Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 22 de diciembre de 2017cermi.es semanal Nº 284

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Informe final - Horizonte Accesibilidad 4-12-2017

Las heridas abiertas de la accesibilidad en España

22/12/2017

Blanca Abella

El informe elaborado por el CERMI tras un año de trabajo alentando la denuncia ante la falta de accesibilidad generalizada en nuestra moderna y actual sociedad, deja constancia de una realidad desoladora y señala espacios como son algunas notarías, televisiones, taxis, la navegación por Internet, las emergencias, los transportes, el deporte, la cultura… que están vedados a las personas con discapacidad. Supone una grave vulneración de unos derechos fundamentales y un muro, una barrera en el acceso a la vida en común, en sociedad, a la plena ciudadanía.

contorno de una ciudad tachada con una línea rojaA comienzos de 2017, el CERMI lanzaba el proyecto “Horizonte Accesibilidad 4-12-2017” con la idea de catalogar situaciones de discriminación para las personas con discapacidad por falta de accesibilidad en los distintos ámbitos, entornos, productos y servicios. Con la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social como marco legislativo, esta iniciativa se alinea con la Guía de autodefensa de CERMI, para identificar y cambiar de forma eficaz las situaciones que ocasionan perjuicios solamente por el hecho de ser una persona con discapacidad.
 
El informe final tras esta campaña saca a la luz infracciones de todo tipo, tanto desde el ámbito público como desde el privado, porque “todas y todos tenemos la obligación de cumplir la ley”, asevera Jesús Martín, Delegado del CERMI Estatal para los Derechos Humanos y la Convención de la ONU de la Discapacidad. Y porque, explica, “la Convención de la ONU sobre Discapacidad dedica un artículo específico a la accesibilidad universal, sin embargo, en España esta es una realidad precaria y deficitaria, con graves carencias y anomalías que nos alejan como país de unos estándares aceptables”.
 
De este modo, durante todo el año 2017, de febrero a noviembre, cada mes se ha dedicado a un ámbito específico y se ha difundido en las redes sociales y otros canales para llegar a los máximos destinatarios, para sumar voluntades, denuncias y rutinas porque, tal y como afirma Jesús Martín: " Lo verdaderamente significativo de este informe son los hechos, que ponen de manifiesto, con absoluta precisión, cuál es el día a día de la ciudadanía con discapacidad. Esa cotidianidad muy alejada de lo que recoge el marco legislativo y de esa inclusión que seguimos esperando y que nunca llega”. En definitiva, una de las intenciones es “constatar que nuestro relato no es un mantra, que detrás de este discurso hay personas que están siendo discriminadas y las discriminaciones son infracciones a la ley”, explica el delegado del CERMI. 
 
Además, en palabras del Gerente y Comisionado Adjunto para los CERMIS Autonómicos, Luis Alonso, “uno de los objetivos de este informe es potenciar la autodefensa de las personas con discapacidad, es decir, que seamos capaces de denunciar porque tenemos unos derechos que se deben cumplir”. 
 
Señal de semáforo con una mano roja dando el altoAsí los ámbitos y áreas contempladas durante la campaña han sido:
 
  • Febrero: Oficinas notarías y registros de la propiedad y mercantiles.
  • Marzo: Subtitulación en televisiones, cantidad y calidad.
  • Abril: Eurotaxis o taxis para todas las personas.
  • Mayo: Plazas de aparcamiento reservadas.
  • Junio: Páginas webs públicas.
  • Julio: 112 y demás números de emergencias.
  • Agosto: Accesibilidad cognitiva.
  • Septiembre: Redes sociales y aplicaciones móviles.
  • Octubre: Transporte ferroviario y metropolitano.
  • Noviembre: Espacios culturales y deportivos (cines, teatros, auditorios, pabellones deportivos, estadios, etc.).
  • Diciembre: Recapitulación de los meses anteriores, con informe global acumulado.
 
Las denuncias y reclamaciones han sido reportadas por personas de toda la geografía española que ha querido colaborar voluntariamente con la campaña, en total se han contabilizado 207 denuncias, algo que Luis Alonso valora de manera muy positiva: “Es muy positivo el hecho de que se hayan recibido bastantes denuncias y en cuanto a su contenido, lo que queda claro es la situación en precario en la que se encuentra la accesibilidad en España y la necesidad de seguir potenciando esa acción de autodefensa, sobre todo que las personas con discapacidad sepan que pueden hacerlo y que deben hacerlo”.
 
A juicio de Jesús Martín, las denuncias presentadas son solo la punta del iceberg porque debajo se ocultan historias de abandono y marginación, muchas de ellas de la España rural, según explican en el CERMI: “Tenemos una parte importante de nuestra población con discapacidad residiendo en pueblos y aldeas, con las dificultades añadidas de acceso a bienes sociales básicos de derechos que presenta estar en un entorno no propicio para los recursos. Pero este informe es una buena radiografía para realizar un diagnóstico certero y aplicar un tratamiento eficaz. Carecemos de una cultura de denuncia, que en el caso de la discapacidad viene motivado por el propio sufrimiento que conlleva recordar esa discriminación y, sobre todo, por las especiales barreras que encontramos para acceder a la justicia buscando reparación”.
 

Prohibido el paso

 
Gran señal de prohibidoSegún el responsable de Derechos Humanos del CERMI, la conclusión primera que resumiría el sentir general tras la lectura y estudio del informe podría ser, fácilmente: “Prohibido el paso a todas las personas con discapacidad”. Y si tenemos que buscar una imagen explicativa, elige la foto de un muro. “El balance es desolador”, sentencia Jesús Martín, que añade: “Hemos recogido un total de 207 denuncias, que son vulneraciones al ejercicio propio de la ciudadanía, son ilegalidades y representan una radiografía que refleja con nitidez la exclusión y las barreras que nos mantienen separados y castigados por ser diferentes”.
 
Pero no todo son números rojos, el trabajo del CERMI arroja otras conclusiones positivas que atañen a las propias personas con discapacidad y a su posicionamiento, su actitud de denuncia y reclamación de derechos, su activismo, como asegura Jesús Martín: "Hay algún superávit, sobre todo el que ha conseguido la implicación y colaboración de las personas con discapacidad, cada vez más empoderadas y con menos miedo. Esto es algo que se ha fraguado a través de las organizaciones de la discapacidad del CERMI, verdaderas catalizadoras de la igualdad transformadora del cambio sociocultural como obligación jurídica. Esa igualdad nos hace cuestionar esa visión hegemónica en la que persiste el tratamiento diferenciado por motivos de discapacidad y contribuirá a erradicar las formas sistémicas y más ocultas de discriminación".
 

Llamada al activismo

 
Tumulto en una gran ciudadEl CERMI contempla esta iniciativa también como una llamada al activismo, como un estímulo a la acción. “Esta campaña hace pedagogía de la denuncia como un instrumento del Estado de Derecho para hacernos valer, para que se nos respete en nuestra diferencia y para que podamos liberar todo nuestro potencial contenido por los obstáculos de un entorno todavía reticente, que no sabe incluir la diversidad humana y gestionarla de un modo que suponga riqueza y mejora colectiva”, asegura Jesús Martín.
 
Según el Gerente del CERMI, “es la primera vez que se pone en marcha una iniciativa así y esto requiere un entrenamiento pero para ser la primera vez, y teniendo en cuenta que solo se recogen los datos fríos, creo que el balance es bastante positivo”.
 
Y es que el mayor logro de esta campaña, que se hizo viral en las redes sociales, ha sido que “el proceso de construcción proviene de las manos de la ciudadanía al haber sido concebida e impulsada desde el movimiento social de la discapacidad, que es el CERMI. En iniciativas como ésta, nuestro lema ‘El valor de la Unidad’ cobra todo su sentido”, afirma el Delegado del CERMI para los Derechos Humanos y la Convención de la ONU.
 
Una ciudadanía que convive con grandes muros, que combate a diario realidades cotidianas que les apartan del mundo y de la sociedad a la que pertenecen, que a veces es apartada y otras muchas sobreprotegida, cuando realmente lo que debe contar son ellos mismos, sus derechos, sus deseos, sus decisiones, sus vidas. "Sería muy interesante profundizar en las vidas de las personas que han colaborado en esta campaña, porque lo verdaderamente sangrante de una barrera son sus implicaciones en el día a día de las personas con discapacidad. Humanizar las cifras activa la empatía, pero no en la búsqueda de la compasión, que es lo que ha dirigido nuestras vidas desde la infancia a la vida adulta, sino en la conquista de la justicia y de la solidaridad", apunta Jesús Martín.
 

Instrucciones de uso

 
La campaña en sí ha tenido ya unos efectos deseados y buscados, pero una vez recogida en un informe final, se pueden ampliar sus destinos u objetivos, de hecho, será una herramienta muy útil para la labor de incidencia política y denuncia del CERMI en materia de accesibilidad universal, ya que pone nombres y apellidos a la discriminación cotidiana en el acceso a los bienes y servicios, entornos y productos.
 
La campaña y su informe final tiene dos utilidades muy claras para Luis Alonso: “Por un lado está la denuncia de los casos concretos, se denuncia caso por caso ante la Oadis, el Defensor del Pueblo o donde sea necesario, y en ese sentido ya hay un movimiento bastante importante para poner en marcha la solución a estas denuncias, y por otro lado se logra potenciar la autodefensa y la creación de hábitos de denuncia en las personas con discapacidad ante la falta de accesibilidad”.
 
Y con el informe en mano, también queda la tarea de poner en conocimiento de los legisladores toda esta información puesto que son ellos los responsables de definir las políticas públicas, así como de los operadores jurídicos, que son también parte responsable en el cumplimiento de las exigencias de accesibilidad. Aunque, según Luis Alonso, “es más complicado lograr que este trabajo cree conciencia entre los infractores que entre los denunciantes”. 
 
Además, los resultados de la campaña deben ser conocidos por toda la ciudadanía para que la toma de conciencia en torno a la accesibilidad sea compartida, generalizada y derive, finalmente, en una inclusión definitiva.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España