Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 13 de diciembre de 2019cermi.es semanal Nº 371

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Carmen Laucirica, nueva Presidenta de CERMI Canarias

“La administración canaria es sensible a nuestras reivindicaciones, pero luego falta concreción”

13/12/2019

Blanca Abella

Cuando llegó su prejubilación, Carmen descubrió que al fin podría dedicarse con mayor compromiso a su mundo, el de la discapacidad. Aunque vive inmersa en esta realidad incluso antes de nacer, como ella afirma, en los últimos 13 años se ha implicado de tal manera que actualmente es una representante indispensable para las personas con discapacidad de las Islas Canarias. En la presidencia del CERMI, que acaba de asumir, también espera poder avanzar en todos los ámbitos de los derechos, en los que aún faltan algunas concreciones necesarias.

Carmen Laucirica, nueva Presidenta de CERMI Canarias¿Cómo llegaste al mundo de la discapacidad y, en definitiva, a la presidencia del CERMI Canarias?
 
Mi llegada al mundo de la discapacidad fue antes de nacer. Mi hermano mayor, José Antonio, era una persona con discapacidad intelectual, y toda mi vida ha estado condicionada y ha sido movida por esta razón, porque mis padres fueron de las primeras familias que formaron una entidad de reconocido prestigio que ahora forma parte de Plena inclusión, la Fundación Gil Gayarre. Y luego, lo que tiene el destino, soy madre de una persona con autismo. He vivido de cerca todo lo que tiene que ver con el voluntariado y la implicación en el movimiento asociativo. Hace 13 años además me prejubilaron y entonces pude empezar a desarrollar las inquietudes personales que tenía, así asumí primero la presidencia de la asociación de ocio y tiempo libre donde está mi hijo y después me llamaron de Plena inclusión Canarias para que hiciera cursos y me formara. Así poco a poco te va entrando el gusanillo y desde ese momento empecé a participar en grupos de trabajo a nivel nacional. En la medida en que te vas metiendo, el movimiento de la discapacidad te va absorbiendo porque ves todo lo que hay por hacer. 
 
¿Cómo afronta el nuevo reto que supone la presidencia de CERMI Canarias?
 
Ahora estoy en esa fase en la que pienso todo lo que tengo que hacer. Tengo un reto, que es alcanzar, antes de que acabe enero, un conocimiento de todo lo que conllevan el resto de las discapacidades. Tenemos previsto una reunión a comienzos del mes de enero porque creo que una de las cosas más importantes es lograr que el equipo siga unido y ver si podemos llamar a más federaciones o entidades y que crezca el CERMI Canarias. La presidencia de CERMI Canarias es una gran responsabilidad y espero ser la persona adecuada para poner en marcha ideas nuevas. El trabajo ya está empezado y nos toca iniciar una nueva línea de actuación, pero con la base de lo que han hecho ya antes los compañeros, además hay una cosa curiosa, en la nueva junta directiva aproximadamente el 50% somos nuevos y el otros 50% permanecen de la anterior, con lo cual podemos conservar toda la sabiduría de la experiencia y aportar ideas nuevas.
 
¿Qué tiene de especial o complejo el hecho de vivir en una isla para las personas con discapacidad?
 
Si unes a eso que cada isla en sí misma es también como un pequeño continente y que tiene todo lo que tiene cualquier otra región de España ahora mismo, cualquier comunidad autónoma, más los desplazamientos en barco o avión, que para las personas con discapacidad implican muchos problemas de acceso… Porque los desplazamientos en las islas requieren accesibilidad y tiempo, ya que 70 km que separan una isla de otra es toda una aventura, hay que llegar a un aeropuerto, coger un avión, o a un puerto y coger un barco, con lo que conlleva en necesidades de acompañamiento o de accesibilidad.
 
Por tanto, la accesibilidad, que es una prioridad para todo el movimiento de la discapacidad, en el caso de las islas se convierte en una urgencia, ¿no es así?
 
Es un tema que surge en cada reunión que tenemos. Hay una necesidad importante de concienciación, primero porque ‘accesibilidad universal’ es un término que casi no se utiliza. Cuando se habla de accesibilidad a menudo se dice que “ya hay una rampa”, y ni siquiera se plantean si la rampa cumple con lo que la ley marca. Cuando hablamos de la accesibilidad universal estamos en pañales, no se cumple con lo que la normativa ya tiene más que definido y tener que estar reivindicando que se cumplan derechos que además impiden el acceso a otros servicios, creo que eso es sangrante, porque la accesibilidad pasa por que tú puedas acceder a cualquier medio en igualdad de condiciones.
 
Uno de los asuntos que señalaste como prioritarios tras tu nombramiento es la modificación de los estatutos de CERMI Canarias, ¿cuáles serían las novedades en esta cuestión?
 
Los estatutos son muy sencillos y es necesario actualizarlos, hacer una revisión en profundidad, con todo lo que tiene que ver hoy por hoy con el mundo de la discapacidad. El CERMI Canarias tiene un problema y es que carece de estructura, no hay ahora mismo ninguna persona contratada para los mínimos de estructura que requiere el desarrollo de cualquier trabajo, empezando por los propios estatutos, que están pendientes de una revisión, hay que reformarlos, actualizarlos, incluir perspectiva de género, muchos cambios para que luego sirvan de base para avanzar.
 
Una vez lograda esa actualización, ¿será necesario iniciar o retomar las relaciones con los responsables de las distintas administraciones?
 
El CERMI tiene una buena entrada, se lo han trabajado, con todo lo que tiene que ver con las administraciones públicas. Por mi parte, cuento con la ventaja de que en muchos casos por mi labor en Plena inclusión ya me conocen, por lo que puede ser más fácil empezar como representante de CERMI Canarias. La administración canaria es sensible a lo que tiene que ver con nuestras reivindicaciones, pero mi sensación es que luego falta concreción. Cuando ves que la comunidad canaria en todos o casi todos los temas que tienen que ver con servicios sociales está a la cola, te das cuenta de que hay que conseguir más concreción además de buenas palabras.
 
Una de tus prioridades precisamente era el desarrollo de la Ley de Servicios Sociales, ¿es necesario esa concreción también en este caso?
 
La Ley de Servicios Sociales se aprobó el año pasado, cuando acababa la legislatura, y ha habido un cambio en los responsables de políticas sociales, de ahí que ahora vivimos un momento algo más complejo porque las personas que llegan tienen que adaptarse, pero sí se crearon siete mesas de trabajo en las que se fue generando el desarrollo de esta ley; desde el Gobierno de Canarias invitaron al CERMI a participar en esas mesas y se ha participado en todas ellas. Todavía esperamos ver el resultado de todo lo que se está trabajando, pero en cuanto a la participación en la ley, tanto en su desarrollo inicial como en las mesas posteriores, han contado con el sector de la discapacidad.
 
Has hablado de la perspectiva de género como una cuestión pendiente, ¿cómo es la situación de la mujer con discapacidad en Canarias?
 
La sensación que tuve en la asamblea de CERMI Canarias es que la mujer con discapacidad tiene muchas ganas de trabajar, pero muchas cosas por hacer. Precisamente en la asamblea de constitución había varias mujeres y su demanda era, “¿cuándo nos ponemos en marcha?” Hay  CERMIS que en esta cuestión funcionan muy bien y tienen su propia estructura para temas de mujer y una de las compañeras quedó encargada de recabar información para que podamos ponerlo en marcha cuanto antes, porque no nos cansaremos de decir que ser mujer parece que es un punto añadido a la discapacidad. Y aunque queden muchas tareas pendientes, si incluimos la perspectiva de género desde los comienzos de nuestro trabajo, podremos hacerlo mejor, si lo haces desde el principio lo haces mejor.
 
¿Qué alianzas crees necesarias para que el CERMI Canarias siga avanzando como sociedad civil?
 
La Plataforma del Tercer Sector en Canarias es muy nueva, del año pasado, y le queda un recorrido importante. El CERMI forma parte de la misma y confío en que esta plataforma coja fuerza. Creo que con esta plataforma y todo lo que conlleva en este momento, tenemos por ahora alianzas suficientes. Y una de las cosas que hablamos el día de la asamblea es intentar que se incorporen a CERMI Canarias más federaciones o entidades, pero primero tenemos que consolidarnos.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España