Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 11 de septiembre de 2020cermi.es semanal Nº 404

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Opinión

Pequeñas trampas por todos los lados

Por Fran Sardón, presidente Predif

11/09/2020

Fran Sardón, presidente de PredifPertenecer a una parte de un conjunto que representa el porcentaje menor de todo el conjunto, lo que se viene a denominar una minoría, conlleva estar más expuesto y ser más vulnerable como persona que si perteneces a la parte del conjunto que representa el porcentaje mayor. Puede parecer algo obvio lo que digo, pero hay muchas personas que desde hace ya algún tiempo afirman defender e incluso representar a grupos minoritarios de la sociedad, pero siempre que vienen mal dadas, lo que parece obvio se torna dramático y esas mismas personas nos dejan a un lado. Son las pequeñas trampas del sistema, que cuando está en crisis, aparecen por todos los lados.
 
En el año 2008 la crisis económica-financiera que asoló medio mundo y que dejó casi desnudo a nuestro país, tuvo como consecuencia severos recortes en los apoyos y servicios que recibimos las personas con discapacidad y nuestras familias, que en el conjunto representamos una de esas minorías. Ese año y los sucesivos nos dimos cuenta, definitivamente, de que nadie va a tener en cuenta nuestras circunstancias ni nuestra casuística por muy injusto que sea este hecho, salvo nosotros mismos. Y es que cuando hay que recortar, cuando hay que laminar derechos conquistados a base de mucho trabajo y a golpe de reivindicación, las minorías adelantan a todas las mayorías y se sitúan en los primeros puestos de las listas que se emplean para empezar a cercenar. Nada de lo que se nos dijo, nada de lo que se nos prometió tiene validez cuando las circunstancias que acontecen son extraordinarias. Y ahí aparece otra de esas pequeñas trampas de nuestro sistema que nos deja indefensos. Cuando a las coyunturas se las tilda de extraordinarias se tiene la excusa perfecta para poner a las minorías en el centro de la diana, ya que ponerse en contra de los que forman parte de una mayoría no interesa a efectos electorales. Uno puede llegar a pensar, con estas reflexiones, que se gobierna a golpe de encuesta sin tener muy en cuenta los derechos, la justicia social ni los principios constitucionales. Lo pudimos ver y sufrir en 2008 y lo hemos vuelto a experimentar en 2020. ¿Quién hubiese podido predecir lo que iba a ocurrir cuando se vino abajo el banco estadounidense Lehman Brothers? De la misma manera, ¿quién iba a vaticinar lo que iba a pasar cuando un virus comenzó a matar a gente en China y luego se fue extendiendo por el mundo hasta llegar a la península itálica donde siguió matando a mucha gente? Pero, aun así, ¿cómo alguien iba a poder conjeturar que cuando ese virus llegara a nuestro país iba a poner patas arriba todo nuestro sistema e iba a mellar tanto nuestra confianza en nuestros propios valores como sociedad? Las personas con discapacidad junto con las personas mayores, que la gran mayoría son dependientes, hemos estado en la primera línea de los afectados por la pandemia provocada por la COVID-19 y hemos caído en una de estas pequeñas trampas. Otra de esas pequeñas trampas se sitúa frente a nosotros sin ningún pudor: cuando las eventualidades se las tilda de extraordinarias nadie puede prever ni comenzar a aplicar medidas que frenen los efectos de estos “tsunamis” y, por lo tanto, nada de lo que se había hablado o negociado es válido y ahora tienen el derecho y casi la obligación de recortar por todos los lados y claro, las minorías han adelantado a las mayorías en las listas. 
 
Pequeñas trampas de nuestro sistema que aparecen por todos los lados cuando las cosas se ponen feas que, curiosamente, es cuando todos deberíamos ponernos del lado de las personas o de los colectivos más vulnerables, pero con las actitudes y comportamientos de los que tienen que dar ejemplo el mensaje que trasladan es que no cabe emplear ni un minuto ni una pequeña acción en favor de los más indefensos cuando aparece la tormenta. 
 
Pequeñas trampas que aparecen por todos los lados que no tienen que conseguir que perdamos el tiempo cuestionándolo todo y lamiéndonos las heridas sino, al contrario, tienen que provocar en nosotros que busquemos soluciones para estar más preparados frente a la siguiente crisis extraordinaria y que nadie podrá prever. ¿Por qué no comenzamos a actuar como si fuéramos una mayoría? Podemos empezar por explicar a los que forman parte de la mayoría que algún día formaran parte de una minoría. 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España