Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 27 de mayo de 2022cermi.es semanal Nº 483

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Programa de empoderamiento de mujeres con discapacidad del CERMI Región de Murcia

Únicas, una forma de ser mujer

27/05/2022

Blanca Abella

Mujeres con discapacidad de la Región de Murcia han tejido una red de apoyo que las ha hecho más visibles, poderosas y fuertes. Al menos esa era la intención de CERMI Región de Murcia cuando impulsó el proyecto ‘Únicas’. 250 mujeres de diez localidades murcianas se han dado cita en diez talleres diferentes, durante más de dos horas, y han compartido espacio, experiencias e ideas. La red de mujeres que han tejido debe seguir creciendo y fortaleciéndose, así la sororidad será más efectiva.

Un instante de uno de los talleres del Proyecto Únicas, de CERMI REgión de MurciaEl Proyecto Únicas nació en 2021 y tiene como objetivo favorecer las condiciones para que las mujeres y niñas con discapacidad, así como las mujeres y madres asistentes de personas con discapacidad, puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.
 
“Después de tanto tocar la puerta, el año pasado, en la dirección de Igualdad nos dijeron que, a través de las subvenciones del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, contaban con unos fondos que querían destinar a un proyecto con CERMI, aunando mujer y discapacidad”, explica Teresa Lajarín, secretaria General del CERMI Región de Murcia, y responsable de la Comisión de Mujeres e Igualdad.
 
‘Únicas’ pretende defender la igualdad efectiva de las mujeres y niñas con discapacidad desde una perspectiva de los derechos humanos, aplicando el contenido de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, haciendo hincapié en los principios de no discriminación, igualdad de oportunidades, inclusión en la comunidad, vida independiente y acción positiva, promoviendo el empoderamiento individual y colectivo. Según relata Teresa Lajarín, en esta primera experiencia no pretendían abordar el tema de la violencia desde sus inicios, pero surgió casi en las primeras intervenciones. En cualquier caso, lo más importante era encontrarse y compartir.
 

“Me pasa lo mismo”

 
El proyecto ha finalizado tras la realización de 10 talleres en 10 localidades de la Región de Murcia. La intención era llegar a todas las comarcas para cubrir toda la región, pero confían en ampliar el proyecto para llegar a más, incluso repetir en las que ya se ha realizado. “En los talleres contábamos con el apoyo de la consejería de Política Social y la dirección de Igualdad y Mujer y, especialmente, de la dirección de discapacidad, además del apoyo incondicional de las propias organizaciones de CERMI RM, representadas en la comisión de mujeres”, explica Lajarín. La tercera pata implicada fueron los ayuntamientos, “nos dirigimos a los 10 y la respuesta ha sido magnífica”, añade.
 
Foto de familia de varias mujeres de los talleres del Proyecto Únicas, de CERMI REgión de MurciaCada taller se extendía a lo largo de dos horas y media, eran totalmente accesibles y contaban con la participación de una Trabajadora Social, encargada de moderar y dirigir. Según explica la responsable de Mujer de CERMI RM, el punto de partida de estos talleres era la propia palabra ‘Únicas’, pues utilizaron cada una de sus letras para abordar las diferentes temáticas.
  • Con la U, se inicia una ronda de presentación
  • Con la N, hablamos de lo nuestro, de temas de mujeres 
  • Con la I sobre inclusión e independencia
  • Con la C de capacidad, compromiso, corazón, cuidado...
  • Con la A, de acción, acciones a poner en marcha, para ser activas 
  • Con la S, sororidad
 
Por eso es ‘Únicas’, en plural, relata Teresa Lajarín, “porque somos muchas mujeres y tenemos que ayudarnos entre nosotras”. Explica, sorprendida y con cierta emoción, todo lo que se compartía en estos talleres y cómo se reconocían unas en otras: “Me pasa lo mismo”, decían a menudo. “Descubren que les une una parte muy importante, que es discapacidad, pero otra también muy importante, que es que soy mujer”.
 
Sonia Mª del Corral es una de las mujeres que participó en los talleres, porque “me interesa todo lo que es mujer, y más con discapacidad, por eso participo en todo lo que puedo”. Ella tiene discapacidad intelectual y se alegra de haber conocido a mujeres con otras discapacidades, “he escuchado muchas cosas de mujeres que por ejemplo están en silla de ruedas o con discapacidad visual, que la sociedad no las ayuda y a veces se sienten muy marginadas, y eso estando en el siglo XXI...”
 

Actrices principales

 
Encuentro final tras la celebración de todos los talleres del proyecto 'Únicas', de CERMI Región de MurciaEn los talleres han participado 250 mujeres, pero faltan muchas más, por eso Teresa Lajarín insiste en darle continuidad a este proyecto. “Estos encuentros son necesarios, porque además hemos tenido comunicación entre las propias asociaciones, que estando en la misma localidad no hacemos muchas actividades juntas, voy a mi asociación de salud mental, por ejemplo, y no sé nada de las mujeres que están en ONCE, o en discapacidad intelectual; vivimos en el mismo pueblo y somos islas... y esto se ha valorado muy positivamente por las propias mujeres y por las asociaciones”. 
 
Recuerda una de las intervenciones que más le sorprendió, cuando una mujer tenía que presentarse con una palabra y eligió su propio nombre: “Ella explicó que llevaba 40 años siendo simplemente Mari, ni siquiera en su casa la llamaban por su nombre, decían “mira esa Mari”, y ella se presentó con su nombre y apellidos”. Fue un ejemplo de la invisibilidad que sufren algunas mujeres, pero en otros casos, las mujeres han relatado que, con más de 30 y 40 años, todavía tenían que pedir permiso para ir a comprar, o de fiesta, sin embargo, “sí podían cuidar de la casa y de los padres”.
 
Teresa Lajarín quiere que las mujeres sean actrices principales de sus propias vidas, así lo expresa y por eso trabaja en proyectos como ‘Únicas’. “Queríamos talleres muy prácticos, en los que las mujeres participaran, que todas pudiesen hablar y opinar, y lo cierto es que luego nos contaban que les había parecido genial, que así conocían otras experiencias o algunas que ellas también viven, pero no se atreven a verbalizar”. 
 
Según Sonia, estos talleres “sirven para darnos más voz y que se preste más atención a las personas que tienen discapacidad, dar a conocer las distintas discapacidades que hay y que entre todos se puede hacer mucho; los talleres sirven para que la gente se vaya concienciando y cuenten más con las mujeres que tenemos discapacidad”. Según Ana Martínez, trabajadora social de Fundown, "con el tiempo y el trabajo que hacemos, se está consiguiendo que la mujer con discapacidad vaya encontrando cada vez menos barreras".
 
Mujeres enredándose y tejiendo una unión en el Proyecto Únicas, de CERMI REgión de MurciaLas mujeres de estos talleres hablaron de muchas cosas, de sus vidas, sus temores o deseos, de violencia, siempre de violencia. Como advertía Teresa Lajarín, la violencia de género no iba a centrar la atención en los inicios de los talleres, pero salió casi en las primeras intervenciones que hicieron algunas mujeres, en todos los talleres, de manera espontánea. Dice Sonia que esto ocurre porque “la sociedad está como está”, y explica que “hay mucha violencia contra la mujer y a la mujer con discapacidad no se la tiene en cuenta, no la creen, lo tienen muy oculto, no te tienen tan en cuenta como lo hacen con una persona que no tiene discapacidad; no es justo, no”. 
 
El empleo fue otro tema recurrente, pero también el empoderamiento, la autonomía, la vivienda, la maternidad, los derechos sexuales y reproductivos... Y como despedida, de nuevo, la sororidad, la unión de mujeres, por eso todos los talleres finalizaban con un acto simbólico en el que las mujeres se unían en una red común, enredadas, tejiendo una red de mujeres “para saber que no estamos solas”, cuenta Teresa Lajarín. 
 
La consejería, los ayuntamientos, las organizaciones de la discapacidad y el propio CERMI RM han puesto su parte en este proyecto, por eso “ha sido un trabajo en red y en colaboración magnífico”, según la secretaria General del CERMI RM. ¡Y hay que repetirlo!, a ser posible cada año.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España