Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 19 de junio de 2020cermi.es semanal Nº 396

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Entrevista

Anxo Queiruga, presidente de Cocemfe

“Nuestros compañeros y compañeras no deben pagar la crisis sanitaria, social y económica con un retroceso de sus derechos”

19/06/2020

Blanca Abella

La tragedia que ha vivido nuestro país se hace visible en numerosos relatos de personas, de entidades o profesionales de diversos sectores. En el mundo de la discapacidad, tal y como describe en esta entrevista el recientemente reelegido presidente de Cocemfe, la situación ha sido muy complicada, dolorosa e incluso discriminatoria. Los cuatro próximos años probablemente sean los más difíciles de la historia de Cocemfe, según expresa Anxo Queiruga, y por ello afirma que deben ser fuertes y “participar en todos los escenarios para resaltar el factor multiplicador de la discapacidad y estar encima de las administraciones para no volvernos invisibles”.

Anxo Queiruga, presidente de CocemfeSer reelegido en medio de una pandemia seguramente era un escenario jamás imaginado, ¿cómo afronta Cocemfe y su presidente este nuevo futuro tan inesperado para todos?
 
No es el escenario que habíamos imaginado ninguna de las personas que integramos la Comisión Ejecutiva, ni nadie del movimiento asociativo de Cocemfe, ni la sociedad en general. Hemos tenido que afrontar innumerables problemas para poder celebrar una asamblea electoral de manera telemática y con todas las garantías legales, pero, como siempre y con la resiliencia que nos caracteriza al movimiento asociativo, hemos podido encontrar soluciones para llevarla a cabo. 
 
Probablemente sean los cuatro años más difíciles que nos esperan desde el nacimiento de Cocemfe y nuestro trabajo tiene que estar a la altura de las expectativas de las personas con discapacidad física y orgánica y de sus organizaciones representativas, las cuales de forma unánime han apoyado nuestra reelección para este periodo de tanta incertidumbre.
 
La responsabilidad que asumimos es enorme y va a requerir como nunca que marquemos las prioridades, optimicemos los recursos y, sobre todo, centrarnos en las necesidades de las personas, porque nuestros compañeros y compañeras no deben pagar la crisis sanitaria, social y económica con un retroceso de sus derechos.
 
Por ello, debemos ser fuertes, participar en todos los escenarios para resaltar el factor multiplicador de la discapacidad y estar encima de las administraciones para no volvernos invisibles en medio de las medidas que se adopten y se tengan muy en cuenta factores que nos generan un elevadísimo peligro de exclusión, como es el caso de la pobreza o el aislamiento.
 
¿Cuáles han sido los peores efectos de la pandemia en las personas del colectivo al que representa?
 
Anxo Queiruga, presidente de CocemfeIndudablemente los peores efectos de la pandemia han sido todos los fallecimientos de personas con discapacidad física y orgánica que se han producido. Pero nuestro grupo social, que tenemos una mayor vulnerabilidad tanto a nivel de contagio como a la hora de recibir tratamientos, se ha enfrentado a muchas situaciones de angustia y discriminación. El colapso del sistema sanitario nos hizo vivir momentos en que personas con discapacidad con síntomas graves de Covid-19 no eran ingresadas en hospitales, poniendo en duda todos los avances en materia de igualdad conseguidos hasta la fecha. Nos vimos en la obligación de inventar nuestros propios protocolos de atención en los centros residenciales ante la falta de respuesta por parte de las administraciones y nos tuvimos que buscar la vida para continuar atendiendo a las personas de nuestras residencias manteniendo el virus a raya y para conseguir equipos de protección individual. Fue una auténtica odisea conseguir los tan necesarios EPIs y lo sigue siendo a día de hoy, por ejemplo, con los guantes. Además, la paralización de servicios o terapias ha sido nefasta para nuestro grupo social porque son imprescindibles para mantener una buena calidad de vida y, aunque hemos hecho lo imposible para que se pudieran hacer desde casa, no hay nada como una atención personalizada y presencial, que es para muchas personas la única opción de mantener un buen estado de salud. Sin olvidar las dificultades para acceder a medicamentos y productos sanitarios por parte de muchas personas consideradas de riesgo por las autoridades sanitarias, como son las personas trasplantadas, niños, niñas y adolescentes con cáncer, y otras personas con enfermedades crónicas, pluripatológicos o con estados de inmunosupresión.
 
Han sido muchos y muy diferentes los problemas que la pandemia nos ha ocasionado, Cada día nos encontrábamos cosas nuevas que teníamos que abordar de manera urgente. Y ahora que sabemos todo lo que ha fallado, y que en cualquier momento podemos sufrir un nuevo brote, es el momento de poner soluciones y, por eso, nos hemos puesto continuamente a disposición de las administraciones para trabajar conjuntamente en ello.
 
Hay que dar la máxima prioridad a garantizar nuestra supervivencia, a que recibamos todos los cuidados, productos y medicamentos que necesitamos y, en definitiva, a respetar al completo la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas.  
 
¿De qué manera ha afectado a Cocemfe y sus organizaciones como entidades de la discapacidad?
 
Anxo Queiruga, presidente de CocemfeComo servicio esencial, Cocemfe y su movimiento asociativo no hemos dejado de estar al lado de nuestras entidades y, sobre todo, de las personas de nuestro grupo social en mayor situación de vulnerabilidad. El confinamiento nos obligó a aplicar a todos los procesos de trabajo las tecnologías digitales basadas en la nube, que afortunadamente teníamos implantadas en Cocemfe y que nos han permitido durante toda la pandemia desarrollar nuestra labor en la medida de lo posible. Las mayores dificultades las hemos vivido en los centros de atención directa a las personas con discapacidad. Por un lado, aquellos que tuvieron que cerrar y que empiezan ahora a abrirse, con nuevos protocolos para volver a la actividad, y, por otro lado, aquellos que son servicios esenciales y han funcionado durante toda la crisis sanitaria. En estos últimos, hemos vivido situaciones muy difíciles porque era absolutamente imprescindible garantizar la atención y la seguridad de las personas usuarias y trabajadoras. Afortunadamente y con un enorme esfuerzo fuimos consiguiendo los equipos de protección necesarios y la realización de test para prevenir contagios y poder establecer todas las medidas de seguridad.
 
En estos meses hemos realizado una intensa labor de incidencia política y, ante la falta de respuesta o de medidas por parte del Gobierno o las administraciones, hemos tenido que ir por delante para que las personas de nuestro grupo social recibiesen los apoyos que necesitaban. Nuestros equipos humanos se han volcado en no dejar a nadie atrás y han demostrado la importancia que también tiene nuestra labor en situaciones de pandemia como la actual, porque hemos dado respuesta a las necesidades más urgentes y hemos velado por la dignidad y los derechos de las personas con discapacidad.
 
¿Cuál es el camino para la reconstrucción de todo lo perdido o amenazado por la pandemia?
 
El camino para reconstruir todo lo perdido y conseguir que esta pandemia no afecte todavía más a la vida de las personas con discapacidad pasa por retomar la interlocución con el Gobierno porque han quedado pendientes muchas de nuestras demandas para hacer frente situaciones como la he hemos vivido, porque no se puede producir ningún retroceso en nuestros derechos y porque el movimiento asociativo tiene que poder seguir desarrollando su labor esencial.  
 
Vivimos una situación de incertidumbre sobre la sostenibilidad de nuestras organizaciones ante los recortes de subvenciones y la priorización de proyectos que nada tienen que ver con discapacidad. Desde Cocemfe, el CERMI y las organizaciones del Tercer Sector nos estamos volcando en tratar de evitarlo y que los poderes públicos sean conscientes del trabajo que hacemos y de la importancia que tiene para las personas con discapacidad. 
 
Mermar los fondos que recibimos puede suponer un auténtico mazazo no solo para los servicios que prestan nuestras entidades, sino incluso para su propia supervivencia. El Gobierno debe comprender que esto a su vez tendría un efecto muy negativo sobre las personas con discapacidad física y orgánica a las que proporcionamos apoyo directo. Cuando hablamos de entidades estamos hablando de personas con discapacidad y sus familias, de un grupo social en una situación de partida de clara desventaja y que como consecuencia de la pandemia puede verse todavía más perjudicado. Hablamos de calidad de vida y de derechos tan básicos como el empleo, la educación o la salud. 
 
¿Cuáles eran los principales planes antes de la pandemia? ¿qué reivindicaciones quedaban por alcanzar o qué proyectos y planes son necesarios culminar para seguir en la lucha por la plena inclusión?
 
Anxo Queiruga, presidente de CocemfeLos planes de Cocemfe y su movimiento asociativo continúan siendo mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad física y orgánica y construir una sociedad en la que este grupo social pueda participar de forma activa en todas las etapas de la vida y disponga de los mismos derechos y libertades que el resto de la población. Pero todas las acciones encaminadas a cumplir nuestra misión, ahora tendrán el reto añadido de superar las dificultades generadas por la pandemia. 
 
Todavía quedan muchas cuestiones pendientes para conseguir nuestra plena inclusión y participación, algunas tan históricas como la regulación de la figura del asistente personal, que de haberse realizado cuando se creó en 2006 habría permitido a las personas con mayores necesidades de apoyo superar la pandemia con más garantías y seguridad. La reforma de la Ley de Propiedad Horizontal para que deje de haber personas confinadas de manera permanente en su propia vivienda por falta de accesibilidad, que la educación sea inclusiva tengamos o no pandemia, que el mercado laboral deje de discriminarnos, que las mujeres y niñas con discapacidad encuentren respuestas a todas sus necesidades, o que tengamos garantizado el acceso a la sanidad universal y a todas las tecnologías sanitarias y tratamientos que protegen nuestra salud, son algunos de los frentes que seguiremos reivindicando sin descanso.
 
¿Qué equipo le acompaña en esta nueva etapa y qué cambios ha introducido en el mismo?
 
El equipo que forma la Comisión Ejecutiva está formado por las mismas personas de la anterior legislatura. Esto también quiere decir que sigue siendo completamente paritaria entre mujeres y hombres, y que seguimos contando con un equipo de dirección excelente, que ha funcionado con una cohesión y compromiso indudable. Tan solo hemos realizado algunos cambios en cuanto a las responsabilidades que ocupan, por lo que ahora Eva Pérez Bech es la vicepresidenta de la entidad, Marta Valencia está al frente de la Secretaría de Organización; Daniel-Aníbal García es el nuevo secretario de Finanzas; Daniel Gallego ocupa la nueva Secretaría de Impacto Social y Agenda 2030, Encarnación Rodríguez se encarga de la Secretaría de Mujer e Igualdad, Mar Arruti hará lo propio con la Secretaría de Cronicidad, Pacientes y Coordinación Sanitaría, Mónica Oviedo lidera la Secretaría de Innovación Asociativa, Ramón Salas es el secretario de Accesibilidad y Vida Independiente y, por último, Valentín Sola se encarga de la Secretaría de Desarrollo Educativo y Profesional. Sin olvidar la imprescindible labor que seguirá realizando Elena Antelo, como directora gerente de Cocemfe. 
 
Contar con lo mejor del panorama de la discapacidad física y orgánica y con el apoyo unánime de nuestro movimiento asociativo nos da una fuerza imparable hacia la consecución de todos nuestros objetivos.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España