Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 26 de junio de 2015cermi.es semanal Nº 173

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

La 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' ya está la red

Por una Universidad auténticamente universal

Retrato robot de la accesibilidad en el sistema universitario español

26/06/2015

Beatriz Sancho

Alegrémonos pues, efectivamente, como animaba el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, al entonar el 'gaudeamus' académico durante la reciente presentación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' en la UNED. Un trabajo tan esperado, tan necesario, que será un documento vivo en internet porque podrá irse ampliando, mejorando, rectificando, actualizando. La guía es el preludio de una universidad inclusiva, antesala de una sociedad normalizada en la que la diversidad sea un plus y donde las personas con discapacidad convivan con personas sin discapacidad en todos los entornos.

Foto de familia durante la presentación de la 'Guía universitaria para personas con discapacidad' (foto cedida por la UNED)Nueve meses, todo un embarazo, es lo que ha durado la gestación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' que ya se puede consultar en guiauniversitaria.fundaciononce.es/. Se trata de "un logro magnífico" cuya función, según expuso el director de Unidis de la UNED durante su presentación, Juan Antonio Moriano, "es ofrecer a los estudiantes con discapacidad un punto de información online, accesible y necesaria que favorezca su inclusión en la Universidad" y permita que se respete el derecho de acceso a la educación superior de todas las personas con discapacidad que así lo deseen.
 
"Para lograr introducir en la guía una información específica y actualizada hemos seguido una metodología diferente a la de otras guías", explicó el director de Unidis. "Hemos visitado las 30 universidades con mayor número de estudiantes con discapacidad inscritos, hemos realizado entrevistas para conocer de primera mano cuál era la realidad de las universidades y qué programas y adaptaciones específicas contemplaban". El resto de entidades han sido abordadas telefónicamente. Y el resultado es que en la página web que aloja la guía cualquier estudiante con discapacidad ya puede encontrar las adaptaciones, recursos, ayudas y actuaciones que tienen las universidades españolas. Dicho de otro modo: podrá consultar "todos los recursos de accesibilidad implantados en todas las universidades, tanto públicas como privadas, de España.
"La guía permite que cualquier estudiante con discapacidad encuentre las adaptaciones, recursos, ayudas y actuaciones que tienen las universidades españolas"
El trabajo, producto de la Fundación ONCE y de la colaboración del del Centro de Atención a Universitarios con Discapacidad de la UNED (Unidis) y el CERMI, así como las universidades españolas mediante la Red universitaria de Asuntos Estudiantiles de la CRUE (Runae), ha conseguido implantar en la guía buscadores intuitivos que facilitan al estudiante con discapacidad encontrar una universidad concreta por comunidad autónoma o si esta dispone de colegios mayores, residencias o medios de transporte adaptados, entre otra información sobre accesibilidad.
 
Moriano opina que las universidades han madurado mucho sobre la accesibilidad física, que se ha realizado un gran trabajo en cuanto a inclusión, por ejemplo, de intérpretes de lengua de signo en las aulas o estudiantes que hacen voluntariado para ayudar a estudiantes con discapacidad o subtitulan de forma altruista. Sin embargo, tampoco oculta que "todavía queda bastante por hacer respecto a la accesibilidad tecnológica, que es más complicado". 
Una de las imágenes de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad'"Aunque se ha mejorado en las adaptaciones que tienen que ver con la metodología de la enseñanza o el sistema de evaluación, aún no se realizan respecto a los objetivos, contenidos o competencias"
También asegura el director de Unidis que se ha mejorado en las adaptaciones que tienen que ver con la metodología de la enseñanza o el sistema de evaluación, pero que también en este apartado "aún no se realizan respecto a los objetivos, contenidos o competencias". Y donde subrayan los creadores de la guía carencias para la accesibilidad de los estudiantes con discapacidad en las universidades españolas es en las actividades relacionadas con el deporte y el ocio.
 
Por otro lado, aunque el 65% de los universitarios con discapacidad solicitan algún proyecto específico de acogida. Pero se sigue percibiendo que la falta de información previa en los ciclos educativos anteriores. Según Moriano, "gracias a la guía existirá un intercambio mayor de datos con los orientadores o profesores de colegios e institutos para que los futuros estudiantes con discapacidad de la universidad tengan toda la información que necesiten previamente". 
"Gracias a la guía existirá un intercambio mayor de datos con los orientadores de colegios e institutos para que los futuros estudiantes con discapacidad de la Universidad tengan información previa"
Uno de los aciertos para el director de Unidis es el formato digital de la guía porque, de este modo, "se superan los límites del papel y el alumno puede navegar mediante los enlaces de forma infinita". En este sentido,  según apunta Ana Belén Andreu, técnico de apoyo al estudiante de Unidis, apunta como cualidad positiva de la guía la "interactividad", que permitirá "el feedback y la cooperación no sólo entre los estudiantes sino también entre las instituciones". De hecho, las universidades que así lo deseen pueden añadir o modificar información y, por su parte, los internautas con discapacidad podrán corroborar la información o incluso hacer sugerencias. 
 
ALEGRÉMONOS PUES
 
"Estando donde estamos, en una institución universitaria", inició su discurso durante la presentación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' el presidente del CERMI, "deberíamos empezar con algo muy académico como el 'gaudemus'. Alegrémonos de tener esta guía, esta cartografía de recursos para estudiantes universitarios con discapacidad", animó. Pérez Bueno, antes de subrayar el significado y la bonanza que depara la guía, no perdió la oportunidad de referir los obstáculos y las barreras que experimentaron "de forma muy virulenta y en carne propia" las personas con discapacidad durante muchos años para la inclusión, para el bienestar, para los derechos de los hombre y mujeres con discapacidad y sus familias. 
 
"Si hacemos espeleología, como CERMI, editamos la primera guía de recursos en la comunidad universitaria hace ahora diez años. Si comparamos ese trabajo en papel, muy rudimentario, con la actual guía encontramos un avance real, verdadero, medible y positivo en el entorno universitario", aseguró el presidente del CERMI. También destacó que la presencia de las personas con discapacidad en las instancias universitarias "era imperceptible hace años" y que el ritmo de crecimiento de esa presencia "ha sido geométrico" porque "el sector universitario es muy sensible a la inclusión de las personas con discapacidad".
Momento de la presentación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"El ritmo de crecimiento de la presencia de estudiantes con discapacidad ha sido geométrico porque el sector universitario es muy sensible a su inclusión"
Además, Pérez Bueno recordó la misión del CERMI de garantizar que las autoridades universitarias tomen conciencia de que la inclusión en las universidades de estudiantes con discapacidad "no es algo que se haga por sensibilidad o porque esté de moda hacer RSC" sino que esta inclusión "garantiza derechos de estas personas como el habilitar los laboratorios, la accesibilidad en los campus, etc.", medidas todas ellas que tienen que aplicarse "como el hecho de impartir clases cada día o pagar las nóminas a los equipos docentes". 
 
Por otra parte, subrayó que si esta inclusión se realiza "convenciendo a los responsables académicos y en alianza con el movimiento asociativo de la discapacidad y las empresas, los resultados están garantizados". Asimismo, ensalzó la importancia de que las políticas públicas y pidió que estas "no cejen de favorecer la inclusión de las personas con discapacidad en el entorno universitario". Con la guía "no sólo se está trazando cartografía, estamos siendo a la vez descubridores", concluyó. 
Logotipo de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"La medidas para favorecer la inclusión en las universidades de estudiantes con discapacidad tienen que aplicarse como el hecho de impartir clases cada día o pagar las nóminas a los equipos docentes" 
 
UN AUTÉNTICO COMPROMISO
 
Uno de los objetivos estratégicos de la misión de la UNED es garantizar el derecho de todos los estudiantes a la educación universitaria. Así lo afirmó en su intervención la Vicerrectora de Estudiantes de la UNED, Consuelo Vélaz, y concretó que, hoy en día, 7.200 estudiantes con discapacidad estudian en la UNED, casi el 40 por ciento de los que lo hacen en toda España. "Nos eligen porque entienden que les ayudan a estudiar y esto significa para nosotros un enorme compromiso", confesó.
 
En cuanto a datos, Vélaz recalcó que  el año pasado se graduaron 200 estudiantes con discapacidad en la UNED lo que supone un incremento del 30 por ciento respecto al año anterior. Pero si algo enfatizó fue que durante el año académico se habían realizado 1.150 adaptaciones curriculares a pesar de la carencia de recursos económicos actuales. Del mismo modo, elogió la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' como auténtico revelador del "valor de la colaboración, el compañerismo y las cosas sencillas y útiles".
 
El rector de la Universidad Autónoma y vicepresidente de la CRUE, José María Sanz Martínez, halagó a la guía por ayudar a los gobernantes universitarios a "mejorar las condiciones y prácticas, además de los proyectos que van creando las distintas universidades". "Pero no se trata de ser mejores", aclaró, "ese compromiso entre las universidades públicas debe existir y la sociedad lo debe reclamar". "Ninguna universidad pública, insisto, debería negar demanda alguna a una persona con discapacidad. La conciencia del movimiento asociativo lo reclama y queremos ser parte de la solución", sentenció.  
"No se trata de ser mejores, el compromiso entre las universidades públicas por la inclusión de las personas con discapacidad debe existir y la sociedad lo debe reclamar"
Para Sanz Martínez, "tiene que haber un incremento de estudiante con discapacidad en la Universidad, que terminen sus estudios en condiciones adecuadas para desarrollar todas sus capacidades". Por ello, incidió, "las universidades tienen que tener un campus con una diversidad no sólo lingüística, religiosa... sino también funcional que sea un indicador de excelencia y de cumplimiento no por mandato legal sino porque estamos convencidos", remachó.  
 
LA GUÍA: IMÁN PARA ESTUDIANTES
 
El vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán López, calificó de "más profesionalizada" la nueva guía respecto al anterior trabajo realizado hace una década y vaticinó que será "como un imán para atraer a estudiantes con discapacidad a la Universidad". Además, resaltó como objetivo muy importante del trabajo el de reducir las tasas de abandono escolar" de este sector de la población que, en su opinión," si son tremendas entre los estudiantes sin discapacidad (30%) entre las personas con discapacidad llegan al 50%". "Esta herramienta es necesaria para garantizar una universidad normalizada, accesible, diversa y para ser un modelo responsable. Pero también para que la sociedad sea inclusiva", resolvió.
Detalle de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"La guía es necesaria para garantizar una universidad normalizada, accesible, diversa y para ser un modelo responsable. Pero también para que la sociedad sea inclusiva"  
Durán insistió en que "una universidad inclusiva es parte del secreto, sin duda, necesaria para tener una sociedad normalizada donde haya diversidad y las personas con discapacidad convivan con personas sin discapacidad. "Esa convivencia no sólo ha de ser posible sino que demostrará que se puede estudiar juntos, trabajar juntos y se convierta en el factor detonante y fundamental para que esa reflexión se realice en la empresa y, además, sea posible en todos los entornos de la sociedad", continuó. Además, Durán enfocó la necesidad de que esta guía sea actualizada constantemente y pidió la colaboración de todos para dicha actualización.
 
¿ADAPTACIONES PARA PERSONAS CON TMG?
 
Una de las mayores dificultades para personas con trastornos mentales graves (TMG) en los estudios universitarios es el estrés de los exámenes y ciertos deterioros cognitivos debido a las crisis que hayan tenido previamente. Justo por estas dificultades particulares y la invisibilidad de las personas con problemas de salud mental en muchos entornos, incluido en el universitario, dos mandatarios de la Confederación Salud Mental España se personaron en la presentación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad'. Tanto el presidente de la entidad, José Mª. Sánchez, como el vicepresidente, Nel A. González, querían saber de la existencia o no de adaptaciones reales en las universidades españolas para personas con problemas de enfermedad mental y aportar soluciones.
Detalle de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"Hay que buscar soluciones para los estudiantes con TMG como la evaluación continua la evaluación de las competencias, los objetivos y los contenidos que los evite el estrés de un examen final"
"Para que una persona con problemas de salud mental haga una carrera tiene que existir una cercanía entre el estudiante y los profesionales docentes de tal manera que el estudiante pueda evitar la presión que les supone un examen final", introducía Sánchez Monge. Para él "una de las soluciones es que se realice una evaluación continua o que se utilicen otros métodos de evaluación de las competencias, los objetivos o los contenidos mediante, por ejemplo, la realización de trabajos reglados o entrevistas personales que eviten ese estrés al alumno y evalúen efectivamente sus conocimientos y capacidades", exige. Esta sería la fórmula magistral para, según el presidente de la Confederación Salud Mental España, "evitar la tensión que sufren muchos estudiantes universitarios con enfermedad mental ante los exámenes, que puede provocarles una recaída, y que, además, no son la única forma de demostrar los conocimientos y competencias del estudiante". "Los estudiantes con problemas de salud mental necesitan una serie de adaptaciones acordes a sus necesidades específicas", advierte.
 
Para el rector de la UNED, Alejandro Tiana Ferrer, a pesar de que en su universidad atienden a todo tipo de discapacidad, "no todos los casos son igual de fáciles de abordar". Cuando se le preguntó por las adaptaciones que los estudiantes con enfermedad mental necesitan puntualizó que las personas con discapacidad que entren en la Universidad tienen tener "discapacidades que no incapaciten estudios universitarios. Nosotros podemos suplir ciertas limitaciones, pero hay determinados tipos de discapacidad que pueden tener problemas para seguir estudios con regularidad y ahí es más difícil que nosotros actuemos", justificó.
 
Por su parte, Sánchez Monge, clarifica que estas adaptaciones necesarias para los estudiantes con trastorno mental grave "no tienen que servir para disminuir la carga de trabajo sino para garantizar que la persona con enfermedad mental también pueda acceder en igualdad de derechos a la enseñanza universitaria" y disponer de las adaptaciones correspondientes a su discapacidad para favorecer la consecución un título superior porque "muchas personas con enfermedad mental, al igual que cualquier persona, tienen capacidades para lograr un título de grado, maestría o doctorado".
Momento de la presentación de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"Los estudiantes con problemas de salud mental necesitan una serie de adaptaciones acordes a sus necesidades específicas"
Por su parte, el rector de la UNED insiste en que realizan todo tipo de adaptaciones para estudiantes que tienen discapacidad reconocida. "Estamos haciendo exámenes adaptados muy diferentes. Algunos son muy individualizados, incluso hay personas que por sus características, dentro de un tribuna, tienen un espacio específico con alguien del tribunal que le atiende particularmente. Pero hay que verlo caso a caso, porque nuestro sistema de exámenes es muy complejo y tampoco podemos...", se interrumpe el rector. 
 
"Ya se hacen cosas para los estudiantes con enfermedad mental, el problema es que determinados trastornos puedan generar problemas para adquirir los conocimientos y la formación necesarios para adquirir un título universitario, y esos es precisamente lo que otorgamos: un título universitario. En el caso de que sí se tengan las capacidades, Unidis se encarga de recibir las demandas de los estudiantes con problemas de salud mental, analizarlas y con el equipo docente implicado ver lo que se puede hacer. No puedo responder en términos generales porque se estudia caso a caso", asegura. 
 
La técnico de apoyo a docentes de la UNED, Nuria Navas, confirma que sí hay estudiantes con problemas de salud mental en la UNED, pero que se trata "efectivamente, de una discapacidad muy invisible y muy difícil de entender y de gestionar". "Lo cierto es que estos estudiantes con enfermedad mental al final cursan, titulan y sí que tienen adaptaciones. Adaptamos a personas con TB, con trastorno de la personalidad, esquizofrenia, ansiedad, etc., e intentamos no poner demasiada etiqueta a cada caso particular porque incluso el profesor puede sentir rechazo, miedo incluso de tener un alumno con un TMG a su cargo. Estos estudiantes arrastran mucho estigma. En el caso de estos estudiantes la dificultad que trabajamos es la alteración que la persona tenga y la medicación", explica Navas.
"Lo cierto es que estos estudiantes con enfermedad mental al final cursan, titulan y sí que tienen adaptaciones. Pero arrastran mucho estigma"
También cuenta la técnico de apoyo a docentes de la UNED que, muchas veces, los profesores ni siquiera saben que su estudiante tiene una enfermedad mental. Los propios estudiantes tienen miedo del rechazo que pueda suponerles. Es por ello que, a veces, se refiere la discapacidad del estudiante al docente como un problema de ansiedad y se le advierte que en exámenes, por ejemplo, pueda redactar un poco complicado.
 
Ante la necesidad de una evaluación de conocimientos no mediante exámenes pautados o anuales sino utilizando otros métodos, tal y como planteaba Sánchez Monge, Navas explica que la situación es "complicada porque al final el trabajo esencial es con los profesores y aunque es cierto que los conocimientos se pueden evaluar de otras maneras y alguna vez se ha hecho, no lo proponemos como primera opción". 
 
CONCIENCIANDO A LOS DOCENTES
 
En este sentido, lo que sí consiguen algunos técnicos como Navas es que a los alumnos con problemas de salud mental se les examine en un aula aparte, con su espacio, con más tiempo, etc. Pero la solución a la consecución de adaptaciones específicas para estos alumnos pasa siempre por el equipo docente. "Son ellos los que lo determinan si las competencias de una persona puede ser evaluada así o no. Al final, esto es educación superior.  El equipo docente tiene libertad de cátedra y hay casos en los que han accedido, pero tiene que pasar por su consentimiento", informa Navas.
Detalle de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' (foto cedida por la UNED)"El problema para la consecución de adaptaciones específicas para estos alumnos universitarios con problemas de salud mental es que pasa siempre por el equipo docente. Y tienen libertad de cátedra"
"Por mi experiencia, he notado que muchos estudiantes con problemas de salud mental pasan épocas. En febrero están alterados y luego hacen un examen estupendo en junio. Tienen picos. El problema es que la enfermedad mental afecta, a veces, a algunas de las capacidades prioritarias en la universidad", sostiene la técnico de Unidis. "A los estudiantes hay que evaluarles en competencias, pero en Unidis, en estos casos, proponemos evaluarle de otra forma que compense su limitación. Si luego suspende, los profesores estarán tranquilos de que han adaptado su parte. Pero es muy difícil", se lamenta Navas.
 
NECESIDADES PARA UNA UNIVERSIDAD UNIVERSAL  
 
Moriano es psicólogo y de ahí quizás su interés en este sector de la población estudiantil con problemas de salud mental. Él sabe que hay formas diferentes a los exámenes finales, estresores para las personas con TMG, para evaluar sus conocimientos. "Es por ello", testifica el también profesor del departamento de Psicología Social y de las Organizaciones, que justo ha sido una de las carencias que "he señalado, personalmente, en cuanto a los resultados de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad'. Es cierto que sí que se hacen algunas adaptaciones y además en la evaluación, pero todavía no se hace adaptaciones en cuanto a competencias, objetivos o contenidos". 
"Los resultados de la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad' desvelan que todavía no se hace adaptaciones en cuanto a competencias, objetivos o contenidos"
Es justo hacia esa presencia de adaptaciones específicas para estudiantes con problemas de salir hacia donde Moriano indica que "tenemos que seguir avanzando. Sólo estamos en los comienzos. Hay profesores que sí son más receptivos y que, por ejemplo, optan por evaluación continua. Yo lo he hecho, pero no lo puedo generalizar a toda la universidad porque cada profesor tiene su derecho de cátedra. En realidad es el camino por el que tenemos que ir avanzando, pero todavía estamos empezando. Aunque ya existen adaptaciones específicas. Y son posibles", refrenda Moriano.
 
Como colofón, respecto a la 'Guía universitaria para estudiantes con discapacidad', aboga el psicólogo y director de Unidis por la necesidad imperiosa de "romper las barreras propias que tienen muchos estudiantes con discapacidad y dar información a los formadores". Este es uno de "objetivos primordiales de la guía porque es muy importante que estas adaptaciones se ajusten al perfil de cada estudiante con discapacidad". 
 
Nos quedamos con los avances logrados para las personas con discapacidad en el entorno universitario que aporta este retrato robot de la accesibilidad en el sistema universitario español que es la guía; mantenemos las propuestas surgidas, rogamos mayor toma de consciencia por parte de los profesores docentes apelando a su libertad de cátedra para incluir a los más excluidos y a los que más dificultades tienen; animamos a las personas con discapacidad no sólo a evitar el abandono de su educación sino a obtener títulos de grado, maestrías y doctorados para lograr su empoderamiento y contribuir a la consecución de una sociedad normalizada y diversa.  Alegrémonos pues, y 'Alma Mater floreat, quae nos educavit' o lo que es lo mismo traducido del latín: "que florezca el Alma Mater que nos ha educado" y en su toma de conciencia individual y en su cátedra, insistimos, acojan y extiendan su amparo en la proliferación de adaptaciones en cuanto a competencias, objetivos o contenidos para sus "todos" sus educandos.
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España