Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 10 de enero de 2020cermi.es semanal Nº 373

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Opinión

Publicado en el diario La Rioja

Con la mirada en las personas con discapacidad

Por Manuela Muro, presidenta del CERMI La Rioja

27/12/2019

El principal objetivo de este colectivo es la inclusión y la normalización, palabras que para el 2020 trataremos de que sigan estando de moda por el significado real que tienen para un colectivo como el de la discapacidad

Manoli Muro, presidenta de CERMI-La RiojaCerramos el año 2019 y pese a que ha habido avances para el colectivo de las personas con discapacidad a las que seguimos defendiendo desde el Comité Autonómico de Representantes de personas con discapacidad (CERMI-La Rioja), no nos han faltado a lo largo del año momentos muy concretos en los que hemos tenido que recordar a la sociedad, y a los políticos, reivindicaciones sobre nuestro colectivo. Por ello, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, exigimos «poner la mirada en las mujeres de nuestro colectivo por la enorme discriminación que sufren las mujeres con discapacidad en el acceso al mercado laboral, lo que las aboca a una situación de empobrecimiento y precariedad que cercena todas las posibilidades de desarrollo de un proyecto de vida propio y de una plena participación en comunidad». 
 
Con motivo del Día Internacional y Europeo de las personas con discapacidad, que celebramos el 3 de diciembre, pusimos el acento en que «la soledad no deseada es la lacra de las sociedades llamadas a sí mismas avanzadas». Las mujeres y hombres con discapacidad sufren situaciones de aislamiento social, de separación de la vida en comunidad, que provocan mayores dosis de soledad forzosa. Las causas de esta soledad son muchas y acumulativas: la falta de accesibilidad de los entornos, productos y servicios; la inactividad obligada; la ausencia extendida de apoyos para una autonomía personal efectiva; residir en medios pobres en cuanto a recursos, como el rural; la pervivencia en el imaginario social de actitudes reticentes y negativas sobre el valor de las personas con discapacidad, etc. En definitiva, la exclusión y la discriminación estructurales hacia este grupo ciudadano intensifican la soledad forzosa. 
 
Por ello tenemos que seguir reclamando lo que los poderes políticos parece se han olvidado: la Declaración de los Derechos Humanos, fechada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 –ahora hace 71 años–, que recoge el derecho a la integridad física de los viandantes y la libertad de movimiento, que también está consagrado en la Convención Internacional de los Derechos de las personas con discapacidad. Así como la accesibilidad universal, confirmada en la Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con discapacidad de la ONU, en diciembre de 2006 (artículo 9, accesibilidad universal; artículo 20, movilidad personal y 21, acceso a la información), firmada y ratificada por España, que posteriormente, y debido a un cambio legal operado en 2011, redujo su tiempo de consecución al 4 de diciembre de 2017, del que a su vez ha pasado ya dos años y las obligaciones, desgraciadamente, siguen sin cumplirse, lo que hace que muchas personas con discapacidad no puedan todavía acceder con normalidad a productos, bienes y servicios tan necesarios. 
 
Y todo ello unido a la soledad de muchas personas con discapacidad que ya vivan en una gran ciudad o en un pequeño pueblo, siguen, en muchas y variadas circunstancias, condenadas en el primer caso, a estar encerradas en sus propios domicilios, con dificultades añadidas para el acceso a sus propias viviendas, o en el segundo, tener dificultad para acceder a la información y comunicación; no poder trabajar; no tener el control de su propia vida; no disponer de los apoyos para desenvolverse como les gustaría; tener una dependencia de otros para todas las actividades de sus vidas, o ser privados del acceso a la cultura y a su deporte favorito, sin olvidar el acoso escolar que algunos niños pueden estar sufriendo por razón de su discapacidad.
 
Situaciones a las que debemos sumar, en el plano municipal, el poder cerrar definitivamente el esperado V Plan Municipal de Integración de personas con discapacidad de Logroño, que debía llevar las fechas de 2019-2022 pero que va con retraso ya de un año; y en el regional, entre otros, el de la figura del asistente personal y otros sistemas públicos de protección social, para los que seguimos solicitando apoyos. 
 
Todas son acciones de trabajo que día a día reclamamos desde el CERMI–La Rioja para conseguir lo que sigue siendo el principal objetivo de este colectivo: la inclusión y la normalización, palabras que, para el 2020 trataremos de que sigan estando de moda por el significado real que tienen para un colectivo como el de la discapacidad.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España