Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 08 de noviembre de 2019cermi.es semanal Nº 366

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Reportaje

Aplicación de la Fundación CERMI Mujeres contra el acoso escolar a niñas con discapacidad

“Me respetas”

08/11/2019

Blanca Abella

Una aplicación contra el acoso escolar ayudará a luchar contra estas situaciones a las niñas y adolescentes con discapacidad, que son más vulnerables a las agresiones de este tipo. Aunque ‘Me respetas’ está dirigida a chicas de edades entre 12 y 18 años, la idea es que sea un recurso útil también para los padres y profesionales del ámbito educativo. El objetivo de la aplicación es facilitar la denuncia, pero también impulsar la prevención empoderando a las niñas y jóvenes, y visibilizar la violencia que soportan muchas de ellas.

Ilustración de una niña en silla de ruedasEl origen de esta idea está en el II Foro social de Mujeres con Discapacidad que la Fundación CERMI Mujeres celebró en 2018 en Murcia. “Todo esto surge desde la Comisión de Mujeres e Igualdad de CERMI Región de Murcia”, explica Teresa Lajarín, presidenta de dicha comisión. Fue entonces, también, cuando se decidió dar más voz a las niñas y adolescentes con discapacidad y se decidió introducir un taller para las niñas, que participan cada vez de manera más activa en la toma de decisiones y en las acciones que se impulsan desde este sector. 
 
‘Me respetas’ sigue la línea de la aplicación ‘Por mí’, impulsada por CERMI Mujeres hace dos años para contribuir a la lucha contra la violencia machista de las mujeres con discapacidad. "Las niñas y adolescentes con discapacidad están más expuestas que el resto del alumnado a sufrir conductas de acoso escolar, por lo que resulta necesario dotarlas de instrumentos que les permitan entender las situaciones de acoso, reaccionar contra ellas mediante la denuncia", señalan en la Fundación CERMI Mujeres. El proyecto se lleva a cabo gracias a una ayuda económica del Ministerio de Educación y Formación Profesional
 
El público objetivo de ‘Me respetas’ son más de 55.000 niñas y chicas adolescentes con discapacidad que desarrollan su vida académica bajo el paradigma de la inclusión y que, como consecuencia de la falta de formación, los estereotipos y las barreras sociales de inserción, son más vulnerables a cualquier tipo de agresión por parte de sus iguales.
 
“Se trata de un proyecto interesantísimo que nos va a ayudar a las entidades a mostrar esta realidad, a que se conozca, es una oportunidad fantástica para crear espacios en los que analizarla y dar respuestas a las niñas y adolescentes, sobre todo”, explica Lajarín.
 
Y aunque la aplicación está dirigida en primer lugar a las niñas y adolescentes, también está indicada para otros implicados. Así, trata de conseguir detectar y erradicar el acoso a través del mismo acosador y de los espectadores, de aquellas terceras personas que participan del acoso por no decidirse a denunciarlo. A su vez quiere aportar información, sensibilización y concienciación así como medios de erradicación de los mismos para las madres, los padres, los tutores y el profesorado. 
 

Fácil manejo

 
Ilustración de una niña en un pupitre que se tapa la caraLa aplicación está diseñada de manera sencilla y respetando el diseño universal, con un lenguaje directo y fácil de entender. Mediante un sencillo test se interpela a la chica a que responda sobre situaciones que se pueden dar en el entorno escolar o incluso fuera del mismo. Los indicadores recogen situaciones que se pueden observar en todos los tipos de acoso: el físico, psicológico, social, sexual y el ‘ciberacoso’.
 
Según explica Esther Castellano, socióloga y consultora de CERMI Mujeres, “las preguntas tienen que ver con cada forma de acoso, por ejemplo, con el acoso físico se pregunta algo tan propio de chicas como es “¿te han tirado del pelo?”, de hecho fue una sugerencia de las jóvenes con las que hicimos el testeo”. 
 
Otras preguntas están relacionadas directamente con el acoso social y hacen referencia al aislamiento, a las ocasiones en las que la niña o la joven queda aislada del grupo, “no la eligen para una actividad o no la convocan a una cita fuera de la escuela, para celebrar un cumpleaños o para ir al cine, por ejemplo”. Estas cuestiones son muy habituales y aunque a veces ocurren fuera del entorno escolar, el origen es el mismo, ya que ocurre con compañeras de la escuela. Según Teresa Lajarín, “estamos tan obsesionados con el entorno escolar que nos olvidamos de que lo que les está haciendo daño es que sus amigas quedan para ir al cole o para salir y a ella no la llaman, y a lo mejor en el colegio está todo bien; esa es una realidad para cualquier adolescente de 14, 15 años, es una parte importante de tu experiencia vital a esta edad”.
 
Superado el test, después de que la niña o la joven responda, la propia aplicación advierte de la situación. “Según el resultado, la aplicación envía un mensaje a la usuaria que puede ser “pide ayuda, estás en una situación de acoso”, y al instante facilita también acceso a un teléfono de ayuda (900 20 20 10) o a un chat de la Fundación Anar contra el acoso”, explica Esther Castellanos. 
 

Un testeo necesario

 
Ilustración del estudio ‘Acoso y ciberacoso’, que elaboró el CERMI junto a Fundación ONCELa implicación de CERMI Región de Murcia, a través de la Comisión de Mujer, ha sido constante en todo el proceso de elaboración de esta aplicación, pero sobre todo ha resultado definitiva en el momento de identificar esos indicadores o preguntas que finalmente concluyen si la situación de acoso es real o resulta un problema puntual o de otro tipo. 
 
Se crearon dos grupos intentando que quedaran representadas en ellos las distintas discapacidades. Uno de los grupos era de niñas de secundaria (entre 12 y 16 años) y el otro de jóvenes de bachiller (de 16 a 18 años). En esas edades todas ellas suelen ser usuarias de móviles y de hecho es quizá el mejor instrumento para la denuncia por el fácil uso y acceso a estos dispositivos. 
 
El testeo sirvió para elaborar algunas preguntas, atendiendo a las sugerencias de estos dos grupos, como la que propone preguntar por los tirones de pelo, en el acoso físico, más que por las patadas u otro tipo de agresiones, o la pregunta para el acoso social que dice: “¿Te eligen la última?”, y que las niñas y jóvenes han señalado como una cuestión habitual con la que se sienten discriminadas. “Estas dos reuniones de contraste han servido para que ellas incorporen matices a las preguntas para detectar situaciones de acoso escolar”, explica Esther Castellanos.
 
La dinámica que prepararon en Murcia fue asumida con interés por todas las niñas y jóvenes que colaboraron y que ahora están expectantes, según relata Lajarín, y deseando probar la demo antes de su uso definitivo. La presidenta de la Comisión de Mujeres e Igualdad de CERMI Región de Murcia valora esta dinámica de manera muy positiva, aunque reconoce que hubo momentos difíciles: “Había silencios escandalosos, como por ejemplo ante preguntas del tipo ¿te eligen siempre la última? En otros casos, las niñas se miraban entre ellas y esas miradas eran muy elocuentes. Nos dimos cuenta, con las técnicos de la comisión de mujer, de que no te dicen nada, pero lo que no verbalizan es lo que te está dando pistas de las situaciones que están viviendo”.
 
Ilustración del cuento 'Marcela, la inventora de palabras'Y fue esta dinámica también la que concluyó que la aplicación debe dar pistas de lo que está pasando, con mensajes también directos, “te está pasando esto…”, o “habla con…”. Y que los mensajes fueran muy intuitivos y fáciles, explica Lajarín: “están acostumbradas a que todo sea tan inmediato que buscan que la aplicación también tenga ese aspecto de respuesta inmediata, no complejas, con mensajes fáciles”. Por otro lado, según Castellanos, “las chicas de Murcia también sugirieron que la aplicación incluyera el empoderamiento, un refuerzo positivo que trabajase la autoestima de las usuarias”. 
 
Además de todo lo señalado, la aplicación cuenta con documentos de apoyo o ayuda, como es ‘Marcela, inventora de palabras’, un cuento contra el acoso escolar creado por el CERMI y Save the children, o el estudio ‘Acoso y ciberacoso’, que elaboró el CERMI junto a Fundación ONCE, entre otros recursos.
 
Logotipo del Ministerio de Educación y Formación profesionalEn cuanto a las posibilidades que ofrece esta aplicación de visibilizar el acoso contra niñas y adolescentes con discapacidad, nos explica Esther Castellanos, que “de los datos que arroje finalmente el uso de la aplicación, se podrá saber cuántas veces se descarga; cuántas personas han hecho uso del servicio de ayuda; cuántas del chat de la Fundación Anar y cuántas han rellenando el test; además, las familias pueden ver los resultados de lo que han contestado sus hijas”.
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación Vodafone España. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.

¿Dónde estamos?

Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España