos con discapacidad”. De ahí su clara intención de que ‘disismore’ ofrezca “una solución innovadora que aporte valor al proceso de búsqueda y selección de personas con discapacidad”. 
‘disismore’ quiere ser una solución innovadora que aporte valor al proceso de búsqueda y selección de personas con discapacidad
Sin embargo, hay más de 700.000 personas con discapacidad en España en edad de trabajar y que no tienen trabajo. Esta nueva compañía se ha propuesto encontrar el talento de estas personas. Así lo cuenta Marta Melón, socia y miembro de ‘disismore’. Y es que esta plataforma online ya permite a las entidades que apoyan la inserción laboral de las personas con discapacidad encontrar oportunidades laborales para su grupo de interés, pero también a identificar empresas que apuestan por el talento de las personas con discapacidad e incluso a contactar con los reclutadores. Es más, según Melón, el equipo de esta empresa espera que, como prescriptores de ‘disismore’, sean estas entidades la que animen a las personas con discapacidad a registrarse en la red laboral y les acompañen como orientadores laborales”, esgrime. El encuentro de los diferentes agentes involucrados en la orientación, búsqueda y selección de las personas con discapacidad se produce en la red “a través de un click”, cuenta Marta Melón. 
 
Paolo De Fabritiis, fundador de la red laboral 'disismore'Pero la empresa en aún muy joven. Se lanzó el pasado mes de marzo y están en plena fase de promoción y posicionamiento en el mercado laboral. La prioridad para los que la conforman es que las empresas, las personas con discapacidad que buscan oportunidades laborales y las entidades que trabajan en el sector la conozcan y la utilicen. Y es que, en este sentido, “se busca que los usuarios verifiquen que los procesos de orientación, búsqueda y selección son más eficientes y eficaces”, explica el fundador de la red labora. “La facturación vendrá después si la experiencia de los usuarios confirma el valor de nuestra propuesta”, añade. Por otra parte, lo que realmente destaca de esta plataforma online para Marta Melón es que “el encuentro de los diferentes agentes involucrados en la orientación, búsqueda y selección de las personas con discapacidad se produce en la red a través de un simple click”. 
 
CONCIENCIAR CON EL EJEMPLO
 
Tras año y medio de trabajo, a día de hoy, el equipo de ‘disismore’ lo forman ocho personas que están “diversamente comprometidas con el proyecto”. Y para que no les tachen de incongruencia, en la plantilla está Paula que, con una discapacidad auditiva, se dedica a la redacción de contenidos y a las relaciones con algunas entidades del tercer sector. Para De Fabrittis “es evidente que Paula es la más capacitada del equipo para trabajar en ‘disismore’” donde asegura que aporta cada día la “experiencia y la sensibilidad necesarias para orientar correctamente el trabajo”, opina. Durante este tiempo, además, se han sumado dos instituciones y organizaciones como la Business School IESE y la Fundación Ship2B , partners de ‘disismore’. 
 
Uno de los logros importantes desde el nacimiento de esta empresa ha sido y “será”, subraya Montserrat Camps, otra miembro de ‘disismore’, “facilitar un contacto fácil y continuado entre las empresas y las personas con discapacidad tanto para conseguir un puesto de trabajo como para normalizar las relaciones en la búsqueda de empleo y en su contratación”, asegura Camps, quien también pertenece al patronato de la Fundacion Ship2B. Marta Melón apunta como logro que la plataforma sea “una propuesta innovadora que ayude a dar solución a un problema social” y que, además, quiera ser “sostenible económicamente y escalable a nivel internacional”. “Nuestra plataforma es una solución innovadora que se basa en la aplicación y adaptación de las nuevas tendencias del social recruiting a las personas con discapacidad que buscan activamente trabajo. Se trata de dar visibilidad a sus capacidades,  facilitar la relación entre los actores de proceso de selección, y anticipar el conocimiento de perfiles que pueden convertirse en futuros candidatos para cubrir las necesidades de una empresa”, especifica Melón.
 
Así tenemos, como resalta esta socia, que “en ‘disismore’ la persona con discapacidad es el protagonista de su proceso de búsqueda”. “Existe la posibilidad de que cuente con el apoyo de un orientador laboral dentro de la plataforma, pero tiene que ser él mismo quien se registre y complete su perfil con sus datos personales, profesionales, pero, sobre todo, quien defina sus capacidades y conocimientos y, además, haga atractivo su perfil aprovechando las opciones multimedia que le ofrece la red como, por ejemplo, colgar un vídeo currículo o indicar un enlace a páginas web de su interés. La actitud proactiva es clave para que ‘disismore’ le ayude a conseguir su objetivo”, abrocha esta miembro de la plataforma.
La actitud proactiva de la persona con discapacidad es clave para que ‘disismore’ le ayude a conseguir su objetivo
Pero las expectativas del proyecto trascienden fronteras. ‘disismore’ nace con una vocación internacional. “Queremos validar la propuesta en España, para expandir y abrir la red laboral a nivel internacional”, anuncia el fundadador de la entidad. En este sentido, De Fabrittis da fe de que hay muchos países de la EU que por razones sociales y culturales, y también por características comunes del sistema empresarial y del marco normativo, “se encuentran con en la misma situación y problemática respecto a la contratación e inclusión laboral de personas con discapacidad. Ellos también podrían beneficiarse de una plataforma laboral como ‘disismore’”, espera el italiano. En su opinión, “cuando la visión y la cultura de una empresa está orientada al valor de la diversidad y de la inclusión, a la contratación de personas con discapacidad, es más fácil que todos los que trabajan en esa organización se den cuenta de lo normal que es trabajar con colegas con discapacidad. Es necesario que toda la empresa, desde el consejero delegado, quiera y esté dispuesto a invertir e integrar la diversidad en sus decisiones organizativas”.  
 
BARRERAS SIN DERRIBAR
 
Sin embargo, la diversidad es grande dentro del sector de la discapacidad y el movimiento de la discapacidad está pidiendo, cada vez más alto, que no se reparta “café para todos”. En este sentido, se sostiene que la adaptación que puede requerir un puesto de empleo para una persona con discapacidad física es muy distinto al que pueda necesitar, por ejemplo, una persona con discapacidad intelectual. A esta exigencia Marta Melón expone que ‘disismore’ es un lugar de encuentro entre los diferentes actores del proceso de intermediación laboral de personas con discapacidad que facilita que puedan encontrarse. Dentro de este proceso facilitador, insiste, ‘disismore’ “da la opción a la persona con discapacidad, y a su orientador, a poner en conocimiento de los reclutadores de las empresas aquellas medidas de adaptación al puesto que facilitarían su integración, ya que el desconocimiento por parte de las empresas es sin duda uno de los mayores impedimentos para seguir adelante con el proceso”. Monteserrat Camps, por su parte, promete que estas nueva red laboral ofrecerá “todo tipo de informaciones en relación a ayudas públicas para subvencionar las distintas adaptaciones, empresas que ofrecen soluciones, etc.”.
 
Montserrat Camps, miembro y partner de 'disismore' y miembro del patronato de la Fundación Ship2BDefiende Melón, no obstante, que las causas de la baja contratación de personas con discapacidad son “muchas y complejas” y que entre ellas se encuentra “el prejuicio y la escasa concienciación social y empresarial; los niveles de formación y experiencia profesional; factores relacionados con la adaptación del puesto y la productividad; y, por último, la eficacia del proceso de intermediación laboral”. Y es sobre esta última causa donde ‘disismore’ se centra para “hacer este proceso más eficaz y, por tanto, conseguir un mayor número de contrataciones directas. Perseguimos que, a través de experiencias laborales positivas, en la empresa ordinaria principalmente, se dejen atrás tabúes y falsas percepciones y se reduzca esta discriminación”, anuncia Melón. Para la miembro del patronato de la Fundación Ship2B, Montserrat Camps, “es el orientador el que puede ser de gran ayuda en este mismo proceso”.
 
Además, Camps resalta que dentro de las discapacidades más discriminadas está la enfermedad metal, pero que esta no afecta a todas las capacidades de la persona y que por eso en ‘disismore’ se pondrá en valor siempre sus habilidades y se dará seguridad a los reclutadores de las empresas, mediante la figura del orientador, para que, poco a poco, se vaya “desmitificando los prejuicios hacia esta discapacidad concreta”, apoya la también socia de la plataforma laboral. 
 
Ante su juventud, ‘disismore’ aún no ha tenido la oportunidad de contar con algún colaborador que tenga, por ejemplo, enfermedad mental o discapacidad intelectual que pueda dar prueba de la eficacia y eficiencia de su trabajo, pero ante la perspectiva su fundador lo tiene claro: “cuando llegue este momento nos centraremos, en primer lugar, sobre el talento del candidato (formación, conocimientos, capacidades, compromiso/motivación) y, sólo después, verificaremos si hay condiciones organizativas y medidas de adaptación importantes o necesarias para su discapacidad”, arremete. “Más allá de los prejuicios que seguramente hay en el mundo empresarial, como en toda la sociedad, en ‘disismore’ sabemos que las empresas no seleccionan discapacidad”, manifiesta. “Todas las empresas siguen y seguirán seleccionando según las capacidades de los candidatos y sus motivaciones. Lo que queremos en nuestra plataforma es evidenciar las de los candidatos con discapacidad”, afina.
Las empresas no seleccionan discapacidad sino las capacidades y motivaciones de sus candidatos
Por su parte, Camps justifica que lo primero a lo que se enfrentan los empresarios es el “miedo a lo desconocido” y “por ejemplo, la enfermedad mental, entre otras discapacidades, aún tiene un componente tabú para la sociedad en general”, critica. “Por esta razón, el cambio tendrá que ser lento, pero progresivo y, posiblemente, pedirá algunas modificaciones en la actual estructuración del mercado de trabajo, de su organización y de la legislación que lo regula”. En relación a posibles convenios con entidades que trabajan por la inclusión laboral y social de las personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental, informa Camps, la plataforma está contactando con ellas y presentándoles su web para que también se facilite la contratación de las personas que tienen este tipo de discapacidad a través de ‘disismore’. El equipo, además, está muy interesado en valorar posibles colaboraciones. 
 
Parte del equipo de 'disismore' trabajandoEL CAMBIO SOCIAL
 
En síntesis, ‘disismore’ busca ser un puente que una a las personas con discapacidad que buscan una nueva oportunidad laboral, las empresas y las entidades que ofrecen servicios para la integración laboral. En palabras de Marta Melón, la joven empresa apuesta de lleno por un “cambio social” impulsado mediante la conexión y la construcción de relaciones de confianza entre los actores del proceso que, posteriormente, se traduzcan en “experiencias laborales positivas que pongan en evidencia los beneficios de la gestión de la diversidad”, sostiene. Y es que si en algo se insiste desde ‘disismore’ es en que su web busca poner en valor las capacidades, los conocimientos, las habilidades y las motivaciones profesionales de los candidatos con discapacidad. 
 
Si esto es ‘disismore’, es decir, “esto es más” (ateniéndonos a la traducción al castellano de su nombre), hay que preguntarse que en qué sentido es más ‘disismore’ respecto a otras entidades, empresas u organismos que ya estaban trabajando en la inclusión laboral de las personas con discapacidad y resaltando el valor que aporta la diversidad en sus plantillas. Esta es la respuesta: su búsqueda de un cambio en la cultura empresarial y social. Otro grano de arena para la necesaria montaña. Hete aquí, en estas líneas, la puesta en valor, negro sobre blanco y con las nuevas tecnologías colgado en la red, de esta plataforma laboral. Ahora, como ellos, esperemos que este cambio se vuelva evidencia y no una quimera. 
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España