Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 22 de septiembre de 2017cermi.es semanal Nº 271

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

La accesibilidad como objeto de conocimiento

22/09/2017

Blanca Abella

¿Qué investigan las universidades españolas en materia de accesibilidad universal? Poco, muy poco. Tan solo existen en nuestro país algunas experiencias valientes que contribuyen a generar conocimiento en una disciplina tan inclusiva, quizá la que más en este mundo de la discapacidad, o en realidad en todo nuestro mundo. Unas pocas universidades se han atrevido a impulsar una cátedra y tan solo una, la Universidad Politécnica de Cataluña, publica una revista científica internacional sobre temas de accesibilidad. El panorama no es alentador y, aunque algunos adivinan un mayor interés en la accesibilidad universal como materia de investigación en los últimos tiempos, la realidad es que apenas se ven muchos avances, y el futuro no se construye sin innovación e investigación, sin estudio y conocimiento.

Libro, gafas, relojSi entiendes la universidad no solo como un depósito de conocimiento, sino como un lugar donde generamos conocimiento y lo transmitimos, justamente es ahí donde las piezas poco a poco empiezan a unirse”, afirma Daniel Guasch, director de la Cátedra de Accesibilidad, Arquitectura, Tecnología y Diseño para todos (CATAC) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).
 
Y de eso se trata, de generar conocimiento y compartirlo, de la necesidad de investigar y promover nuevas vías de actuación, ideas, pensamientos, de avanzar en accesibilidad. Y resulta tan necesario porque éste derecho es casi el primero, el que abre la puerta a los demás derechos, sin acceso y diseño para todos, difícilmente podremos hacer uso de todos los demás derechos.
 

Mal presagio

 
Sin embargo, en nuestro país apenas existe la investigación universitaria en accesibilidad, algo que según Juan José Cantalejo, coordinador de la Comisión de Accesibilidad del CERMI Comunidad de Madrid, es un mal presagio: “Esta circunstancia resulta especialmente preocupante y desalentadora dado que en la formación y en la investigación quedan depositadas, mayoritariamente, las expectativas de cambio futuro”.
 
Varias personas en una gran bibliotecaTal y como expone este experto, “actualmente, en el ámbito académico universitario existe una mayor proximidad e inquietud hacia los principios y aplicaciones del Diseño para Todos que hacen posible alcanzar la accesibilidad universal, no obstante, hay que afirmar con absoluta rotundidad su insuficiencia; existen grupos concretos, diseminados y poco conectados entre sí, con preocupación directa hacia estos temas pero, mayoritariamente, el ámbito académico no llega, siquiera, a planteárselo”.
 
A juicio de Jesús Hernández, director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, “el mundo de la accesibilidad dentro de la investigación no tiene la relevancia que debería pero también es cierto que llevamos pocos años trabajando”, pero tiene claro que “la formación universitaria y la investigación son el futuro”.
 
Por otra parte, Daniel Guasch apunta que la Universidad es una entidad muy conservadora y si la gestión funciona bien, no parece que haya necesidad de introducir cambios: “la universidad es muy conservadora y tiene una estructura muy rígida  e introducir cambios es complejo, hace falta un poco de valentía y la terrible crisis que hemos pasado nos ha condicionado, ha afectado muchísimo”. 
 

Unos pocos valientes

 
Quizás uno de los mejores ejemplos de lo que podría hacerse en nuestro país en investigación universitaria sea la creación de una cátedra en la Universidad Politécnica de Cataluña, algo que se impulsó hace unos 12 años, en 2005, aunque ya un año antes comenzó el trabajo identificando cómo debía ser la cátedra.CATAC, Cátedra de Accesibilidad, Arquitectura, Tecnología y Diseño para todos
 
Daniel Guasch relata cómo fue ese proceso de creación: “La Universidad Politécnica de Cataluña detectó diferentes problemáticas en torno a la accesibilidad, en un primer lugar la típica relacionada con las infraestructuras (rampas, ascensores…), pero también se identificaron problemas a nivel docente, con la metodología y atención a estudiantes, problemáticas en las adaptaciones curriculares y convalidaciones y desde luego, a nivel de investigación. Entonces se vio que era un tema transversal, que no eran simplemente rampas y ascensores y que era necesario pensar en una fórmula o formato que fuera compatible con esta visión integral de toda la universidad. No queríamos una oficina de atención al estudiante, ni unas rampas, ni investigación únicamente, la fórmula que más se adaptaba, la fórmula de compromiso adecuada era una cátedra; nos parecía que era el formato óptimo”.
 
"Teníamos muy claro que debíamos de actuar transversalmente en todos los ámbitos, es decir, docencia, investigación, gestión, y verticalmente, desde los estudiantes hasta arriba del todo, a nivel de normativa, de rectorado"
 
Y buscaron alguien “suficientemente alocado para dirigir la cátedra y me apunté”, añade Guasch. “Ha sido un hecho paradigmático porque es un modelo diferente que no encaja en la universidad tradicional. Teníamos muy claro que debíamos de actuar transversalmente en todos los ámbitos, es decir, docencia, investigación, gestión, y verticalmente, desde los estudiantes hasta arriba del todo, a nivel de normativa, de rectorado”, explica el director de la cátedra. 
 
Confiesa Daniel Guasch que este proceso es difícil de encajar dentro de la estructura clásica de la universidad, “y de hecho a menudo nos planteamos el dilema de si hemos de continuar siendo lo que somos o ir cambiando”. Pero no han cambiado mucho porque el experimento funciona: “Sí, el criterio de accesibilidad y diseño universal ha impregnado a toda la universidad y hay un hecho significativo que lo demuestra, antes en la UPC todavía se hablaba de ‘hago las cosas por buena voluntad’, ahora no, ahora hay una normativa que normaliza. En el momento en que una normativa genera una estructura se empieza a normalizar y a crear procedimientos para esa situación”. 
 
Y en esa parte más pura de investigación que trabaja esta cátedra, se encuentra la revista ‘JACCES’ (Journal of Accessibility and Design for All), que se publica junto con el apoyo de Fundación ONCE. JACCES es una revista científica internacional de acceso abierto que publica semestralmente artículos revisados por pares de doble ciego sobre temas de accesibilidad, discapacidad y diseño universal. Actualmente, la revista publica en los campos de Ingeniería; Arquitectura y Construcción; Medico-Asistencial; Educación; y Sociedad y Economía. 
 
El objetivo de la revista es el de promover y difundir artículos de investigación que ayuden a la inclusión y bienestar de las personas con discapacidad haciendo posible que los productos, servicios actividades e información sean accesibles a todas las personas independientemente de sus capacidades. 
 
"Existen otras revistas como JACCES a nivel mundial, pero solo JACCES está indexada en las bases de datos más importantes y tiene ese reconocimiento, está posicionada en el percentil 45 (posición 47 de 87) en el ámbito de arquitectura"
 
Existen otras revistas como JACCES a nivel mundial, pero solo JACCES está indexada en las bases de datos más importantes y tiene ese reconocimiento. JACCES está posicionada en el percentil 45 (posición 47 de 87) en el ámbito de arquitectura. Además, actualmente se cuenta con una comunidad estable de 310 académicos internacionales especializados en el ámbito de la accesibilidad y el diseño para todos. "La verdad es que estamos muy contentos con estos resultados", señala Daniel Guasch.
 

Otras aventuras incipientes

 
En Fundación ONCE trabajan constantemente por la accesibilidad, sobre todo desde la dirección que asume Jesús Hernández, y siempre han entendido que la universidad y la investigación son necesarias en todo el proceso de inclusión. “Nosotros lo que hemos hecho ha sido sembrar mucho”, afirma Hernández, “y ahora han empezado a surgir los resultados, recogemos los frutos”.
 
Plataforma Uninnova, de universidad y de innovaciónAdemás de la colaboración, intensa y estrecha con CATAC, desde Fundación se han impulsado otros proyectos, como Uninnova, una plataforma que promociona la innovación social y el espíritu emprendedor en el campo de la accesibilidad. El objetivo de Uninnova es facilitar la incubación y cristalización de proyectos que generan tecnologías, productos o servicios accesibles para mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad. “Creamos el portal Uninnova, de universidad y de innovación, para conectar a grupos de investigación con personas con discapacidad. Pueden estar registrados ideadores, que son las personas que tienen una idea, los grupos de investigación y además usuarios o validadores, que van diciendo lo que es accesible o lo que no, también lo que es necesario o lo que ya está resuelto”.
 
Y para ilustrar el funcionamiento de esta plataforma, pone un ejemplo: “En un momento dado, algunas empresas tecnológicas quisieron desarrollar teléfonos móviles sin pantallas para personas ciegas, algo que parece obvio, sin embargo un ciego no quiere algo específico para ciegos, quiero lo mismo que los demás, pero algo accesible, atractivo, efectivo…”. Y fue en esta plataforma donde se encontraron ambas ideas.
 
En cuando a las universidades, Jesús Hernández explica que hay varias líneas de investigación interesantes: “En Jaén una de ellas, allí tenemos el máster de accesibilidad, que lleva bastantes ediciones, y que surgió gracias al trabajo de una catedrática de la Facultad de Trabajo Social, súper activa y muy interesada en los temas de accesibilidad. También existen iniciativas de empresas u otras entidades, como la de Fundación Vodafone, que impulsó una cátedra bastante potente” (Cátedra Tecnología y Accesibilidad UNED – Fundación Vodafone, concebida como un núcleo de debate, reflexión e investigación sobre la utilización de las TIC y su aplicación en el desarrollo de tecnologías para la accesibilidad para mejorar el bienestar e inclusión social de las personas con discapacidad).
 
"Cada vez hay más conexión entre salud y tecnología. Va a ser el boom”
 
La Universidad de Mondragón es muy pequeña, pero según afirma Jesús Hernández, en la escuela de diseño están súper activos y trabajan bastante en el Universidad de Mondragónámbito de la investigación. También la Uned tiene una línea de investigación muy interesante y la Universidad Internacional de La Rioja tiene un máster de accesibilidad a la tecnología. Fundación ONCE colabora prácticamente con todas ellas, tal y como explica el responsable de Accesibilidad Universal, que continúa relatando más iniciativas: “Una muy vinculada a la salud, en la escuela de Telecomunicaciones de la Politécnica de Madrid, y es que cada vez hay más conexión entre salud y tecnología. Va a ser el boom”.
 
Aunque reconoce que la investigación en accesibilidad suele darse más en los grados de Informática, Telecomunicaciones y Arquitectura. Finalmente añade Ingeniería Industrial, y en el ámbito del Derecho, comenta que la fundación va a editar un libro, Premio de la Fundación Aequitas, que analiza toda la legislación en nuestro país en materia de accesibilidad.
 
Y como también cuentan para Jesús Hernández las tesis doctorales que abordan la accesibilidad, añade los siguientes casos: “Hemos dirigido varias tesis doctorales. Con la Universidad de Jaén, una tesis sobre destinos turísticos inteligentes, con la Politécnica de Madrid hemos estado en varias, en Telecomunicaciones he estado como miembro del tribunal y en la de Arquitectura estuve en una como director de tesis y en otras como miembro del tribunal. Ha habido tesis muy interesantes en el ámbito de la arquitectura. Y mi propia tesis doctoral también fue de accesibilidad a parques nacionales”. 
 
Y como último ejemplo, más recientemente, en 2016, se crea en la Universidad Miguel Hernández de Elche, la Cátedra de Accesibilidad Universal y Entorno Inclusivo Francisco Carreño Castilla, que tiene como objetivos generales la formación, investigación y desarrollo y transferencia de conocimiento en el ámbito de los entornos inclusivos y la accesibilidad universal mediante la realización de las correspondientes actividades formativas, actividades de investigación y organización de seminarios, conferencias u otras actividades de divulgación. Esta cátedra surge por acuerdo adoptado en el Consejo Social y la firma de un convenio con la compañía ASISA-LAVINIA.
 

Material formativo para universidades

 
En Fundación ONCE, según palabras de Jesús Hernández: “Abogamos por que la accesibilidad se introduzca de forma transversal en todas las carreras y todos los alumnos terminen la carrera sabiendo de accesibilidad”. De ahí que una de las iniciativas de su departamento en los últimos tiempos haya sido la publicación de soluciones para 20 carreras, o grados: “material para incluir el diseño para todos en los currículum formativos. Este año estamos haciendo Educación y Turismo, pero llevamos ya 20 carreras (Pedagogía, Farmacia, Psicología, Enfermería, Medicina, Periodismo, Ingeniería de Caminos…) y está elaborado por los propios profesores, convencidos del tema, que conocen muy bien la docencia de su carrera, nosotros no somos especialistas en docencia y en psicología, por ejemplo, nosotros lo coordinamos”. Y hace muy poco, según relata Hernández, acaban de recibir la aprobación a un proyecto europeo para realizar este material formativo en los grados de Arquitectura e Ingeniería Civil.
 
"El planteamiento general es que todas las titulaciones que guardan alguna relación con el ser humano, el medio ambiente y el diseño del entorno físico y virtual han de incluir, en mayor o menor medida, conocimientos sobre Diseño para Todas las Personas y Accesibilidad Universal en sus Planes de Estudio"
 
Ya son 10 años con este proyecto, una colección que es una guía práctica para aquellas facultades que ya están incorporando el diseño para todos en sus contenidos formativos y un estímulo para aquellas que todavía tienen pendiente el reto de hacerlo para contribuir a una formación más completa de los futuros profesionales que deben construir el futuro de la sociedad. El planteamiento general es que todas las titulaciones que guardan alguna relación con el ser humano, el medio ambiente y el diseño del entorno físico y virtual han de incluir, en mayor o menor medida, conocimientos sobre Diseño para Todas las Personas y Accesibilidad Universal en sus Planes de Estudio. Con esta fórmula se espera conferir visibilidad a conceptos que ahora subyacen diluidos, así como impulsar la investigación y la formación de especialistas que garanticen la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España