Síguenos en

  • Ir a Cermi en facebook.
  • Ir a Cermi en twitter.
  • Ir a Cermi en Linked in.
  • Ir a Cermi en Instagram.
  • Ir a Cermi en Youtube.

CERMI.ES semanal el periódico de la discapacidad.

viernes, 18 de diciembre de 2020cermi.es semanal Nº 418

Ir a Cermi en Instagram.

"3,8 millones de personas con discapacidad,
más de 8.000 asociaciones luchando por sus derechos"

Crónica

Primera persona en soledad

18/12/2020

Curiosamente, este año de pandemia y confinamiento había sido elegido por el CERMI para abordar una cuestión que, de siempre, acecha con mayor intensidad a las personas con discapacidad, como es la soledad. Así, en 2020, el CERMI ha trabajado en una campaña de toma de conciencia sobre la soledad no deseada que sufren las personas con discapacidad mayores. En esta breve crónica que cierra un año tan difícil, recogemos algunos testimonios de personas con discapacidad que han sufrido situaciones de soledad no deseada.

Mujer mayor sola en un banco'SOS Soledad, yo también cuento' pertenece a la estrategia de contestación activa SOS Discapacidad y está dirigida a alertar sobre esta causa de exclusión de la comunidad, llamar la atención a la sociedad hacia esta discriminación y lograr activar a las personas que actualmente sufren esa soledad obligada de forma que puedan participar nuevamente en la sociedad. 
 
Tras varios encuentros, conversatorios y entrevistas, la campaña culmina dando paso a testimonios anónimos de personas con discapacidad mayores que han sentido esa soledad, como Lourdes, que expresa así de contundente su sensacion primera: "La soledad no es buscada, te cae encima sin quererla. Se siente un vacío enorme dentro y a veces lloras y no sabes bien por que". Y lo que es peor, ante la discapacidad el problema se agudiza, según su propio testimonio: "Si tienes discapacidad, hay mas soledad. Los "amigos" desaparecen y la familia se distancia de ti".
 
Juan Francisco, por su parte, combate este duro sentimiento de soledad no deseada con una actitud positiva: "Lo tomo a modo de meditación sobre mí mismo". Explica que los peores momentos de soledad los vivió en la adolescencia y que el principal apoyo para superarlo ha sido su familia. Fuera de esa familia, afirma que la discapacidad provoca "discafobia y capacitismo en la sociedad". 
 
Pilar asegura que la soledad le ha provocado más de un problema de salud, cree que "estar solo cuando uno no quiere es un peso que se paga, es un problema que no se soluciona fácilmente, hace falta ayuda, pero ¿quién te ayuda si estás sola?". Asegura en su testimonio que la discapacidad le ha servido para hacerse fuerte, pero no siempre lo consigue, "tener una discapacidad a menudo lo complica más", asegura. 
 
En otro testimonio Carmen asegura que "el derecho a formar parte de la comunidad se niega a muchos colectivos por ser distintos de la minoría". Y afirma: "Pensamos que la socialización es un derecho garantizado, y no es así”. Para ella, lo peor es ese especial “dolor” que produce la “soledad acompañada, la que se vive cuando se está rodeado de gente".
 
Para terminar, las palabras de una mujer que hablaba sobre la soledad en tiempos de Covid, en un momento histórico que ha endurecido mucho más las circunstancias vitales de muchas personas, y así lo expresaba: "Estamos perdiendo derechos, pero sobre todo cariño y afecto". 
 

El recorrido de un año

 
Mujer mayor hablando por teléfonoA lo largo de 2020 la campaña ha puesto el acento en varios temas, elegidos porque afectan de manera significativa a las personas mayores con discapacidad que sufren soledad no deseada. A principios de año, este boletín daba cuenta de la creación de la Red de Envejecimiento Activo del CERMI con el objetivo de promover el empoderamiento de las personas mayores con discapacidad, ofreciéndoles, además, un espacio de participación que contribuya a visibilizar a este grupo social.
 
Esta iniciativa, impulsada por la Comisión de Envejecimiento Activo del CERMI Estatal, presidida por Álvaro García Bilbao, se enmarca en este proyecto ‘SOS Soledad’, que cuenta con la financiación de los fondos recaudados gracias a la ‘X Solidaria’ del IRPF.
 
Tal y como se ha venido recordando en distintos espacios creados por el CERMI a lo largo de este año, la soledad no deseada es un problema social creciente al que las personas con discapacidad se encuentran más expuestas y que golpea especialmente a las personas mayores, por eso, advierte además de que dentro de las personas mayores con discapacidad que sufren esta lacra, la prevalencia es mucho mayor entre las mujeres.
 
Por este motivo, también este boletín dedicó un espacio especial para plasmar esta realidad, y lo hicimos gracias a la colaboración de Esther Castellanos, consultora de la Fundación CERMI Mujeres, que escribió un artículo sobre "Soledad y mujeres mayores con discapacidad".
 
A mitad de año, en un encuentro virtual organizado por Fundación ONCE, ‘La soledad no deseada, la más insidiosa forma de exclusión’, el presidente del CERMI desgranaba los principales elementos que influyen para incrementar el “aislamiento social” que sufren muchas personas con discapacidad, “sin necesidad de que exista un cartel que diga expresamente a la persona con discapacidad que no es bienvenida”. Entre estos factores destacó las carencias en materia de accesibilidad física, sensorial y cognitiva de múltiples entornos y servicios.
 
Una mano con la piel arrugada apoyada en un bastónOtra razón que incrementa el riesgo de sufrir soledad no deseada, según detalló, es que “muchas decisiones de nuestras vidas no dependen de nosotros, sino que están residenciadas en otras personas. En ocasiones, tenemos poco o nulo poder sobre nosotros mismos y dependemos de entornos familiares, elementos del entorno, administrativos o judiciales, entre otros”. 
 
Así, pidió reforzar la apuesta por la autonomía personal y los apoyos necesarios para la toma de decisiones cuando sea necesario, porque “hay muchas personas con discapacidad que no están empoderadas vital y existencialmente y su vida está atravesada de dependencias y supeditaciones, lo que supone un caldo de cultivo que asfixia”.
 
En este mismo encuentro, la secretaria general de Fundación ONCE, Teresa Palahí, lamentaba que la soledad sea un problema que afecta de manera agravada a las personas mayores o con discapacidad, dado que afrontan dificultades añadidas como la falta de accesibilidad de viviendas para poder salir libremente de sus casas.
 
Gracias a la colaboración de Jesús Martín, delegado del CERMI para la Convención de la ONU y los Derechos Humanos, se añadía a esta campaña de soledad una nueva perspectiva, como es la ruralidad. Así expresaba él esta realidad: "Asociaría la soledad con otra cuestión importante, puesto que la mirada de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad todavía no ha permeado en el mundo rural. En lo rural se sigue viendo a la persona con discapacidad como ese ser al que hay que proteger, al pobrecito, al que se sigue tratando con el diminutivo en su nombre, que nace de la conmiseración, de la protección y que provoca una situación muy lacerante".
 
"Es verdad que la soledad lleva poco tiempo en la agenda de la España vaciada", continuaba Jesús Martín, quien apelaba de nuevo al CERMI para abordar esta cuestión: "El CERMI ha hecho una apuesta importante contra ella, pero no soy optimista... La soledad tiene que conectarse con los Derechos Humanos, con liberarnos de barreras, de muros, de opresiones, de esos cuidados mal entendidos. En el entorno rural, las personas con discapacidad seguimos silenciadas y prácticamente inertes". 
 
Finalmente, en un artículo reciente firmado por Álvaro García Bilbao, presidente de la Comisión de envejecimiento activo del CERMI, afirmaba tajante: "Las investigaciones extienden sus referencias acerca de que la soledad, particularmente la soledad no deseada, puede dar lugar a una afectación del estado emocional y anímico con aumento de la sintomatología depresiva, estrés, infecciones, tensión arterial, enfermedades cardiovasculares, alimentación inadecuada por abandono personal y, finalmente, riesgo de muerte y suicidio". 
 
En otro encuentro organizado por el CERMI, García Bilbao habla de la soledad no deseada como uno de los mayores riesgos para el deterioro de la salud y un factor que favorece la dependencia y asegura, rotundo, que "el individualismo de la sociedad actual propicia la aparición del sentimiento de soledad". 
 
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia

Con el apoyo de:

  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Secretaría de estado de servicios sociales. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de El Goberno de España - Ministerio de Asuntos sociales, unión europea y cooperación. Abre una ventana nueva.
  • Logotipo de la Hablamos de Europa Abre una ventana nueva.

    ¿Dónde estamos?

    Calle Recoletos, 1 Bajo, 28001 Madrid - España