Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 9 de marzo de 2018cermi.es semanal Nº 293

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Un trabajo de colaboración interasociativa

Más y mejores condiciones de vida y ciudadanía

09/03/2018

Blanca Abella

La transformación de Plena inclusión hacia la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo es un proyecto abierto, compartido y generoso. Desde que hace ya unos años decidieron tomar ese camino, han acogido la compañía de otras entidades con absoluta hospitalidad y han compartido con ellas una nueva cultura. La colaboración interasociativa se extiende incluso a otros países que han recogido la experiencia y la han hecho suya, logrando así una red de conocimiento que permite la innovación y el desarrollo de unos servicios de calidad dirigidos a cada persona.

En los años 60 comenzaron a crearse organizaciones de la discapacidad en una especie de Big Bang, según términos de Javier Tamarit, responsable de Transformación de Plena inclusión, "porque de lo que no era nada, se crearon grandes estructuras de servicio". Lograron sacar a las personas de un encierro obligado y asumido en sus propias casas, o en instituciones o entornos rurales difíciles, pero entonces todos esos servicios de asistencia creados miraban a la discapacidad. 
 

La revolución del paradigma

 
Imagen de la web de Plena inclusión que acompaña a la información sobre la transformación hacia la calidad de vidaEn los años 90, con la revolución del paradigma de los apoyos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es cuando se entiende que todo este trabajo debe estar enfocado desde una perspectiva de derechos, "de igualdad de oportunidades y derecho a una vida digna", apunta Tamarit. "Hay que hablar de cada persona, en cada vida concreta y en cada contexto concreto, los roles son totalmente diferentes, entonces los servicios que hay no es que ya no valgan, es que hay que transformarlos", añade.
 
Así, según explica este experto: "En 1996 hicimos el gran cambio de paradigma y empezamos a hacer formación, manuales de buenas prácticas y orientación hasta que en 2010 se decidió formalmente la estrategia de transformación, de manera consensuada". Este proyecto es por tanto un mandato de la asamblea de Plena inclusión tras el proceso de Toledo 10, es un proyecto de transformación hacia la calidad de vida orientado a transformar las entidades y sus servicios de apoyo hacia una excelencia centrada en la persona. Se trata de un largo camino porque, según refiere también Javier Tamarit, es una transformación cultural y "a nivel mundial, los procesos de transformación cultural suelen durar al menos una generación".
 
Plena inclusión cuenta ya con modelos científicos o académicos que dicen lo que hay que hacer en este proceso de transformación, guías de buenas prácticas, experiencias importantes sobre servicios centrados en la persona, una intranet donde interactúan y colaboran todos los grupos y una organización central que vela para que todo eso se difunda. 
 

Proyecto en marcha

 
Existe una red de centros y servicios que fueron creados en un momento en el que la mirada proyectada estaba centrada en la discapacidad, por eso el proyecto de transformación consiste en que esos servicios deben estar ahora dirigidos hacia la cultura de la personas y su familia, de la ciudadanía, de la calidad de vida. Y el proyecto concreto de Plena inclusión consiste en alimentar y promover la voluntad y la acción de servicios, tanto de Plena inclusión como de fuera de ella, siempre que se compartan valores y modelos. 
 
Javier Tamarit, responsable de Transformación de Plena inclusiónEl objetivo es avanzar de forma colectiva en un modelo centrado en la persona y en la familia, en el contexto natural. Pero para lograr una eficaz transformación es necesario una 'masa crítica' de compromiso de quienes forman la organización y un liderazgo que aliente la misma y promueva equipos transversales. No se busca el éxito individual sino el impacto colectivo.
 
"Ya hay equipos y servicios pioneros, entidades con un grado alto de transformación y otros que están en otros procesos", explica Javier Tamarit. En Plena inclusión entienden que "mientras estés en la carretera, en esa dirección, no importa que tardes más o menos, lo importante es estar y estar de manera colectivo, sentir que no es solo una buena práctica sino que hay mucha gente intentando una transformación".  
 
Así, en estos años que lleva en marcha, ya hay 658 servicios en transformación que ofrecen apoyo a 48.737 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo o sus familias. De estos 658 servicios, 126 son de entidades que no son miembros de Plena inclusión, son servicios de España, Perú o Colombia que trabajan en convergencia con Plena inclusión en este proyecto.
 
Pero además de la transformación de estos centros, el proyecto se va gestando a través de otras iniciativas que contribuyen al proceso de transformación cultural, como es 'el huerto de ideas', los encuentros de prácticas admirables, los convenios con universidades para investigación o para organización de máster de posgrado, las ferias de conocimiento...
 
Compartir experiencias, acompañar, dar buen ejemplo, trabajo en común, intercambio... son algunas de las constantes en la conversación con el experto de Plena inclusión, dejando así muy claro que es un proyecto colectivo y generoso, porque: "Desde 2015 se dijo que esto no era solo de Plena inclusión, nuestra misión implica apoyar y contribuir a la vida de cualquier persona con discapacidad intelectual o problemas del desarrollo, aunque no sea miembro de plena inclusión", afirma Tamarit.
 

Colombia

 
Esa generosidad y necesidad de compartir ha llegado a países como Colombia, donde se encuentra el 'Instituto de Capacitación Los Álamos', una institución social, autónoma, apolítica, privada, sin ánimo de lucro, fundada en 1961 por un grupo de padres de niños y niñas con discapacidad intelectual. Imagen de la web del Instituto de Capacitación Los Álamos, de Colombia
 
Mery Velandia, directora general del 'Instituto de Capacitación Los Álamos', conoció hace 18 años la labor de Plena inclusión (entonces Feaps) gracias a un congreso internacional. Desde entonces, afirma: "Cada tres o dos años los visitamos y hemos conocido a través de visitas y pasantías varias instituciones de Plena Inclusión en diferentes provincias". Además, desde el año 2016 han firmado un convenio de colaboración entre las dos entidades para el fortalecimiento de la entidad colombiana y de otras instituciones. 
 
Así, desde el año 2000, 'Los Álamos' participa en procesos de transformación con Plena inclusión. "Para Álamos ha significado la universalidad y coherencia con relación al desarrollo de las políticas globales en discapacidad", afirma Mery Velandia. "La visión multifactorial y de diferentes países y organizaciones nos permite desarrollar innovaciones y desarrollo de nuevos programas  y servicios para la población", añade la responsable de 'Los Álamos'. En definitiva, según relata desde Colombia: "Se logra el desarrollo local en política de discapacidad con visión universal, se genera una red donde se comparten conocimiento y practicas significativas". 
 
Ha sido un largo recorrido, como el de Plena inclusión, y se mantiene la misma idea, la dirección en ese camino. Según Mery Velandia, Álamos se ha transformado desde el inicio de su vinculación con Plena inclusión y otras instituciones y los principales logros los destaca así: "Transformación de programas y servicios en el marco de la garantía de los derechos calidad de vida; participación e inclusión; formación y actualización  de los profesionales en sus implementaciones y practicas centradas en la familia y la personas contando con su entorno; formación de las familias en entornos protectores y auto gestión".
 
Administrativamente, 'Los Álamos' tiene su plan estratégico centrado en las personas, familias, comunidad y colaboradores, "en goce pleno de los derechos y en el desarrollo e innovación de nuevos servicios y programas", explica la responsable.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad, Secretaría de estado de servicios sociales e igualdad, Dirección general de políticas de apoyos a la discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España